De tinta y rebeldía: la última opción del silvanismo

Por: Ar Mendoza

Dicen que después de la tormenta siempre viene la calma, pero al parecer los síntomas de la resaca post-electoral no han terminado, de hecho, parece que en Michoacán apenas están por comenzar, puesto que tendremos un gobierno dividido, más no contrastante, un gobernador saliente en papel de víctima y una guerra de declaraciones entre los protagonistas y los antagonistas de una comedia que puede terminar en tragedia.

Decía Lord Acton, que “el poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente”, nada más claro para ejemplificar la estrategia que está cabulando el mandatario estatal de nombre Silvano Aureoles, para jugar un papel de opositor con el claro objetivo de cuidar sus espaldas de cara a una transición de gobierno que parece llena de obstáculos y de dificultades para él y sus más allegados.

Sin embargo, la estrategia mediática que Silvano Aureoles emprendió en medios de comunicación nacionales y después en espacios estatales, resulta tener dos connotaciones; la primera la que mencioné anteriormente y la segunda comenzar a construir uno de sus sueños guajiros, una fantasía que se ha creado en su cabeza desde hace más de tres años y que comprende, por irrisible y cómico que parezca, su candidatura rumbo a la silla presidencial en el 2024, teniendo como bandera la crítica hacía Morena, Andrés Manuel López Obrador, Leonel Godoy Rangel y Alfredo Ramírez Bedolla.

Lo anterior parece ser como lo mencionó mi colega Héctor Tapia, en su columna Entrelíneas, como un acto “Kamikaze”. Lo que podría ser el fiel reflejo de un gobernador que pronto perderá los reflectores a los que tanto está acostumbrado y que dejará los titulares en los periódicos, para darle paso a una nueva administración que tendrá la obligación de dar resultados y de abrir investigaciones en torno a la administración silvanista.

Por otro lado, el silvanismo en Michoacán no se extinguirá, puesto que dejará pequeñas células regadas al interior del estado y dentro del congreso local, quienes seguramente cuestionarán de manera enfática todas y cada una de las decisiones del ejecutivo estatal, por lo que éste tendrá que contar con buenos operadores, asesores y con diputados morenistas que ahora sí den la cara por el pueblo y sepan legislar por el bien de sus electores.

Así pues, no podemos hablar aún de una conclusión para la jornada electoral del pasado seis de junio, tendremos que esperar para poder escribir una nueva historia, que, sin duda, dejará otro versículo más para la historia política y social de Michoacán.

Un comentario en “De tinta y rebeldía: la última opción del silvanismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s