No es un cuento chino, aunque nos gustaría que así fuera

Luis Navarro García

Madrid, España, 6 de mayo del 2021

Esperábamos con ansias que acabara el tan nefasto 2020 y fue empezar el 2021 y España fue azotada por la mayor ciclogénesis jamás conocida. Un país entero sepultado bajo la nieve durante una semana como si de la desangelada y helada Siberia se tratara.

Pasaron unas semanas y las lluvias y los vientos volvieron a hacer de las suyas, derribando miles de árboles y colapsando nuevamente el país.

Llegaron las vacunas de Astrazeneca que más que vacunas parecen fármacos transgénicos experimentales y no sólo se disparan las nuevas cepas, sino que encima comienzan a morir vacunados con Astrazeneca en Europa.

Y ahora… nos llega en el día de hoy, hace escasas horas esta noticia relativa a un cohete chino que lanzaron este pasado 29 de abril al espacio y que según parece, averiado, viene de vuelta hacia la tierra sin control.

El Pentágono y el comando Espacial de EE.UU. están al tanto y rastrean la ubicación del Long March 5B en el espacio, pero su punto de entrada exacto a la atmósfera de la Tierra no se puede identificar hasta unas horas antes de su reentrada, que se espera alrededor del 8 de mayo», ha explicado en un comunicado el portavoz del Departamento de Defensa de EE. UU., Mike Howard. «Hasta entonces, el 18 Escuadrón de Control Espacial ofrecerá actualizaciones diarias de la ubicación del cuerpo del cohete e información adicional a medida que esté disponible».

Las autoridades chinas como no, lo han negado, pero los fragmentos de uno de sus cohetes se van a estrellar en la Tierra en los próximos días. En la zona de riesgo está Europa, incluida España, incluido Madrid.

Desde el Partido Comunista Chino se asegura que “no hay peligro” y que todo obedece a la “exageración occidental de la amenaza china”.

Las principales agencias espaciales internacionales y los organismos de defensa de medio mundo están en alerta debido a la inminente caída de los restos de un enorme cohete chino. Se trata de la primera etapa del Long March 5B, que fue lanzado al espacio la pasada semana con el primero de los módulos que integrarán la nueva estación espacial china.

Tras llevar a cabo la tarea de poner en órbita las nuevas instalaciones, parte del cohete, que medía casi 50 metros, volverá a ingresar en la atmósfera. Aunque previsiblemente la mayoría de estos trozos se desintegren antes de llegar al suelo, el problema es que algunos restos sobrevivan. Y se desconoce el lugar y la fecha exactas en las que acabarán cayendo.

En este momento se sabe que la inclinación orbital de la etapa central Long March 5B es de 41,5 grados, lo que significa que el cuerpo del cohete podría aterrizar a latitudes tan al norte las ciudades de Nueva York, Madrid y Beijing, y tan al sur como el sur de Chile y Wellington, Nueva Zelanda. Sin embargo, esto no quiere decir que esas localidades sean los lugares marcados en los que pueden caer los escombros espaciales, sino que delimitan una franja que rodea todo el globo y que es susceptible de recibir los restos (aunque la mayoría de todo ese terreno es agua, por lo que lo más probable es que acaben en el océano). De hecho, los astrónomos han querido tranquilizar a la población afirmando que en la mayoría de casos, este tipo de cuerpos normalmente cae en los océanos (que suponen el 70% de la superficie terrestre).

El Pentágono está intentando rastrear el cohete. De momento sí saben que ha orbitando a la altura de Nueva York, Madrid o Pekín, pero saber el punto de entrada aún es difícil debido a la gran velocidad a la que se desplaza. Regresará a la atmósfera de la Tierra entre este sábado 8 de mayo y el lunes 10, lo que genera preocupación sobre el lugar donde pueden impactar sus restos.

Miguel Gilarte, presidente de la Asociación Astronómica de España dice que la probabilidad de que el proyectil caiga sobre Madrid es ínfima, sin embargo, ahí está. Todo pendiente hasta que tengamos la certeza de en qué punto exacto de la atmósfera hará su entrada.

Un comentario en “No es un cuento chino, aunque nos gustaría que así fuera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s