El Día de la Bandera, una cita con la historia

Héctor Tenorio

Buenavista Tomatlán, Michoacán, 24 de febrero del 2022

La bandera nacional ondeó en el cielo y, al mismo tiempo, su imagen se multiplicó en cada rincón de la explanada del Ayuntamiento. El 24 de febrero caló hondo en las entrañas de Buenavista. En el imaginario colectivo se tomó conciencia de que no solo se trataba de una fecha donde se honra y muestra respeto al lábaro patrio, sino que también es un acto solemne e íntimo, donde se ratifica la lealtad con lo más sagrado: la patria, y se entiende que es el único camino posible para la reconstrucción del tejido social.

Por eso, nadie llegó tarde a la cita con la historia. Al frente del auditorio estuvo el licenciado Héctor García Ruelas, secretario de Ayuntamiento, la síndico Cecilia Bonilla Lara, los integrantes del cuerpo de regidores: Leonel Figueroa Torres, Noemí Meraz Torres, Jesús Jordán Gabriel Torres, Alma Angélica Llamas Hernández, Saharay Espinoza Martínez y Gloria Estela Espinoza Villanueva, así como la presidenta del sistema DIF municipal, Georgina Ramos Eqihua; el director de Seguridad Pública, Alejandro Cruz Ordoñez, y el subdirector Alan Edmundo Mendoza.

A espaldas del cuerpo colegiado del Ayuntamiento estuvieron los directores y funcionarios, quienes se mostraron atentos a lo que acontecía en la ceremonia. Habían quedado en medio de la policía municipal y de los jóvenes que representaron a la preparatoria profesor José Hernández Valencia.

Del otro lado acomodaron a integrantes de la Universidad Pedagógica Nacional, del COBAEM, de la secundaria Melchor Ocampo, de las primarias Crispina González, Lázaro Cárdenas y José María Morelos, turno matutino, que fue la responsable del event; a los jardines de niños Franz Lizt y Lupita Manzo, el primero de ellos a cargo de la maestra Guadalupe Cárdenas y el segundo de la directora María del Carmen Martínez Marciel.

Nota aparte merece la participación de la banda de guerra y la escolta, pertenecientes a la telesecundaria 18 de marzo; la primera de las citadas volvió a tocar muy bien, como lo hizo el pasado 5 de febrero, bajo la dirección de Pascual de la O Medina.

El clímax del evento estuvo a cargo de la policía municipal, cuando marchó marcialmente a lo largo de la explanada y elevó hasta lo más alto el asta del símbolo patrio. La entonación del himno nacional estuvo a cargo del profesor Armado Villegas Legorreta, momentos en que todos los presentes se unieron entorno al amor a México.

La maestra de ceremonia Laura Jaime Ramírez venció los nervios y llevó a buen término el evento; Paloma Monte Vallejo fue la responsable del juramento a la bandera. Mientras que Nain Harrizon Fernández relató la historia de las distintas banderas que se han utilizado a lo largo de la historia; esto fue ilustrado por los niños.

Para el licenciado Héctor García Ruelas, secretario de Ayuntamiento de Buenavista, la bandera es el símbolo de unión que existe entre los ciudadanos de una nación. “Podrá existir entre ellos diferencias de tendencia políticas, ideológicas, de credos, pero a pesar de todas estas diferencias, los ciudadanos de la nación tienen un sentimiento común: el amor a la patria, que está representada por la bandera nacional”.

Puntualizó que el 24 de febrero se celebra con orgullo a la bandera nacional, “Ésta se despliega altiva en nuestro cielo patrio. Es la bandera de todos los mexicanos, herencia de nuestros héroes, legado para nuestro hijos”, indicó.

Dijo que nuestra enseña es el símbolo supremo de la unidad nacional, ya que en ella se arraiga nuestra historia, nuestra identidad y nuestro futuro. “En las escuelas, en las plazas públicas, en los cuarteles, en las oficinas públicas, hoy en todas partes los mexicanos rendimos honores a nuestro lábaro patrio”, reiteró.

Asimismo, explicó que la bandera se constituyó en el primer símbolo de nuestra soberanía y el emblema mismo de nuestra identidad. “Desde aquel 1821, el verde, blanco y rojo, son los colores nacionales y el estandarte que ha cobijado con su sombra bienhechora a todos los nacidos en estas tierras”, dijo.

García Ruelas comentó que el rojo nos recuerda la sangre derramada por nuestros antepasados en los momentos de mayor gloria para nuestra nación, “precisamente, el precio de la patria misma por la libertad que hoy los mexicanos gozamos”.

Señaló que el blanco representa la paz, por la que tanto se ha luchado y que se busca, “desde luego, preservar y acrecentar para las futuras generaciones. La paz tan anhelada y hoy tan amenazada por quienes con su violencia buscan someter a las familias mexicanas”.

Manifestó que el verde simboliza la esperanza de un México mejor. “El esfuerzo y la pasión con los que los mexicanos nos aferramos a nuestros principios, a nuestros ideales, a nuestras metas, a nuestros más preciados sueños”.

Desde su óptica, todos los días millones de mexicanos luchan por forjarse un mejor mañana para ellos y los suyos, “un mejor mañana es un México democrático”, precisó.

Para él, en el mismo corazón de la bandera está también de alguna manera, el corazón de México. “Nuestro orgullo, nuestro escudo nacional, hemos dicho que el águila representa a nuestro pueblo, que su posición de combate hace referencia a que todos los mexicanos estamos listos para enfrentar los desafíos de la vida y del mundo. Mientras que la serpiente representa a las amenaza de nuestro país. El hecho de que el águila sujete firmemente a la serpiente significa que el pueblo mexicano vence y vencerá siempre a sus enemigos y superará las amenazas”, advirtió.

El secretario del Ayuntamiento consideró que el cadete Juan Escutia prefirió ofrendar su vida antes que ver mancillada a la bandera nacional frente al invasor norteamericano. “El presidente Juárez portó con gallardía el lábaro patrio en su andar itinerante por el territorio nacional, hasta que recuperó plenamente la soberanía de la República y echó fuera de México al invasor. El presidente Madero enarboló la enseña en la marcha de la lealtad cuando, escoltado por los cadetes del Heroico Colegio Militar, se trasladó de Castillo De Chapultepec a Palacio Nacional”.

Expresó que la bandera nacional está viva en nuestro pasado, pero fundamentalmente en nuestro presente y futuro. “Ondea gloriosamente en todas las plazas públicas, desde el más modesto de los municipios del país así como en la capital de nuestro país. La bandera ha sido y será símbolo de nuestra independencia. Desde el nacimiento de la patria, el emblema de la defensa de la soberanía, en el transcurso del siglo XIX, la insignia de la lucha por la democracia y los derechos de los mexicanos del siglo XX, y la guía de nuestro futuro en este siglo XXI”, concluyó el secretario del Ayuntamiento, Héctor García Ruelas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s