EL EGÓDROMO PARTE L

Por Luis Mac Gregor Arroyo

Fotografía de joey Velasquez de pixabay.com

hoyoblanco.com.mx

Tonita: Mujer confundida en los recovecos de la realidad; pero reconfortada por ángeles. Sabe amar, pero por alguna razón desconocida no es bien correspondida. Tan malas rachas ha tenido que ha perdido diez teléfonos celulares en un mes. Ahora es niñera y cuida a un niño dentro de una casa particular. Pese a su lucha diaria, el amor no le sonríe. Por desgracia ese, a veces, se cree que llega cuando las personas se ven forzadas a amar para no perecer.  Así ella hace el amor con su galán mientras “dios padre” lo viola a él por atrás y trata de llenar con su vigor la vagina de la susodicha. Robándole al primero hasta el orgullo ¿Habrá ella sido violada también sin que se diera cuenta? Luego el engaño suele seguir y “dios padre” atonta parcialmente a ese hombre, para que por temor a que le fuera de manera terrible en la vida, le dijera a ella que iban a estar juntos hasta después de la muerte en nombre suyo: Amor forzado y cuando el hombre trata de explicar algo no le dejan ni las ganas de intimar. Las cosas que se dan así, como ilusión, terminan rápido. El comensal ve a Tonita y le dice de manera directa: “Si sigues queriendo conquistar con gnomos sin leer, sin saber escribir y sin tratar de conocer a Dios sin intermediarios, dudo que llegues muy lejos. A un hombre se le puede tener por un ratito con sexo, pero en el Grand Slam debes de atraparlo con la inteligencia”.

Un comentario en “EL EGÓDROMO PARTE L

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s