4T: AMLO, CAMBIO DE PENSAMIENTO – Diputado 501

Antonio TENORIO ADAME

La magna concentración en el Zócalo capitalino para celebrar el Tercer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, desbordó los ánimos y abrió expectativas a continuar promoviendo el bienestar de “primero los pobres”.

POR LA NEGATIVA

El presidente destacó entre todos los avances registrados en el periodo de su gobierno, el cambio de mentalidad del pueblo mexicano, dijo: «En tres años ha cambiado como nunca la mentalidad del pueblo, que eso es lo más importante de todo, la revolución de las conciencias, el cambio de mentalidad, eso es lo más cercano a lo esencial, a lo mero principal, y eso es lo más cercano a lo irreversible, pueden darle marcha atrás a lo material pero no van a poder cambiar la conciencia que en este tiempo ha tomado el pueblo de México».

Entre la diversidad de temas que tocó su discurso, sin duda este es el más revelador del ritmo y orientación del cambio político que se registra, ya que los avances en asumir un nuevo pensamiento son más tardíos, por lo que respecta al reemplazo de la figura del rey como figura dominante de poder durante los tres siglos de la Nueva España, no fue sino hasta 1835 en que su imagen se desvaneció, otros olvidos han sido más difíciles de borrar, tal es el caso de la Guerra de Reforma que pese al triunfo del poder laico, siguió presente la imagen religiosa aún en los debates de la Constitución de 1917, más difícil fue desvanecer la derrota de la Guerra de 1848 con la pérdida de más de la mitad del territorio. En cambio, ahora se ofrece un triunfo, deseado como definitivo, sobre un poder que se envileció con el autoritarismo, primero, y luego sumada la corrupción con la presuntuosa fantasía de convertirnos en potencia alterna de nuestros vecinos del norte, fue así como lo ejerció el partido único hegemónico y luego el partido del neoliberalismo.

Todas las naciones, recuerda Renan, requieren de la memoria y del olvido, una para recordar sus orígenes y comprender lo que son, y el olvido es indispensable para borrar aquello que ha sido tan doloroso que amenaza con su desintegración

POR LA AFIRMATIVA

Hoy se transita en el posneoliberalismo a una etapa de consolidación de un régimen sin corrupción y con políticas de bienestar social, el presidente destacó que dentro de la pandemia no se cayó en una “crisis de consumo”, misma que es difícil de concebir en un país de alto índice de carencias. El problema es la reactivación, o sea una insuficiencia en la producción y el empleo.

A los graves problemas sanitarios se añade una de dependencia, creada por el acuerdo de aranceles de mayor vulnerabilidad de alimentos, con una migración del campo, llevada a levantar cosechas del oeste de Estados Unidos, el embate de las comunidades originarias sufren de su despoblamiento, el país se industrializa con la maquila en la frontera norte y la meseta central, se trata de un territorio en riesgo de sufrir separación entre los sitios de mayor desarrollo y los que son marcados por la marginalidad del Pacífico sur, sin expectativa de ser incluidos en los proyectos de desarrollo.

Entre las medallas que se exhiben las más preciadas son el alza de los salarios mínimos y el valor total de las remesas que envían los migrantes mexicanos desde los Estados Unidos, son logros del nuevo realineamiento derivado del Tratado México, Canadá y Estados Unidos que tienden a homologar la diferencia salarial prevaleciente, unos y otros, son envíos de la población nacional que dejó el suelo patrio por consideraciones forzadas generadas por el desempleo.

Festinar los montos de las remesas tiene la contrapartida de reconocer la falta de seguridad económica para brindar fuentes de empleo. Los 10 millones de mexicanos residentes en Estados Unidos es una población expulsada de su lugar de origen, cuyo desempeño en el exterior debe ser valorado socialmente y reconocido como cooperación internacional.

AMLO ha declarado a favor de la integración competitiva de la América del Norte, México, Canadá y Estados Unidos. Un pronunciamiento en apariencia de aceptación generalizada sin embargo implica involucrarse con la potencia capitalista de mayor injerencia terrestre, luego es un gran riesgo asumirnos como integrante de territorio regional norte. Ni disponemos de vocación bélica agresora ni contamos con capacidad logística que evite un ataque del exterior, más bien somos un país pacifista dispuesto a exigir y a dirimir los conflictos por el diálogo y la diplomacia.

DICTAMEN PASA A EFECTOS CONSTITUCIONALES

A mitad de su periodo el presidente Andrés Manuel dispone de una elevada aceptación social, alrededor de 68 por ciento, es considerado el segundo mejor gobernante a nivel mundial, la movilización popular en la Plaza de la Constitución reafirma su liderazgo social, sin embargo se mantiene su confrontación con un sector social dentro de un esquema de polarización, al que se tienden a sumar personalidades comprometidas históricamente con los avances democráticos, como ocurre con Carmen Aristegui y el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, quienes han vertido opiniones y versiones informativas con base en la libertad de expresión y razón fundada en la verdad.

Las fuerzas ciegas del poder no admiten sean escuchadas voces de razón, los dioses pierden a los hombres del poder, a pesar de que los orígenes de la democracia que gobierna requirió del valor, la osadía del desafío, con los riesgos de represión y persecución, hoy obstáculos superados; no obstante persisten puntos débiles que rechazan y condenan cualquier señalamiento que no acepte los “informes absolutos” de lo alcanzado, o lleguen a rozar la “órbita sagrada familiar” como si la forma de gobierno fuera la monarquía.

El proceso de consolidación de la democracia no ha concluido, la herencia del actual régimen es aún reversible, depende del grado de aceptación o inserción con el proyecto de dominio de Norteamérica, se requiere por tanto de mantener y ampliar el ala democrática impulsora de un proyecto de nación soberana, con capacidad de mercado e impulsora de la paz.

Porque no se debe fragmentar la fuerza democratizadora de México, sino como alguna vez elevara su canto, aquel invencible combatiente de la dignidad humana, el poeta León Felipe: “Voy frenando el vuelo, porque no se trata de llegar primero, sino todos juntos y a la vez”, o sea “unidos para vencer”.

Un comentario en “4T: AMLO, CAMBIO DE PENSAMIENTO – Diputado 501

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s