EL EGÓDROMO XLVI

Por Luis Mac Gregor Arroyo

Fotografía de wikilmages en pixabay.com

 hoyoblanco.com.mx

Supersonic: A la velocidad de aviones que rompen la barrera del sonido, aparece y se retira para ayudar a los desvalidos. Es discreta y, por lo mismo, pocas veces se apersona. Cuando su corazón se emblandece ayuda a quien lo requiere con extrema desesperación. Para lograrlo hace acopio del conocimiento adquirido, tras conocer lo valioso de la lectura durante sus estudios. Esto le ha generado un sentido crítico, para analizar las situaciones antes de actuar. Ello no sólo le ha permitido actuar sin temor sino con precisión. Esto le ha granjeado la admiración de varios, y el amor de un católico. Si este fructificara o no, ya es otra historia. En su ansia de conocimiento ha buscado la verdad con varios gurús. Sin duda muchos le dejaron que desear. Tal vez siga en la búsqueda, pero sin duda tiene algo en qué pensar cuando se encuentra con el gran Jesús, quien tiene chocolatines en una mano y en la otra dulces de tamarindo. El pobre cae tan bajo, que es difícil creer en él. Lo raro es que a él le funcionan las cosas… No es fácil conquistarla pues es más fácil que le la imagen del órgano sexual masculino a quien la pretende, que abrirle su corazón al amor. Pero su valor deja muy atrás todo otra virtud o crítica hacia ella. El comensal: “Hasta el mismo presidente reconoce su honestidad”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s