Historia del 8 de marzo III

¿Cuáles fueron los debates y temas más importantes discutidos por las mujeres socialistas, sufragistas y feministas de 1910?

Por: Raúl Jiménez Lescas

Ellas saben que es necesario luchar

y morir en la lucha por la libertad.

La lucha contra la guerra,

y la lucha por la libertad,

no pueden librarse sin las mujeres.

Clara Zetkin, Basilea, 1912.

Ya sabemos que fue Clarita Zetkin y sus compañeras socialistas, feministas y sufragistas, las que propusieron al Segundo Congreso Mundial de Mujeres de 1910, iniciar la conmemoración del Día Internacional de la Mujer (que en ese entonces se entendía como la “mujer trabajadora” en lo particular). Un año después, en marzo de 1911, se concretó la resolución del Segundo Congreso en varios países europeos: las alemanas, la fuerza más importante de la Internacional de Mujeres, danesas, austriacas, suizas, inglesas, francesas entre otras. Sin embargo, las conmemoraciones no iniciaron el 8 de marzo sino en diferentes fechas.

En 2011 fue el centenario de esa gesta y, este 8 de marzo de 2021, el 110 aniversario. Fue hasta 1914, cuando las alemanas, suecas y rusas conmemoraron el 8 de marzo como el Día Internacional o Mundial de la Mujer.

Antecedentes

Por iniciativa de las socialistas alemanas, cuya figura más visible era Clara Zetkin, se convocó a la “Primera Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas”, misma que se verificó en la ciudad de Stuttgart, Alemania, el 17 de agosto de 1907, a la cual asistieron cincuenta y ocho participantes de Europa, India y Japón, informó la Internacional Socialista de Mujeres.

Aleksándra Kolontái escribió al respecto: “Un nuevo peligro amenaza la dominación de la burguesía: las trabajadoras están adoptando resueltamente el camino de la organización de clase internacional.”.

En dicha conferencia se votó conformar una “Secretaría Internacional de la Mujer” a cargo de Clarita Zetkin. Es importante resaltar que las mujeres reunidas en Stuttgart, acordaron luchar por el sufragio a la mujer, ya que, en esos tiempos, solamente votaban los hombres, excepto en Nueva Zelanda y Finlandia donde las mujeres habían conquistado el derecho al voto.

Este enorme avance de la organización de las mujeres socialistas, sindicalistas, sufragistas y anarquistas fue posible, gracias al desarrollo del movimiento sindical y socialista tras la constitución de la “Primera Internacional” en Londres, Gran Bretaña en 1864, la Comuna de París de 1871, la huelga del 1o de mayo de 1886 en Estados Unidos de América y Canadá y, la conformación de la “Segunda Internacional” en 1889, por lo que el movimiento sindical y socialista, había alcanzado un grado de madurez, organización y experiencia acumulada de casi un siglo de luchas, si consideramos al movimiento Luddita de 1810, como las primeras rebeliones laborales contra la explotación capitalista.

¿Qué temas debatieron esas extraordinarias mujeres en 1910?

Según diferentes medios, al Segundo Congreso Socialista Internacional de Mujeres en Copenhague, Dinamarca, asistieron más de 100 delegadas de 17 países, incluida la delegación estadunidense [la sindicalista Luella Twining (1871-1939) y May Wood-Simons]. Por la delegación rusa, apareció por primera vez,

Aleksándra Kolontái, quien logró, años después que la URSS adoptara oficialmente el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer y se fuera creado el Zhenotdel (Departamento de la Mujer) en 1918.

Los temas fueron variados y no exentos de algunas diferencias y fuertes debates, pero podemos clasificar los siguientes temas:

1. Solidaridad femenina que ahora se llama “sororidad”. Las mujeres de 1910 la entendían de la siguiente manera: “La conferencia amplió y fortaleció las relaciones entre las mujeres socialistas de varios países y, aquí y allá, aumentó la comprensión común de las características centrales del movimiento. Para algunas, arrojó luz y clarificó la actitud socialista fundamental en muchas cuestiones importantes, mientras que para otras condujo a nuevas y fructíferas sugerencias para la práctica. Así que nadie volvió a casa de las reuniones con las manos vacías, y las que tenían cosas que ofrecer en un tema se beneficiaron en otros.”.

2. Conciencia de clase: Las féminas lo entendieron en los siguientes términos: “La conciencia apreciativa y edificante de esta interacción sólo puede ayudar a fortalecer los lazos que unen a las compañeras de todos los países en su voluntad de trabajar de la manera más uniforme posible al servicio del gran objetivo compartido del socialismo.”.

3. Red de Mujeres. La entendieron así: “… hacer más regulares y firmes las relaciones internacionales entre las compañeras de todos los países, hubo muchas propuestas y sugerencias de cosas que ya existen, como el intercambio internacional de publicaciones de mujeres socialistas, el envío de correspondencia a una oficina central para una mayor difusión, etc. Por supuesto, tales propuestas vinieron de compañeras que sólo recientemente, o casi nunca, habían entrado en contacto con el Secretariado Internacional”.

4. Voto Universal a la mujer. Fue de los temas más discutidos, ya que las mujeres no votaban en el mundo, salvo las dos honrosas excepciones ya mencionadas. “Sin duda, lo más destacado de la conferencia fue la discusión sobre el sufragio femenino. Una vez más, se hizo evidente cómo, tan pronto como se debaten las principales cuestiones de principio, los debates adquieren sustancia interna, fuerza e impulso. Y ese fue el caso aquí también. Aquellas compañeras presentes que estaban familiarizadas con la situación y sabían que un número nada despreciable de importantes compañeras inglesas – a pesar de todas las resoluciones aprobadas por los congresos sindicales y del partido en su propio país y el Congreso Internacional Socialista en 1907 – lamentablemente estaban luchando junto a activistas burguesas por los derechos de las mujeres por un sufragio femenino restringido. Para aquellas compañeras familiarizadas con esta situación, estaba claro desde el principio que las discusiones no girarían en torno a la cuestión de los medios, sino al objetivo mismo.”.

5. Bebel, defensor de los derechos de la mujer. La elocuencia es evidente: “En conclusión, cabe señalar que la conferencia tuvo el placer de recibir una carta de August Bebel. El tormentoso aplauso con el que las delegadas recibieron la carta y la propuesta de enviarle el agradecimiento profundo y los más cálidos deseos de la conferencia, fue testimonio de la profunda admiración que las compañeras de todos los países tienen por este gran defensor de los derechos del sexo femenino y de la liberación de la clase obrera.”.

Los debates y resoluciones, así como la importancia de las delegaciones femeninas en la Segunda Conferencia son una expresión de que la lucha de las mujeres estaba encaminada a tomar el cielo por asalto.

Dejo a que hablen las propias luchadoras:

“Pero nos parece más importante resaltar el valioso trabajo que se ha realizado en Copenhague [Dinamarca]. Estimulará el trabajo futuro de las compañeras en todos los países, lo hará más uniforme, más claro y se convertirá en una parte cada vez más valiosa de la lucha proletaria por la emancipación. Nuestro más profundo agradecimiento debe ir a los camaradas daneses, así como a las organizaciones políticas y sindicales que están tras ellas, que hicieron posible y exitosa la conferencia de Copenhague, y que se aseguraron de que las horas de esfuerzo y trabajo se enriquecieron con una infinitamente amable y cálida hospitalidad.

Avanti.”

Fuentes:

El Segundo Congreso Socialista Internacional de Mujeres en Copenhague. Publicado por primera vez en Die Gleichheit , No 25. 12 de septiembre de 1910.

Alexandra Kollontai. International Women’s Day. First Published: Mezhdunarodnyi den’ rabotnitz, Moscow 1920. Translated: Alix Holt 1972. Transcribed: Tom Condit for marx.org, 1997.

Alexandra Kollontai. International Socialist Conferences of Women Workers. Alexandra Kollontai: Selected Articles and Speeches. Progress Publishers. 1984. First Published: International Socialist Conferences of Women Workers 1918, abridged. Transcribed: Sally Ryan for marxists.org, 2000. Proofed: and corrected by Chris Clayton 2006. Proofed: and corrected by Chris Clayton 2006.

Internacional Socialista de Mujeres. En: http://www.socintwomen.org.uk/es/history.html

The First Hundred Years. International Politik. London. 2007.

Los orígenes del Día Internacional de la Mujer. En:

https://weeklyworker.co.uk/worker/1337/supplement-womens-day-established/#fn3

Traducción: Enrique García para Sin Permiso

Un comentario en “Historia del 8 de marzo III

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s