De la literatura no se vive

Luis Navarro García

Madrid, España, 24 de mayo del 2021

Imagen de portada Redes Sociales Twitter

De siempre se ha dicho en mi país que de la literatura no se vive.

Lamentable y desgraciadamente es una realidad.

Apenas unos pocos escritores de renombre y fama nacional o internacional pueden vivir de ello y solo unos elegidos dentro de ese escogido y escueto “club” amasan una fortuna.

Si esto es así con la literatura en general, llevándolo al género de la poesía el panorama aún es más triste.

Este pasado 23 de abril SS.MM. los Reyes Felipe VI y Dña. Letizia entregaban el premio Cervantes al poeta español Francisco Brines, de 89 años de edad en su humilde domicilio de Oliva (Valencia), quién por cuestiones de salud no pudo desplazarse a Alcalá de Henares a recibirlo en la ceremonia oficial.

Apenas hace unos días, este 20 de mayo fallecía este gran poeta español, de quién muy pocos eran conocedores de él y de su más que dilatada carrera, con más de 30 libros publicados y decenas de galardones, como el premio Adonáis, premio Nacional de literatura, premio Nacional de las letras españolas, el premio Reina Sofía de poesía Iberoamericana o el Cervantes, entre otros tantos.

Hay que estar tocado por una varita mágica para triunfar, destacar o simplemente subsistir de la poesía.

Este pasado año 2020, en plena pandemia y durante el confinamiento me decidí a publicar el que hasta ahora es mi primer libro, siendo éste precisamente de poesías.

Antes de nada, hay que tener claro que se quiere dar a conocer y hacer público todo ese contenido tan íntimo y reservado.

Un contenido que define al autor de arriba a abajo tal cual sin ningún tipo de tapujos.

Algo que nunca antes nadie había leído, tan sólo unos pocos afortunados.

Lo siguiente es la ardua tarea de buscar una editorial con la que publicarlo.

Cualquier autor o creador o artista es receloso de poner su trabajo en manos de cualquiera, así pues, llegar a confiar en una editorial seria que esté por la labor de llevar a cabo tu proyecto no es fácil.

Una vez la encuentras o crees haberla encontrado, se encuentra el envío de tu material, de tu obra, y esperar a que el departamento o área de evaluación emita una opinión sobre si es publicable dicho contenido o no.

Durante unos días te encuentras expectante, hasta que llega ese ansiado mensaje, en el que te comunican que es perfectamente publicable.

Una vez obtenido el visto bueno para la publicación viene elegir el formato, las medidas, el tipo de cubierta y papel.

El siguiente paso es la corrección ortotipográfica, prácticamente en paralelo con el diseño de la portada, contraportada, dibujo o dibujos que ilustrarán dichas tapas, etc…

Una vez se tiene todo validado, se maqueta en formato para impresión y te hacen llegar una copia en formato digital.

Ya por último solo falta la última aprobación para empezar a imprimirlo y distribuirlo por los establecimientos y tiendas online.

Aconsejo muy sinceramente buscar una buena editorial con todo un buen equipo tras de sí de maquetadores, correctores, diseñadores y profesionales para aportar ese extra de calidad a tu libro, en lugar de autoeditarlo con herramientas online de portales web dedicados a este tipo de edición.

Suerte y ánimo a quién quiera o tenga en mente publicar un libro, es un proyecto de vida que merece verdaderamente la pena.

Un comentario en “De la literatura no se vive

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s