La agenda presidencial

Héctor Tenorio Muñoz Cota

Imagen de portada Redes sociales Twitter

Los rumores sobre la enfermedad del mandatario mexicano, que causó zozobra y desamparo en la sociedad, fue producto de una mala estrategia de comunicación de Andrés Manuel López Obrador, y forma parte de las contradicciones que ha tenido en su accionar como líder.

Él ha centralizado todas las decisiones de comunicación y ha edificado un culto a la personalidad que exacerba el presidencialismo.

Su objetivo desde que era jefe de gobierno de la Ciudad de México ha sido marcar la agenda política. Siempre ha planteado que todos los reconocimientos y críticas sean para él anulando a los demás políticos, por lo que no es extraño que haya un manejo del poder desde La Mañanera, el cual fue vulnerado por su enfermedad, que desnudó la fragilidad de su esquema, ya que al ausentarse provocó un vacío que llenó la oposición para marcar la agenda y obligarlo a responder tardíamente.

Cabe aclarar que la estrategia de sus detractores fue un efecto y no la causa. En tales circunstancias, requiere de mayores equilibrios (apoyarse en otros personajes) y presentarse en La Mañanera como estadista y no como una mezcla de líder social y Jefe de Estado. Esto le ayudaría a tener más capacidad de movilidad ante otra eventualidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s