EL EGÓDROMO PARTE XLVII

Por Luis Mac Gregor Arroyo

Fotografía de jimmyrage en pixabay.com

hoyoblanco.com.mx

¡Spank!: Al son de “yo te hago perder la razón haciéndote pensar que te pongo los cuernos al prenderte eso”, “te saco tus cuerpos sutiles para que adquieran personalidad y los vuelvo transexuales”, y “consigo, –por tu propio bien–, que ellos me obedezcan para ayudarme a combatir un mar de vicio y perversidad que busca dejarte indefenso”. ¡Spank! Trata llegarle al corazón de este hombre y conquistarlo. Hacerlo sufrir al extremo de la locura; mientras uno es o no consciente de que a uno le ve la cara, es su forma de conquista. Al grado de rebajarse ella a los placeres más degradantes. Para lograr resultados debe llegar hasta el final. Se empeña tanto que es capaz de crear mundos similares al de la realidad de la víctima. Para dejarlo totalmente a su merced. Aunque siempre traiciona al “querido” con otros amores: homosexuales, torcidos mentalmente y “no heterosexuales” gustando del papel de malvada. Está ahí; pero es inalcanzable. Si uno llega a alcanzarla debe dejar de ser lo que es. Su filosofía es que “uno debe ser amado tras ser destruido”. El comensal nunca la entiende: chaparrita, flaquita y atractiva; una mujer quien se ve accesible y sin complicaciones: “¡Es todo lo opuesto a ser honesta y sincera!”. Algunos dicen que es virgen. Eso no es bueno por demasiado tiempo si no se está ecuánime. Se dice que escuchaba a Dios. Ojalá fuera cierto. Tal vez, simplemente, no lo comprendía o ¿escuchaba a dios?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s