La Cuarta Transformación en Michoacán

La Cuarta Transformación en Michoacán  

Mario Ensástiga Santiago  

Con el pesar del grave accidente del Metro en la Alcaldía de Tláhuac en la CDMX, lugar donde viven familiares y grandes amistades.  

Mayo de 2021  

Durante los días que van de este año, en Michoacán los partidarios y seguidores de MORENA y la 4t han manifestado en muchas ocasiones, a lo largo y ancho del territorio del estado, que los principales objetivos frente a la jornada del próximo 6 de junio es alcanzar la mayoría en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y ganar la gubernatura de la entidad, la mayoría del Congreso Local y los ayuntamientos. En otros términos, se afirma es “para traer la 4t a Michoacán”.  

Como contraparte, la dinámica interna de MORENA de ineficientes y poco democráticos, transparentes mecanismos de elección de los dirigentes y candidaturas, además de los términos de las convocatorias que permiten que cualquier hijo de vecino se registre en busca de una candidatura, las tómbolas y consultas etc., las alianzas electorales con partidos como el PT, el PES, Verde Ecologista y personajes de mala fama pública, el pragmatismo electoral, la frágil y prácticamente inexistente institucionalidad partidaria y el exacerbado protagonismo individual de AMLO y el culto a su  personalidad son, sin duda, problemas; más los constantes y virulentos ataques de la derecha, en conjunto son razones de sobra para preocuparnos en cuanto al avance y consolidación de la cuarta transformación de la República.    

La confrontación de los últimos meses entre AMLO y MORENA frente al INE y el Tribunal Federal Electoral, los posicionamientos políticos del PAN, PRI y PRD y buena parte de la clase empresarial, son una clara manifestación de la lucha de clases de nuestros días; disputa entre dos proyectos de Nación, el que intenta transformar muchas inequidades e injusticias por décadas para la mayoría de la población y el que quiere seguir con el viejo régimen capitalista neoliberal de grandes privilegios para unos cuantos; así de simple es la cosa, aunque suene a un argumento por demás trillado.   

Los hechos y acontecimiento más recientes, como la cancelación de las candidaturas de Raúl Morón Orozco y Félix Salgado Macedonio, en Michoacán y Guerrero, respectivamente; los diferendos entre AMLO y el Poder Judicial y Electoral del país; las inconformidades internas dentro de Morena por la elección de candidaturas particularmente de los ayuntamientos en muchas partes del país, en un contexto nacional de graves crisis sanitaria, económica, de inseguridad pública y política, han configurado un escenario por demás complejo, de afectación negativa en las preferencias electorales para MORENA y la 4T.  

Las encuestas más recientes a nivel nacional de marzo y abril de este año de empresas de mayor credibilidad, como las de Parametría, El Financiero, Massive Caller, Arias Consultores y Oraculus, esta última que hace análisis y conclusiones prospectivas a partir de las principales encuestas electorales que cumplen con ciertos criterios metodológicos, marcan una cierta disminución electoral de MORENA. Según Oraculus AMLO en el 2019 tenía una aprobación del 79 por ciento, en el 2021 el 63 por ciento; la votación para la Cámara de Diputados en el 2021 es para MORENA 44 por ciento, para el Verde Ecologista el 6 por ciento y para el PT el 4 por ciento; para el PRI y el PAN el 17 por ciento cada uno y para el PRD el 4 por ciento.  

Este interesante análisis de Oraculus, MORENA y aliados obtendrían 54 por ciento de la votación para la cámara de diputados; es decir, no sería mayoría calificada y la coalición del PAN-PRI-PRD el 38 por ciento. No hay duda de que MORENA y aliados electorales obtendrán la hegemonía política electoral en la mayor parte de los 15 estados de la República donde se eligen gubernaturas y en las votaciones intermedias a nivel federal, incluyendo por supuesto a Michoacán. La duda estriba básicamente en los porcentajes y diferencias que se vayan a dar en el recuento final y oficial.   

La situación en Michoacán es parte de ese contexto general, la cancelación de la candidatura del profesor Raúl Morón Orozco a la gubernatura de Michoacán, ante una falta administrativa por negligencia o por falta de experiencia política electoral, las decisiones del Instituto Nacional Electoral y del Tribunal Federal Electoral del Poder Judicial de la Federación, no dejan de ser una sanción extrema e injusta, que ha tenido implicaciones políticas más allá del marco jurídico electoral; insisto, es una expresión de las diferencias e intereses de grupos de poder económico y la 4t.  

La candidatura emergente de MORENA a la gubernatura de nuestra entidad de Alfredo Ramírez Bedolla, sorpresiva y con tan solo escasos 30 días para su posicionamiento político como persona, no es una situación fácil, el reto de ganar la gubernatura es un asunto de la mayor importancia y responsabilidad individual y colectiva a estas alturas de las nuevas circunstancias y avance de las campañas electorales.  

Las encuestas más importantes recientes para Michoacán confirman de manera consistente que la disputa real por la gubernatura está entre las candidaturas de las dos coaliciones electorales, entre Alfredo Ramírez Bedolla y Carlos Herrera Tello, los porcentajes de preferencias electorales en diversos momentos se han comportado de la siguiente manera:  

FechaEncuestadoraCoalición MORENA-PT Antes Raúl Morón Orozco, ahora Alfredo Ramírez BedollaCoalición PAN- PRI-PRD Carlos Herrera Tello
EneroParametría46 %28 %
MarzoMassive Caller36 %23 %
Abril 7El Finánciero43 %37 %
Abril 25Massive Caller33.1%31.8 %
Abril 28Arias Consultores34.2 %31.1 %
Mayo 3El Finánciero38 %37 %

Es evidente que las controversias electorales en torno a la cancelación de la candidatura de Raúl Morón y los conflictos internos de Morena en Michoacán han afectado de manera real, ¿hasta dónde?, eso se verá de manera objetiva hasta el 6 de junio.  

Es un hecho que el importante trabajo político realizado durante prácticamente un año y medio por el profesor Raúl Morón y su equipo, lo mantuvieron por muchos meses como un candidato triunfador, trabajo que está ahora totalmente en apoyo a la candidatura de Alfredo Ramírez Bedolla, quien definitivamente no parte de cero, el equipo moronista realizó una campaña sin candidato y el profesor Morón hizo en privado lo propio.   

Ante estos contextos, la unidad de acción política de MORENA en Michoacán, y me atrevería a afirmar que en el país de toda la militancia y simpatizantes de la 4t, está presente la alta responsabilidad de reflexionar ante las contradicciones principales de la coyuntura política electoral, más allá de las contradicciones secundarias como la de quienes en lo personal no obtuvieron una candidatura y en lo colectivo como grupos internos no lograron avanzar más en busca de la hegemonía política; dichas reflexiones no deben estar ajenas e indiferentes a entender que la principal contradicción y gran problemática, de lo que en verdad y de fondo está en juego, y lo vuelvo a decir, es la disputa de dos proyectos de Nación, el neoliberal o el de la 4t; lo demás es lo de menos.  

Un comentario en “La Cuarta Transformación en Michoacán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s