EL EGÓDROMO PARTE CXXXVII

Por Luis Mac Gregor Arroyo
Fotógrafo Engin Akyurt en Pexels-Pixabay
hoyoblanco.com.mx

El Irlandés: De carácter terriblemente fuerte cuando se disgusta; pero de gran corazón. Este afanoso descendiente de los clanes de su nación, se mantiene fiel a sus raíces. Las cuales son más antiguas que las de los testarudos escoceses. Como buen lugareño a Cristo ha seguido y mal no le ha ido. Aunque, curioso del mundo ha gustado de buscar otros caminos. Quien sabe, uno nunca sabe lo que un irlandés en su obstinado carácter, puede terminar haciendo. Brody Movies de seguro le paga una lana por estar con ellos. Aunque sea por echarles la mano de productor. El señor se cotiza bien y con su porte perfecto ahora sonríe con mayor holgura. La madurez rinde sus frutos y a él, ahora, le saben mejor. El comensal lo ve y dice: «La mejor, sin duda, fue la cuarta; aunque una quinta hubiera estado bien». Ahí va ese irlandés ajustándose el saco y presuroso como buen galán, no desea llegar tarde a su cita. Hoy va a conquistar… tal vez vaya a una isla.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s