La cojonuda Cuba y el Cieric

Mario Ensástide

Morelia,Michoacán, 26noviembre de 2021

Cuba atraviesa por una más de tantas crisis políticas que ha vivido durante 60 años de bloqueo y asedio patológico de los Estados Unidos, de igual manera una vez más han fallado los agoreros imperialistas, sus cálculos y predicciones políticas del 15N pasado que jubilosamente anunciaban el fin del gobierno socialista, se vinieron una vez más por tierra.

Ciertamente la pandemia ha recrudecido la situación económica actual de Cuba, en algunos aspectos rercuerdan el periodo especial de la década de los 90; sin embargo pese a todo sigo pensando que el pueblo de Cuba es mucha pieza, sigo con la convicción de que la mayoría del pueblo cubano pese a todos los pesares sigue apoyando el proyecto de gobierno socialista, al mismo tiempo confio en la inteligencia y sensibilidad del gobierno cubano para hacer las reformas y estartegias que le den viabilidad social, económica y política.  

Cuba sigue luchando en condiciones por demás adversas, a pesar de todo lo quie digan, hagan y recursos que aporten diversos grupos de los Estados Unidos para sobredimensionar a través de campañas publicitarias y apoyo a movilizaciones de grupos evidentemente inconformes con la revolución socialista, insisto, distan mucho de ser mayoritarios.

Un pequeña gran muestra de la organización y lucha del pueblo cubano, es desde mi punto de vista la reciente celebración de los 30 años del Centro de Intercambio y Referencia, Iniciativa Comunitaria (Cieric), con la celebración del X Taller Regional de Intercambio de Experiencias, del 25 al 27 de octubre de 2021, importante actividad a distancia de exposición y análisis de diversas expresiones de trabajo comunitario con el enfoque sociocultural de muchas partes de la isla, actividad en la que pude participar a distancia al igual que otras personas de diversas partes de Cuba y  América Latina.

Tuve la gran suerte de conocer al Cieric prácticamente desde su nacimiento, y presencialmente cuando asistí por primera vez a Cuba en abril de 1994 para participar como miembro del Centro de Servicios Municipales, Heriberto Jara A.C. (Cesem) en la Tercera Asamblea del Consejo de Educación de Adultos de América Latina (Ceaal), y en la primera a nivel continental del impulso de la Red de Poder Popular (Repol) que presidió mi gran maestra Arles Caruso.

Desde entonces mi amistad y respeto del trabajo del Ciericy de cada uno de sus integrantes hombres y mujeres comprometidas con la organización y concientización del pueblo cubano, ha estado presente, en muchas ocasiones han compartido sus invaluables experiencias con gobiernos locales de Michoacán y México, durante los 10 años que estuve al frente del Centro Estatal para el Desarrollo Municipal de Michoacán (Cedemun) participaron en eventos de carácter municipal, estatal e internacional, la más reciente experiencia fue con la Secretaria de Bienestar del gobierno municipal de Morelia 2018-2021.

El Cieric surgió en 1991, organismo no gubernamental sin fines de lucro, vinculado a la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), en esa década Cuba entro al llamado periodo especial, de extremas carencias, por una parte, la agresiva política de bloqueo económico de los Estados unidos y por otra la caída del campo socialista.

En ese contexto surgio la necesidad de reinventar el país en busca de alternativas y respuestas a las necesidades más urgentes de la sociedad, así surgio la propuesta de construir el Cieric a partir de un pequeño grupo de amigos y amigas solidarias latinoamericanas con la revolución socialista de Cuba.

El Cieric inicio su andar con pequeñas y modestas contribuciones a la sociedad con principios y valores ético políticos, siempre en constante renovación, hoy a 30 años se renueva y se reinventa con nuevas visiones estratégicas, con mayor fortaleza y aliados políticos en prácticamente toda la isla para servir a la defensa de una patria digna, libre y una sociedad feliz.

Grandes y diversos problemas han encontrado durante los dos últimos años, desde los medioambientales, económicos, sociales, de salud, hasta la negación de poder utilizar la plataforma de Zoom en la organización del X Taller Regional de Intercambio de Experiencias en octubre pasado, por ser de una empresa en extremo ligada a los intereses imperialistas, razones por las que tuvo que utilizar el Jitsi Meet. La organización de este importante evento puso de manifiesto la gran capacidad organizativa de un verdadero congreso a distancia, con diversas mesas temáticas, plenarias y dinámicas por demás interesantes.

El 2021 sigue siendo un año muy complejo y difícil de sobrellevar, al mismo de tiempo de grandes retos, que exige a la sociedad cubana responsabilidad, compromiso y valores patrios que siempre han demostrado. Con estos presupuestos el Cieric, la Oficina de Cultura Comunitaria de la Uneac en coauspicio con el Consejo Nacional de Casas de Cultura (Cncc) y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso- Cuba) y un conjunto actores sociales nacionales e internacionales, fue posible realizar exitosamente el X Taller Regional de Intercambio de Experiencias del 25 al 27 de octubre del 2021 desde la Habana, Cuba.

Sin duda alcanzaron los objetivos de reflexionar y dialogar sobre los desafíos que enfrenta la cultura en el escenario nacional y regional; visibilizar las buenas prácticas para recuperar los modos de hacer comunidad, herramientas y saberes desde las prácticas e iniciativas comunitarias y culturales en situación de pandemia y fortalecimiento de la resiliencia social.

El evento logro favorecer articulaciones, redes y plataformas para la construcción de sujetos y saberes colectivos. Los grandes temas centrales fueron, el arte y la cultura para la transformación social y comunitaria; la visibilización de la ausencia e importancia de la  cultura en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El rol del desarrollo de las prácticas culturales para la sostenibilidad y la resiliencia comunitaria, ante los cambios de la pandemia de la covid; el papel de las  tecnologías y redes sociales; el desarrollo territorial; las políticas públicas, herramientas y buenas prácticas sociales y de gobierno;  la cooperación cultural nacional e internacional, experiencias y nuevos retos.

Insisto, los 30 años del Cieric, son una clara muestra de vitalidad de la sociedad civil cubana, que nos hace pensar que tarde que temprano la presión y critica internacional creciente a los Estados Unidos para que ceda en su enfermisa estrategia de bloqueo y asedio por todos los medios posibles a su alcance, para desprestigiar y decarrilar el proyecto de la revolución socialista cubana, gran ejemplo paras los paises libres y patrioticos del mundo.

Un comentario en “La cojonuda Cuba y el Cieric

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s