MI POSICIÓN POLÍTICA EN TORNO A LA CULMINACIÓN DEL PROCESO DE SELECCIÓN INTERNO DE MORENA

Juan Pérez Medina

Morena es el partido que nos dio la esperanza. Después de las batallas a favor de la democracia y por el respeto al sufragio y, posteriormente, contra las reformas estructurales de los neoliberales, morena se convirtió en la herramienta que el movimiento necesitaba para la lucha por el cambio de régimen de manera legal y pacífica.
En sus documentos básicos destaca como uno de sus seis objetivos, “la transformación democrática y pacífica del país, como objetivo superior” (Capitulo dos: definiciones esenciales, Articulo 2, inciso a), cuestión que es motor esencial en la lucha por otro país posible.
Los que llegamos de la izquierda y la lucha popular abrazamos este objetivo y nos sumamos a la lucha electoral como la vía para transitar hacia un régimen político democrático y antineoliberal. Fuimos así protagonistas de su fundación y, posteriormente, de su consolidación como partido político.
Cuando iniciamos este proyecto partidista en 2015, pocos fueron los que creyeron en él. Caminamos casa por casa e invitamos a muchos de nuestros compañeros de lucha en el campo sindical, campesino y popular. Casi nadie quiso sumarse. Menos aquellos para los cuales sus expectativas políticas se establecen en relación costo-beneficio.
En ese entonces, estuvieron ahí los mismos que hoy han llegado para apoderarse del partido y convertirse en los beneficiarios de lo que significa morena hoy. Sin ideología alguna, van de un lugar a otro, siempre buscando estar por encima de los militantes. Así ha ocurrido este 2021 con la elección de candidatos a los diferentes cargos en disputa a nivel federal y local.
Consideran que somos cortos de memoria, que no los conocemos. Que creemos en sus frases manidas y llenas de parafernalia. Dicen hoy lo que ayer negaron y se abrazan ahora de quien antes vilipendiaron. Pero nosotros tenemos la culpa de que nos pasen por encima, pues hemos sido incapaces de actuar con organización y determinación en momentos cruciales. Y volverán a pasar.
Aprovechando nuestra situación, la dirigencia se encargó de poner en bandeja el partido para todos aquellos que sin más escrúpulos se empeñaban buscando un lugar de relevancia política. Para hacerlo posible pasaron por nuestros principios y de manera inmoral realizaron actos denigrantes en contra de nuestros documentos básicos: principios, programa y estatutos.
Se ha agraviado al partido y a sus miembros, pero, sobre todo, se ha hecho con sus propósitos los cuales han quedado en entredicho. La base militante y los simpatizantes de morena y sus principales aliados del campo popular están aún absortos preguntándose ¿cómo fue posible que pasara esto? El partido ha sufrido una metamorfosis que lo coloca ya en el centro, con claras bifurcaciones hacia la derecha. Para algunos el camino tomado ya no tiene retorno; para otros, es la antesala de su total defenestración. La lista de candidatos a diputados locales en la entidad, dada a conocer apenas, es una muestra de todos los terribles males que nos aquejan. De ella, pocos se salvan. Pareciera que se apuesta a perderlo todo, por que en esta apuesta no tenemos posibilidades de ganar, pues hasta una victoria es una derrota.
Estamos viendo cómo un partido que se jacta de ser democrático está circunscrito a la voluntad de unos cuantos. Es increíble que la democracia se haya convertido en rehén de un pequeñísimo grupo que determina quién, cuándo, cómo y en dónde se deciden las cosas relevantes, estratégicas, a nombre de la militancia que es su razón de existir.
En la convocatoria emitida por el CEN del partido, se obligó a todo aquel que quisiera registrarse a aceptar los resultados sin cuestionarlos. Con ello se dejó claro que los resultados podían ser manipulados a favor de sus propósitos, como así sucedió. Es demasiado evidente, en el caso de la entidad, en relación con la Coalición con el PT. De acuerdo al candidato electo por morena para gobernador, se suscribió un complemento a la Coalición en donde se aceptaba que donde fueran 4 a encuesta, uno sería por el PT y tres por morena. Al final, sólo los petistas propusieron y los registrados por morena no fueron considerados. Igual sucedió con las listas de plurinominales, tanto federal como estatal; en este caso, el CEN reservó los primeros diez lugares y cuatro lugares respectivamente, justo donde van los que están en línea de seguridad. En ambos casos es evidente que se trató de una burda maniobra que acabó como una burla.
En la designación de candidatos hubo violaciones graves a nuestros principios, evidenciando la falta de compromiso con la lucha histórica de México por la democracia, la justicia y el bienestar. Resultaron candidatos quienes no se registraron, quienes aún son parte de gobiernos de otro signo político, quienes no cumplen con la norma estatutaria, como por ejemplo ocurrió con la lista de los candidatos a diputados federales por representación proporcional, designando a quienes llegaron tres años antes por esa vía, en contravención a lo estipulado en el Artículo 13° del estatuto que menciona con claridad que “Si el origen de un cargo de legislador es la vía plurinominal, no podrá postularse por la misma vía a ningún otro cargo de manera consecutiva.” (Capitulo tres: disposiciones democráticas, Articulo 13). No hubo pudor alguno. Fuera quedaron los mejores cuadros del partido como ocurrió en 2018.
Siendo nuestro movimiento antirreeleccionista, se han vuelo a designar candidatos a quienes aún están en funciones para el mismo cargo. Para lograr lo anterior el grupo parlamentario de morena votó las leyes secundarias a fin de hacer efectiva la reelección, contra la que luchó Madero y el actual presidente.
Priistas, panistas, perredistas y toda clase de fauna fueron ungidos como candidatos de morena contraviniendo lo establecido en el Artículo 3° de nuestros Estatutos vigentes que en su inciso i establece lo siguiente:
Artículo 3°. Nuestro partido MORENA se construirá a partir de los siguientes fundamentos:
i. El rechazo a la subordinación o a alianzas con representantes del régimen actual y de sus partidos, a partir de la presunta necesidad de llegar a acuerdos o negociaciones políticas pragmáticas, de conveniencia para grupos de interés o de poder.
La inmensa mayoría de los elegidos no son nuestros candidatos, sino el resultado de componendas y compromisos llenos de pragmatismo electoral que sólo conviene a quienes las llevan a cabo.
No cabe duda que los caminos de la redención política son inexpugnables. Los otrora adversarios son ahora los verdaderos representantes de la 4ª. Transformación. Y sin chistar, nos piden que votemos por los nuevos redentores… del presupuesto.
Ante este estado de cosas, debemos preguntarnos si vale la pena brindar un voto de confianza a estos personajes cuyo pasado inmediato los hace inelegibles ante nuestros principios fundamentales. Yo creo que no vale la pena votar por quienes no son resultado de procesos democráticos y transparentes y, además, de que muchos de ellos gozan de mala reputación o son identificados con los partidos del régimen anterior y la corrupción.
Y, como los caminos de la redención política son inexpugnables, creo que también lo son y éstos sí de verdad, la diversidad de veredas para fortificar la Cuarta Transformación. Los adversarios que hoy son nuestros candidatos no son nada confiables para llevar a cabo las tareas que necesitamos realizar en la entidad y el país. Nos pasó con Lily Téllez y aquí, en la entidad, con Mayela Salas y Wilma Zavala y no podemos volver a arriesgarnos de nuevo.
Mejor organicemos al pueblo. En comunidades y barrios para la defensa de su territorio, desarrollando programas de prevención de la salud, de fomento de la cultura, de mejora de la educación y el deporte, de recuperación y aprendizaje de nuestros principios éticos, de defensa del agua como un bien común, del cuidado del medio ambiente y extensión de las áreas verdes, de la lucha contra las adicciones, de la práctica de la igualdad sustantiva de género y el pleno respeto de los derechos de las mujeres y de los grupos LGBT y del cuidado de nuestros adultos mayores; de la promoción y organización de la producción, y el comercio, de la generación de mecanismos de ahorro colectivos sin lucro y con carácter social y de cooperativas y, por supuesto, de la seguridad de cada uno de sus habitantes.
Organicémonos para denunciar a los enemigos de la 4ª. Transformación. La burguesía neoliberal que insiste en recuperar el gobierno para profundizar el despojo de los bienes nacionales y la explotación de nuestros trabajadores. Preparémonos para movilizarnos de manera cotidiana ante sus intenciones. Para desmontar el poder político que aun detentan en el poder judicial y los organismos autónomos que aun nos desafían. Necesitamos echar atrás de manera completa las reformas estructurales que ellos aprobaron. La energética, la fiscal, la educativa, la laboral y la del sistema de pensiones.
Si es necesario, habrá que formar un nuevo partido que tenga por objetivo estas tareas. Qué se asuma como un verdadero partido de izquierda cuya práctica política no sea el dicho y se reconozca por la conducta ética de quienes lo integran.
Por el momento, es indispensable hablar con los candidatos de los partidos nuevos. Saber cuál es su compromiso y tratar de hacer avanzar a quienes más nos puedan garantizar a la hora de realizar los cambios que necesitamos. Importa el partido, pero hoy importa más que los que nos representen sea, los mejores, los de mayor compromiso y, esos hay que buscarlos. Los que consideren que pueden contribuir desde otra trinchera ante la actitud de exclusión del partido deben hacerlo sin miramientos. Es mejor así que dejar avanzar a las rémoras.
Preparémonos y no le fallemos al presidente. Es hora de asumir por nuestra cuenta las tareas sociales de la historia, sobre todo de la historia inmediata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s