Manifestación del sábado 23 contra la gestión de la pandemia

Luis Navarro García

Madrid/ España

Hay una verdad oficialista que es la que se impone por tv y otra científica no oficialista que está intentando abrirse paso entre la maraña de medios de comunicación comprados por el gobierno. Este pasado sábado 23 de enero de 2021 miles de madrileños y personas venidas de otras provincias salieron a la calle en la que ha sido hasta ahora la manifestación con mayor número de convocantes contra las medidas y la gestión de la plandemia. Llevada a cabo en pleno centro de Madrid, saliendo desde la Glorieta de Atocha y finalizando en la Plaza de Colón, donde al término de la misma, se leyeron varios manifiestos.

Sin ir más lejos este pasado año 2020 en plena crisis de Covid19, en el mes de febrero, el gobierno de España destinó 25 millones de Euros de ayuda a las principales cadenas de tv. Ahora, hace unos días, en fecha 19 de enero de 2021 en el BOE (Boletín Oficial del Estado) se ha aprobado una ayuda de 112 millones de euros a cadenas y emisoras de radio. Las principales están compradas emitiendo el mensaje que el gobierno 

quiere transmitir, discriminando de negacionista a todo aquel que piensa distinto a la única verdad oficial. Cuestionar, pensar, preguntarte, es un delito.

Desde el momento en el que censuran la opinión de quienes no piensan como ellos, es evidente que no quieren que salgan a la luz ciertas 

cosas. Están tapando la boca a millones de personas en las principales redes sociales, cancelando cuentas, inhabilitando los perfiles temporalmente o definitivamente, e incluso anulando cuentas de WhatsApp. Los principales medios de comunicación, científicos y Big Tech son cómplices de este fraude.

Aquí no se niega que exista un virus, ni que este mate, eso no se niega. Lo que se pretende es abrir los ojos al resto de la población que solo asiente y no cuestiona ninguna noticia llegada de ningún medio comprado, y mucho menos la verdad oficial del gobierno. Si viviésemos en un mundo con libertad de expresión se podría dar nuestra opinión, pero, no. No se puede dar. Vemos en esta crisis que sólo hay una verdad, y el resto de opiniones son demonizables. Es un delito pensar diferente, pero sobre todo que no 

nos dejen expresarnos y sacar nada que ellos no quieran a la luz.

La OMS ha dicho siempre que las mascarillas no son recomendables en personas sanas, porque producen enfermedades a medio y largo plazo. No se llega más que al 17% de oxígeno con ella. La mascarilla solo está indicada para el tipo de personas que tienen sintomatología. No se puede ir respirando nuestro propio anhídrido carbónico todo el día. Según la OMS las mascarillas quirúrgicas no previenen de ser contagiados con algún virus. Sin embargo, nuestros gobiernos obligan a llevarla a personas sanas, e incluso a los niños. Están interesados en que todo se prolongue…

Los test PCR no están indicados para resolver la infección del virus covid19. Los test PCR amplificados a más de 40 ciclos arrojan entre un 90 y 100% de falsos positivos según The New York Times. El estado reprime desde hace ya un tiempo al ciudadano, intentando instalar el N.O.M. (Nuevo orden mundial) censurando y tildando de delito todo aquello que se aleje de la única verdad oficial. Si hay que sacudir se sacude, si hay que callar se manda a callar ¿Realmente se puede hablar de pandemia con una tasa de letalidad tan baja?

Ya sabemos que nuestro gobierno contabiliza como positivo cualquier falso positivo que del test PCR y todo esto se traduce en euros, dado que la U.E. por cada caso que se dé, aporta dinero. Es un negocio. ¿Os habéis fijado que ya no se habla de tasa de fallecimiento, sino de contagio? ¿Os habéis fijado que de repente ya nadie enferma de gripe?

Sin ir más lejos, la tasa de positividad en Austria cae del 12% al 0.4% al reemplazar los test PCR por pruebas de flujo lateral.

¿Cómo sabía Bill Gates en 2015 que en 2020 llegarían pandemias?

Cualquiera sabe hoy día que el virus se produjo en el laboratorio de Wuhan, y que no salió de una sopa de un mercado.

Partiendo de esa base y teniendo en cuenta el cáliz que este asunto está tomando y hacia adonde nos quieren llevar, ¿realmente no es para cuestionar y hacerse preguntas? Todo esto se traduce en inflar los números para seguir llevando el plan de instauración del N.O.M. y la “Agenda 2030”, donde Soros, entre otros 

pretende instaurar un estado totalitario comunista a nivel global, pero para que todo eso suceda, hay que empezar por arruinar la economía y llevar a la quiebra a millones de personas y negocios, hasta ver los países completamente aniquilados, y a los niños adoctrinarlos y obligarles a ir al colegio con mascarilla y vivir conociendo este nuevo orden mundial, sin que conozcan la libertad.

Interesa alargar el estado de alarma, interesa confinar, interesan los toques de queda, interesa cerrar a cal y canto la hostelería y el comercio generando millones de desempleados, interesa seguir hundiendo el país hasta más no poder para poder instalar el N.O.M. totalitario y progresista.

Un estado comunista global, donde los sueldos caerán empicados y se prostituirá al ser humano para trabajar por migajas. La extinción de la clase media, eso es lo que pretenden y la desaparición de la propiedad privada. ¿Qué no te vacunas? No pasa nada, el gobierno te incluirá en una lista negra (que ahora llaman cartilla de vacunación) de personas que no se 

han vacunado por parte del gobierno. No podrás viajar, no podrás desplazarte, habrá empresas que despedirán por el mero hecho de no vacunarte o que no te admitirán en ella si no lo estás.

Cada día son más y mayores las prohibiciones por parte del gobierno. Cierre de comercios y hostelería a las 21 pm. En casa todo el mundo a las 22.00 pm.

Prohibido congregarse más de 4 personas.

Prohibido hablar en el transporte público.

Eso sí, los transportes públicos llenos hasta la bandera. Las oficinas llenas de personas de distintos núcleos familiares, trabajando codo con codo durante 9 horas diarias, pero no pasa nada. Sin embargo, no pueden reunirse más de 4 personas a tomar algo o cenar. Es decir, usando el transporte público no te contagias, y en la oficina tampoco, pero cenando a partir de las 22pm sí.

Cada día se pierden más libertades y derechos esenciales y alzar la voz es contradecir la versión oficial y es un delito. Con el siguiente virus que “se le escape” a China, no quedaremos ni uno. Lo de China es una vergüenza, ¿Cuántos virus han salido de China en la última década? Alguno les tendría que funcionar, y ha sido este. El año pasado tuvieron que sacrificar 200 millones de cerdos por peste porcina, ¿hasta cuándo se va a consentir que China ponga contra las cuerdas al planeta entero? ¿En cuántas empresas europeas va a entrar China ahora a precio de saldo? ¿Por qué censurar y tachar de bulo a un Premio Nobel? Por qué se usa hidroxicloroquina, un medicamento para la malaria, ¿para tratar SARS-Cov2? ¿Por qué se usan antirretrovirales como los usados contra VIH? Este hombre (y otros antes) han afirmado la presencia de material genético del VIH en este virus. Afirma que de parásito de la malaria también. Tiene todo el crédito y quizás la comunidad científica y los medios de comunicación estáis tapando la verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s