“La última palabra”

Por: Jorge A, Martínez Lugo

GANAR EL DISCURSO; ¿CUÁL CAMPAÑA SE DERRUMBARÁ?

Chetumal, Quintana Roo, 6 de febrero del 2022

El posicionamiento de una campaña depende del discurso que asuma la candidata, candidato. De ello depende que crezca, baje o se desplome. Cualquier candidatura se puede catapultar o derrumbar. ¿Quién va a asumir el discurso de oposición?, ¿Cuál cuarto de guerra?

Toda campaña es ofensiva o defensiva. O te opones o defiendes. No hay términos medios. Aparte están las propuestas, que son importantes y necesarias, pero no definen. Las campañas iniciarán el 3 de abril.

El discurso de oposición es el que abandera los sentimientos, el enojo, las necesidades no satisfechas de la población. En Quintana Roo hay mucho material. El cambio nunca llegó; la 4T, la están traicionando.

Son dos temas ineludibles en la disertación: Uno: un pueblo ofendido por la traición de un “cambio” no cumplido y la continuidad de la corrupción. Y dos: la 4T no llega a Quintana Roo; Morena, una decepción, entrega el motor turístico de México a la mafia verde.

Hay un hartazgo social, igual o peor que hace seis años. La sociedad quintanarroense está profundamente ofendida por la traición del “gobierno del cambio”. Un agravio, cuya omisión, puede derrumbar una campaña y, asumirlo, puede catapultar a cualquiera.

Las tres campañas grandes serán: Mara Lezama (si no la bajan en estos días; el rumor persiste), Laura Fernández y Roberto Palazuelos. Las tres pequeñas: Nivardo Mena, Leslie Hendricks y la independiente.

Cualquier cuarto de guerra debe tener en cuenta que ganar el discurso es importante desde la primera impresión; la que perdura; la que puede definir el triunfo o la derrota. ¿Recuerdan cómo ganaron AMLO y CJ?

Reza el dicho: Quien se lleva, se aguanta. La persona que asuma el discurso de oposición, de verdadera campaña electoral, deberá no tener cadáveres en el clóset y estar preparada para cuando salgan a flote.

Tampoco compromiso político-económico con el actual gobierno, con Carlos Joaquín, el “peor que Borge”. ¿Quién se atreverá a ponerle el cascabel al gato? Estimado lector, usted tiene la última palabra.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s