Diputado 501. ELECCIONES: ¿NOSTALGIA O CATARSIS?

Antonio TENORIO ADAME

El relevo constitucional de los Gobiernos de seis entidades ha sido, ante todo, un primer ensayo del cierre de sexenio, es decir, el preámbulo del escenario en que se darán las elecciones presidenciales en junio de 2024.

El clima de paz social es evidente, la seguridad del ganador afirma que Morena ganará en el 2024, aunque falta saber ¿Cuál Morena? Y ante tanta confianza surge lo inesperado, dos hechos prenden las alertas; el paro camionero en reclamo de aumento de tarifas, y la denuncia de Porfirio Muñoz Ledo del apoyo del narco a Morena, ¿Un pronóstico de lo que veremos?

El Presidente excluyó a Porfirio al mencionar como causa de su acusación, “la edad y la nostalgia”, sin valorar si existe “verdad o razón”, por tanto ser viejo carece del derecho a pensar.

En relación con el bloqueo camionero fue desarticulado por los operativos de la administración de Gobierno y reacusado de falta de compromiso en la mejora de la calidad del servicio.

Los usuarios de los servicios se tranquilizaron ante la recuperación de la movilidad urbana, pero el problema se mantiene y volverá a plantearse por los mismos y otros muchos más, porque es el asunto de la inflación marcada por el acelerada depreciación de la capacidad adquisitiva de la moneda, una relación condicionada entre los precios y los salarios, un problema que escapa incluso al gobierno federal.

A los camioneros no se le puede aumentar tres pesos, pero el subsidio a la gasolina para contener su precio es del orden de 400 mil mdp, que significa el 81 % del apoyo otorgado al plan antinflacionario, para evitar que el costo de transportación impacte en los precios de las mercancías. Sin embargo, este plan se acusa de regresivo y a favor de los núcleos urbanos a partir de la clase media a superior ingreso.
Persiste la incertidumbre, sobre todo ¿Cuánto durará el subsidio a las gasolinas?, hay quien supone que el precio en los expendios se modificará una vez pasadas las elecciones, tal como ha ocurrido en el pasado. ¿Y será cierto?
POR LA AFIRMATIVA
ANGUSTIA O AUTOCRITICA

Si las declaraciones de Porfirio Muñoz Ledo son producto de la melancolía hay que despreocuparse pero si son certeras, avaladas por la verdad y la razón, la angustia debe ser suplida por la autocrítica y la catarsis de no persistir en el error e recuperar el sentido y valor del Estado de liquidar las amenazas y agresiones de violencia del crimen.
Muñoz Ledo es un político que piensa y habla, lo hace bien por lo general, forma parte de sus procedimientos habituales, siempre sujetos a la atención, de otra manera tendría que probar que existe un acuerdo entre el Estado y el narco, cuyo mentís de entrada se da por la persecución realiza el Gobierno Federal en concordancia con el de los Estados Unidos en el combate al Cartel de Jalisco Nueva Generación.
Otra situación que es posible en la denuncia de quien fuera un disidente del PRI en la formación del nuevo surgimiento del Frente Democrático Nacional en 1988, a partir del cual se configuraron los derechos civiles de los mexicanos en un sistema de pluralismo democrático, tendría que resolver la conjetura sobre si el Estado mexicano ha sido rebasado por el narco o si ha sido contenido en el acuerdo de una armisticio de respetar posiciones bajo control.
Las respuestas son muy díficiles de obtener, evidencias de caso existen, como: inmovilización de personal electoral en Sinaloa el día de la votación, 6 de junio 2021, o el reforzamiento del cacicazgo de Coyomeapam Puebla, de Aracelí Celestino, cuyas secuelas de violencia son la desaparición de defensores de derechos humanos , además tres personas asesinadas victimas de la represión por la policía del Estado.

Una valoración coloquial sobre las condiciones de violencia imperantes, se dice que en Colombia presenta un choque entre el Estado y los criminales de la droga, mientras que en México cada vez más se acentúa una guerra de orden civil, ¿será?

Es muy grave que el Estado sea cómplice de los carteles de la droga, aún resulta desmesurado que sea rebasado por esos grupos, El Estado debe evidenciar su función primordial de otorgar seguridad a los miembros de su composición, es ahí donde surge una demanda indispensable,
¿Qué pretendiente a la Presidencia reúne las prendas necesarias de otorgar seguridad a los ciudadanos mexicanos?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s