Felipe Calderón en España

Vasco de Quiroga

Por Jerónimo Andreu

Fernando Santiago Muñoz | 3 de octubre de 2021

Imagen de portada Redes Sociales Twitter

He visto al que fue muy conservador presidente de México Felipe Calderón sufriendo por desmarcarse en medio del desafortunado debate sobre el indigenismo que ha planteado la derecha española culminado por la actitud desafiante de Aznar al presidente actual de México Andrés Manuel López Obrador, que le guste o no es el presidente de ese país que es algo más que hermano. Me he sentido solidario con Calderón, que reitero es un señor muy conservador y michoacano, cuando ha intentado explicar que él no es indígena, que no es español, que él es mexicano, que repudia muchos personajes y actos de la colonización pero que admira a Don Vasco de Quiroga.  Probablemente pocos de la audiencia sabían quién era Don Vasco, como yo no lo sabía antes de ir a Michoacán, pues Don Vasco es un perfecto desconocido en España.

Imagen de https://es.wikipedia.org/wiki/Vasco_de_Quiroga Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1770848

Nació en Madrigal de las Altas Torres como Isabel la Católica. En México es un héroe que fue nombrado con 60 años obispo de Michoacán en el siglo XVI con la idea de que sería un personaje transitorio y poco problemático. Por fortuna vivió hasta los 90 que era una edad muy importante en la época y se convirtió en un valiente e inteligente defensor de la etnia purépecha ante los abusos de los encomenderos. Para muchos católicos un santo, aunque   probablemente para muchos sectores de la Iglesia sería santificar a un antecesor de la Iglesia de la Liberación y por eso no le han canonizado, pero Calderón, católico y conservador hasta la médula reivindica su figura.

Vasco fundó varias comunidades urbanas siguiendo los principios de la Utopía de Tomás Moro, con una trama de edificación residencial que bien podría ser andaluza o castellana de casas de adobe con cuadras, corrales y huertos traseros y en medio de esa trama el hospital, la escuela, la plaza. Se convirtieron en el asentamiento de comunidades purépecha.  Algunas nacieron con nombres españoles como Santa Fe de La Laguna, otras mantuvieron los nombres indígenas como Tzin Tzun Tzan (Lugar de Colibríes) o Ihuatzio. Las reliquias y hábitos de Don Vasco los custodian miembros de la Comunidad para los que es un honor hacerlo.

En el año 2005 tuve la oportunidad de comenzar un Programa de Rehabilitación de Cooperación Internacional sobre estas comunidades. Con altibajos durante diez años rehabilitamos con adobe y madera más de 300 viviendas para familias indígenas realmente necesitadas; además con una construcción con materiales autóctonos y muy eficiente climáticamente. Lo realizó la Junta de Andalucía, el Gobierno de España y los Gobiernos de Michoacán y México. Lo inauguró una consejera socialista, Concha Gutiérrez, que se emocionó con las mujeres indígenas que fueron las promotoras principales, lo clausuró un embajador del Gobierno de Rajoy, Luis Fernández Cid que quedó emocionado con la acogida y el agradecimiento de toda la comunidad indígena 10 años después. A ninguno creo que les guste lo que habrán tenido que leer estos días sobre México y España.

Ahora que el Colegio de Arquitectos de Cádiz me ha pedido una obra de la que me sienta satisfecho tras 41 años de profesión les he mandado una foto de la máquina que utilizamos para hacer adobe porque más que una obra fue un proceso en que se abordaron muchas cosas, intentando organizar, crear cooperativas de trabajo, racionalizar proyectos, pelear con las administraciones, una oportunidad única de conocer lo que puede ser el papel social de la arquitectura, una modesta ayuda al pueblo de México.

El comienzo fue difícil, como es difícil la aproximación a un mundo desconocido. Se aprobó el Programa y fui a una Asamblea en Santa Fe con toda la población o gran parte, más de 500 personas de un total de 2000. Las mujeres no hablaban allí, pero habían sido las auténticas impulsoras y lo habían hecho con Concha anteriormente. Había recelos que un extraño, ya fuese mexicano o español entrara en las casas de los indígenas, ellos son la nación purépecha. Y claro, es imposible rehabilitar sin entrar a medir y comprobar cómo están las viviendas. Tras una asamblea de 12 horas, cuando parecían vencidas las resistencias por la participación en el programa de un arquitecto y trabajadoras sociales purépechas, el presidente municipal, que curiosamente se llamaba Bilbao lanzó la duda terrible: “Vengo de una Asamblea indigenista en Bolivia ¿No será esto un intento del imperialismo español de hacerse de nuevo fuerte en nuestros pueblos, y para qué?”  Se hizo un silencio sepulcral, se formaron corrillos, yo me quedé callado y sentado en mi silla, tenía alguna experiencia asamblearia y sabía que no podía hacer nada. Algunos amigos míos poco sospechosos de simpatías con el “imperialismo” español le explicaron a Bilbao en privado mi currículum y al cabo de una hora todos los dirigentes de la comunidad se pusieron en fila y en silencio me dieron la mano. Solo Bilbao me dijo: Bienvenido. No hizo falta más y a partir de ahí comenzó ese trabajo de 10 años.

Un trabajo lleno de contradicciones y conflictos, de la Comunidad Indígena entre sí, del papel de las mujeres, que tuvieron que pelear para ser sujetos de las ayudas; de algunos funcionarios de parte de la administración mexicana reacia al apoyo a las viviendas de los indígenas porque tenían mala opinión de ellos y que en cuanto te descuidabas intentaban rehabilitar cosas que debían ser objeto de otros programas.

Todo ello reflejo de las contradicciones no resueltas de la sociedad mexicana con el mundo indígena cuyo porcentaje de población en el conjunto de la población mexicana no sé cuál será, ni me fío demasiado de las estadísticas, todo dependerá de hasta dónde consideremos que se es o no indígena. Es esa población que emigra a California, Texas o Arizona y trabaja de sol a sol, pero en sus poblaciones de origen no tiene oportunidades.

México es el principal país del mundo de habla española, la decisión de querer participar como país hermano con ellos en el mundo es suya y nuestra y a los amigos no se les insulta. Se tiene paciencia, comprensión y afecto con ellos Sus problemas son los nuestros y hemos participado por activa o por pasiva en la construcción de ese país. El problema racial viene desde la conquista por los españoles, mejor dicho, es anterior a ella por las luchas entre las naciones mesoamericanas. La clasificación étnica es un motivo reiterativo en la iconografía de los siglos de la colonia y reflejaba la escala social en función de cuan blanco eras. Eso ha pervivido incluso tras la independencia. Hoy es inaceptable admitir que alguien es superior o inferior por sus genes, pero para Don Vasco de Quiroga ya lo era en el siglo XVI. Desde la Revolución ha habido aproximaciones a paliar el problema de la desigualdad racial. Que en esa aproximación se critique a los españoles podemos discutirlo o relativizarlo. Negarlo y ponerse desafiantemente el sombrero de conquistador es peor que una infamia, es estúpido.   López Obrador hace su aproximación y es muy respetable, se podrá discutir, yo mismo discutiría muchas de sus actuaciones, pero puedo asegurar que su popularidad en la población indígena es altísima y muy importante en el resto e intentar ridiculizar al presidente de México porque su nombre es español, salvo que seas un insensato o Aznar que más o menos es lo mismo, es insultar al pueblo de México.

Deberían consultar con el embajador de España que en el año 2015 fue recibido por la comunidad de Tzin TzunTzan, agasajado y reconocido por los purépechas, le recordaron como compatriota de Don Vasco de Quiroga, pero me temo que no corren esos aires por la derecha española que en vez de con collares indígenas   prefiere fotografiarse con el casco de conquistador. Don Vasco nos salve.

Un comentario en “Vasco de Quiroga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s