Pueblos mágicos

Luis Navarro García

Madrid, España, 8 de septiembre del 2021

Recordando en concreto uno de mis viajes por la vasta geografía de la república mexicana quedé sumamente impactado por la belleza de uno de esos “pueblos mágicos” que no es otro que Real del Monte (Hdgo.)

Sin lugar a dudas que su elevación impone, no obstante, estamos hablando de la población habitada más elevada de México (2700 mts sobre el nivel del mar), sin embargo, su belleza impone aún más.

Dos hombres en el siglo XVIII fueron fundamentales para el crecimiento y desarrollo de la minería, y la consolidación de Real del Monte como unos de los centros mineros más importantes del México Virreinal: Pedro Romero de Terreros y José Alejandro Bustamante.

De Pedro Romero de Terreros diremos que fue el Conde de Regla, (Nacido en la población onubense de Cortegana, España, 10 de junio de 1710 y fallecido en Huasca de Ocampo, virreinato de Nueva España, 1781), uno de los hombres más ricos del mundo en su tiempo, noble y hombre de negocios afincado en el Virreinato de la Nueva España. Se dedicó a la explotación de minas y de haciendas, así como a distintas actividades de patrocinio y filantrópicas. Se dice que fue el fundador del “Sacro Real del Monte de Piedad de Animas” que más adelante llegaría a ser el Monte de Piedad de México.

Continuando con la historia de este bello pueblo mágico, a finales del siglo XIX llegaban colonias inglesas a México, en su inmensa mayoría para explotar yacimientos mineros en el estado de Hidalgo. Sírvanos como muestra Real del Monte, en la que se pueden apreciar todavía a día de hoy gracias a su buen estado de conservación, esos retazos, recuerdos y restos de la cultura anglosajona que conviven actualmente con la siempre alegre y variopinta mixtura de colores y sabores mexicanos.

Estos empezaron a jugar al fútbol nada más deshacer las maletas, como quién dice, y es curioso que los inicios de este deporte tal y como lo conocemos a día de hoy en México se remonten a la creación de ese primer club Pachuca Athletic fundado precisamente por técnicos ingleses de la Compañía minera Real del Monte allá por noviembre de 1892.

Desde La Real del Monte partí a Huasca de Ocampo, primer pueblo mágico de México, y más concretamente a la Hacienda de Santa María de Regla. Una de las construcciones más impresionantes realizadas por el hombre durante el siglo XVIII, y construida precisamente por don Pedro Romero de Terreros. Quedé asombrado por la belleza de aquel paraje, por su ubicación en aquella gran barranca custodiada por aquellos gigantescos prismas.

Destacar al margen del marco natural en el que se hallaba emplazada la Hacienda, la capilla de esta con una fachada estilo barroco. Otros atractivos serían el acueducto y la mazmorra en donde en otros tiempos se empleó para encerrar a los enfermos de viruela y sarampión.

Se cuenta que, bajo el encanto de esta Hacienda, testigo muda de decenas de filmaciones de series de tv y películas, existen un sinfín de laberintos y túneles secretos que se utilizaron hace muchos años para el transporte de plata y oro.

Desde la Hacienda de Santa María de Regla, partí hace el enclave natural de los prismas basálticos.

Formaciones de prismas volcánicos de hace aproximadamente 2,5 millones de años, en su inmensa mayoría verticales, pese a que hay alguno horizontal. Se originaron como causa del enfriamiento de lava tras las diversas erupciones volcánicas.

Si algo lo diferencia a los prismas basálticos del estado de Hidalgo es una pequeña garganta donde el agua que proviene lo hace de la presa de San Antonio Regla.

El fenómeno de los prismas basálticos no es común, y hasta ahora se han constatado su existencia en Hawái, en el condado de Antrim (Irlanda del Norte), en la Gomera (Islas Canarias), en Devergasteinn (Islandia), en Aci Castello (Sicilia), o en la isla de Skye (Escocia).

Ya eran conocidos por las poblaciones locales, los prismas basálticos de Santa María Regla, sin embargo, no fueron conocidos a lo largo y ancho del estado de Hidalgo hasta que en 1803 Alexander von Humboldt, un barón alemán que recorría México conoció dichas formaciones y las plasmó con un grabado que permitió darlos a conocer en los círculos intelectuales de Europa.

Un comentario sobre “Pueblos mágicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s