El Libertador en México. Bolívar ciudadano mexicano 9

Miguel Santa María y el Plan de Casa Mata

¿Tuvo algo que ver El Libertador en la caída del emperador Agustín I?

Por: Raúl Jiménez Lescas

José Manuel de Herrera. Óleo/tela 98 X 74 cm. Anónimo. Galería de Cancilleres. Claustro de Tlatelolco, SRE.

Sería temerario afirmar que El Libertador tuvo algo que ver en la conspiración contra el emperador Agustín I, pero su ministro plenipotenciario, don Miguel Santa María sí. Como referimos no era ni colombiano ni venezolano, sino jarocho, nacido en el puerto de Veracruz en 1789. Desde su desembarco a su puerto natal, dejó en claro las ideas bolivarianas, en la misiva enviada al ministro José Manuel de Herrera (Caballero gran cruz de la Orden Imperial de Guadalupe) del 23 de marzo de 1822. Entonces el ministro bolivariano tenía 33 años de edad y transpiraba ideas republicanas por todos lados, en su nación que transitaba del virreinato al primer Imperio Mexicano, es decir una monarquía moderada.

Bertha González Cosío biógrafa de José Manuel Herrera (primer ministro plenipotenciario insurgente enviado por el Congreso a EEUU desde Puruarán en 1815 y primer ministro de Iturbide), nos recordó: “Miguel de Santa María era de origen mexicano, pero llegó al país como ministro plenipotenciario de Colombia. Al arribar a Veracruz dirigió al ministro Herrera una nota, en la cual le hacía saber que Colombia consideraba que las relaciones con México eran de gran interés para los dos países, pues debían ligarlos vínculos estrechos de paz y amistad, ya que estaban llamados por la naturaleza a prestarse en forma recíproca oficios de fraternidad y asistencia. Herrera le contestó aceptando su nombramiento cerca del gobierno del Imperio y recordó que Santa María, al lado de Rocafuerte, había pertenecido a los grupos de Nueva Orleans con el padre Mier y con Mina.”.

Herrera y Santa María se podían entender muy bien; el primero, había ingresado a las filas del generalísimo José María Morelos, el segundo, apoyó la Expedición de Francisco Xavier Mina. Herrera vio la Consumación de la Independencia de México en 1821, Santa María la República de Colombia con su presidente libertador, Simón Bolívar. Sin embargo, la falta de reconocimiento tácito del ministro bolivariano del emperador Agustín I, provocó una crisis diplomática que terminó con la expulsión de Santa María.

La biógrafa lo recuerda así: “Ejemplo de ello fue el grave problema que se suscitó con el ministro Santa María; en un principio, sus relaciones con las autoridades mexicanas habían sido cordiales, pero, debido a las ideas republicanas de Santa María, el Ministerio se enfrentó a su primer problema diplomático. Se sospechaba que el ministro de la Gran Colombia [República de Colombia] participaba activamente, con el padre [fray Servando Teresa de] Mier y su grupo de conspiradores, en contra de Iturbide. Herrera, quien seguía ocupando la Cartera de Relaciones del Imperio, se vio forzado a dirigirse a Santa María en agosto de 1822 y pedirle que se sirviera reconocer en forma explícita, el gobierno imperial. Al no recibir respuesta afirmativa, en octubre optó por regresarle su pasaporte y acusarlo formalmente de actividades ilícitas en contra del emperador. Se le dieron seis días para abandonar el país”.

En su transitar de la ciudad de México a Veracruz, la conspiración contra el emperador Agustín tomó cuerpo en el pronunciamiento del general Antonio López de Santa Anna. En estos alborotados días, el emperador prefería que se le llamara “Agustín por la Divina Providencia y por el Congreso de la Nación, primer emperador Constitucional de México y gran maestre de la Orden Imperial de Guadalupe”.

¿El ministro bolivariano Santa María conspiró con su antiguo colega, fray Servando Teresa de Mier contra el emperador de la Orden Imperial de Guadalupe? Santa María negó los cargos, pero regresó poco después para seguir con su labor encomendada por la República de Colombia. Se sospecha que, al llegar a su puerto natal, también conspiró con el mismísimo Santa Anna pronunciado contra Agustín I, emperador por la Divina Providencia y el Congreso Mexicano.

El blog del AGN recuerda esos días conspiradores: “A inicios de diciembre de 1822 en la provincia de Veracruz el militar Antonio López de Santa Anna junto con un grupo de partidarios republicanos se pronunciaron en las calles del puerto en contra del emperador Agustín de Iturbide, haciendo un llamado a la reinstalación del Congreso, el cual meses atrás había sido disuelto por el emperador.”. El pronunciamiento pasó a la historia como el Plan de Casa Mata. Entre los conspiradores se encontraba una antiguo insurgente y hombre de todas las confianzas del generalísimo Morelos, el también veracruzano, Guadalupe Victoria, que será el primer presidente de la República Mexicana.

Las sospechas sobre los jarochos eran evidentes: Santa María conspiró con fray Servando Teresa de Mier y Francisco Xavier Mina contra la corona española; Guadalupe Victoria del alto mando insurgente, pero Santa Anna era un viejo ex realista que cambió el uniforme a Trigarante y, a fines de 1822, se pronunció por la abdicación del emperador Agustín I.

No hay evidencia que el ministro bolivariano haya participado de las reuniones conspirativas contra el Imperio Mexicano, pero para mí, las sospechas pueden ser disipadas cuando, en febrero de 1823, el pronunciamiento de Casa Mata tiene un aliento no monárquico: “El Plan de Casa Mata” en algunos puntos puede ser considerado el antagonismo de los Tratados de Córdoba mismos que permitieron a Agustín de Iturbide poder acceder al trono del Imperio Mexicano, ya que sostenía  que la soberanía residía esencialmente en la Nación y a pesar de reconocer la personalidad del emperador como representación nacional quedaba subyugado a las deliberaciones del Soberano Congreso.

“Asimismo, el Ejército Imperial sólo se comprometía a respetar la integridad del Emperador sin embargo los cuerpos que componían dicho ejército solamente debían juramento a sostener a toda costa la representación nacional misma que recaía en la representación nacional del Congreso.”.

El Plan de Casa Mata abrió paso a la abdicación del primer emperador de México y su tránsito a la primera República en 1824, cuyo primer presidente fue Guadalupe Victoria. Curiosamente, ahí estuvieron presentes en esa complicada transición de monarquía a república, tanto fray Servando Teresa de Mier, como el ministro bolivariano, Santa María.

Tampoco resulta curioso que Mier propusiera el nombramiento de Simón Bolívar como ciudadano mexicano y, que el congreso mexicano firmó un “Tratado de Unión, Liga y Confederación Perpetua entre México y Colombia”, el 3 de octubre de 1823.

Quizá toda la labor del enviado por Simón Bolívar a México se podría despejar sí reconocemos que Santa María en realidad se disfrazó de “Capitán Chinchilla” para escribir con ese seudónimo en el periódico El Sol en pro de la República (5 de diciembre de 1821-22 de mayo de 1822, cuando Agustín de Iturbide prohibió su publicación debido a que el periódico le había presentado una “ruda y verdadera oposición”.).

Yo creo que hay que dispensar a Simón Bolívar de intervenir en asuntos del Imperio Mexicano, pero hay que estarle muy agradecidos por haber tenido el tino de nombrar a un jarocho como su ministro plenipotenciario. El jarocho conspiró contra el virreinato, contra el rey Fernando VII en pro de la Constitución de Cádiz de 1812, contra el virreinato junto a fray Servando y Xavier Mina… ¿Y con los conspiradores del Plan de Casa Mata contra el emperador Agustín?

La respuesta está flotando en el aire.

En la siguiente entrega: la carta antimonárquica de Simón Bolívar.

                Plan de Casa Mata, 1 de febrero de 1823, Archivo General de la Nación, Fondo Fernando Iglesias Calderón, caja 2, exp. 5, fs. 225.

Fuentes:

El Sol. En: http://www.hndm.unam.mx/consulta/publicacion/verDescripcionDescarga/558ff93e7d1e325230861545.pdf

AGN. Resguarda el plan que terminó con un Imperio. En: https://www.gob.mx/agn/es/articulos/agnresguarda-el-plan-que-termino-con-un-imperio?idiom=es

Cancilleres de México 1811-1910. México. SRE/Instituto Matías Romero de Estudios Diplomáticos. 1992.

Rafael Heliodoro Valle, compilación, prólogo y notas, Bolívar en México. 1799-1832, 2a. reimp., México, Acervo Histórico Diplomático, Secretaría de Relaciones Exteriores, 1993, pp. 37-40.

Cartas del Libertador, compilación de Vicente Lecuna, Caracas, 1929, II:413-14.

Luís A. Canela Morales y Héctor Strobel. Los Tratados de Córdoba y la Consumación de la Independencia. Bicentenario de su Consumación. 1821-2021. México. Secretaría de Cultura/INEHRM/Gobierno de Veracruz/Colegio de Veracruz, 2021.

Vicente Lecuna, compilación y notas, Simón Bolívar. Obras completas, La Habana, Cuba, Editorial Lex, Ministerio de Educación Nacional de los Estados Unidos de Venezuela, 1947, t. I, pp. 606-607.

Discurso en el Congreso Constituyente de México pidiendo que se le confiera a Bolívar el nombramiento de ciudadano honorario de la República Mexicana. El Sol, 18 de marzo de 1824. Disponible en <http://www.hndm.unam.mx/consulta/publicacion/visualizar/558075bf7d1e63c9fea1a446?intPagina=2&tipo=publicacion&anio=1824&mes=03&dia=18&gt; (Consultado 10/06/2021).

Augusto Mijares, prólogo; Manuel Pérez Vila, compilación notas y cronología; Gladys García Riera, bibliografía, Doctrina del Libertador, Venezuela, Fundación Biblioteca Ayacucho, 3a. edición 2009.

Simón Bolívar. Ciudadano de la República Mexicana, Homenaje al Libertador en el Bicentenario de su nacimiento, México, Cámara de Diputados LII Legislatura, 1983, pp. 25-27.

Por la libertad: Bolívar y México. Antología Documental. Áurea Dominga Ávila Rojas / Diana Guadalupe Pérez Moncada (Compilación documental, introducción, semblanza y cronología). México. INEHRM. 2020 (Series Antologías INEHRM).

Rafael Pérez Gay. Esquina donde vivió el libertador Simón Bolívar. CDMX. Centro Histórico. Recuperado el 17/08/2021, en: https://www.cdmx200lugares.com/esquina-donde-vivio-el-libertador-simon-bolivar/#.YRyhtY5KjIU

Manuel Romero de Terreros. Una casa habitación del siglo XVIII en la ciudad. México. Anales del IIE/UNAM, Volumen I, número 4, 1939.

Un comentario en “El Libertador en México. Bolívar ciudadano mexicano 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s