La cooperación de USAID

Por. Atilio Alberto Peralta Merino

albertoperalta1963@gmail.com

Desconocimiento  por demás grave,  el que muestra la agrupación  Mexicanos Vs La Corrupción respecto al historial de la USAID, al pretender clamar sobre un eventual supuesto derecho a la cooperación internacional; cabe destacar , por lo demás que,  de no haberse presentado el percance del “Cerro del Chacoaco” en Coronango el día de Nochebuena de hace dos años, ciertamente  Martha Alonso ocuparía el sitial del gobernador Barbosa, y, asimismo el liderazgo opositor que hoy se despliega habría sido  ostentado por  Moreno Valle y no por  Claudio X.

Los informes técnicos en la ocasión vertidos por la Dirección General de Aeronáutica Civil., esgrimieron que el motor de la aeronave no observaría falla técnica alguna; dejando establecida la ruptura de la autoparte en cuestión, a la sazón el actuador del helicóptero,  y el derrame subsiguiente del combustible, señalándose que éste iba cargado con 286 litros de turbosina; quedando entonces, por  dilucidar:  si el incendio observado en el sitio del siniestro se corresponde con la intensidad que ha de provocar una llama alimentada por más de un cuarto de tonelada de un combustible, dotado de mucho mayor octanaje, del que al efecto corresponde a un motor convencional de gasolina.

En consecuencia, quedaba pendiente de explicarse, aun cuando ello no está en la atribución de la dirección de aeronáutica, sino en la que corresponde a la instancia ministerial competente del caso, el hecho de que el vuelo en cuestión, al no hallarse programado, hubiese podido ser objeto de manipulación, dando una orden de vuelo con carga insuficiente de combustible de manera deliberada, ello sí, con dolo directo criminal de por medio.  El informe previo había señalado que la nave se empezó a ahogar en el vuelo hasta que se paró el motor, conociéndose casos, por cierto, en los que la ineficiente combustión incide precisamente en el colapso de los actuadores que observan fallas previas.

Teniendo en cuenta que todo piloto profesional por regla debe verificar la carga de combustible, no deja de llamar la atención que, en la ocasión, el vuelo no se encontrase programado, habrá quién acaso pudiera pensar en una operación propia de inteligencia militar, en momentos en que la CIA y el comando norte contaban con un enclave específico en Chachapa, nada más y nada menos que la Academia Internacional de Policía.

Por las fechas en que el helicóptero “Augusta” habría de desplomarse en “el cerro del Chacoaco”, la prensa internacional se refocilaba con los despachos informativos derivados de la detención del corredor de bolsa estrella de Nueva York Jeffrey Epstein, encausado ante la corte por su afición a las orgías con muchachas sumamente jóvenes, a las que solían estar invitados los personajes más connotados del poderío político de la ciudad de Washington.

Compartía primeras planas, con el seguimiento que el FBI daba al influyente productor cinematográfico de Hollywood Harvey Weinstien, inclinado, tanto a disfrutar de los favores sexuales de las estrellas de la “gran pantalla”, como a compartir dichos favores también con los grandes personajes de la Unión Americana.

Decir que no existen las casualidades suele conducirnos al fácil y simplista expediente de que existe una voluntad personal omnímoda, como la de Dios, que todo lo determina. Por supuesto que existen las casualidades en el sucederse de los acontecimientos, pero si estos se suscitan en determinadas circunstancias, es porque el acontecer público se encamina deliberadamente en una dirección específica, al menos en los más altos mandos de los diversos sitiales de este mundo.

En medio del terrible escándalo que en su momento se suscitara a consecuencia  de la detención de la periodista que denunciara las redes de pederastia existentes y la subsiguiente filtración de las conversaciones telefónicas que daban cuenta de la coparticipación de hombres poderosos en la consecución del hecho, se designaría a Richard Kern Lorden como asesor honorario del gobierno local,  lo que, constituía  en sí mismo, un hecho de una gravedad infinitamente mayor en sus implicaciones y consecuencias que la detención misma de la periodista.

Inmediatamente después de haberse desplomado el helicóptero, el gobierno nacional anunciaría la cancelación de toda cooperación con los Estados Unidos y que dejaría de recibirse la asistencia de aquel país en la capacitación policial que se imparte en la academia ubicada en la población de Chachapa, asistencia que se recibía, precisamente por conducto de USAID.

Un comentario en “La cooperación de USAID

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s