La Iniciativa de reforma eléctrica del presidente. (Parte última).¿Domingo negro?


Juan Pérez Medina
Morelia, Michoacán 15 de abril del 2022

Quién los viera. Cuando su presidente era un neoliberal, utilizaban todas las artimañas posibles para lograr sus abyectos propósitos. fuese Salinas, fuese Zedillo, fuese Fox, Calderón o Peña. Actuaban como uno solo para lanzarse contra la oposición (encabezada, por cierto, en gran medida, por AMLO), y descalificar las acciones que hoy reivindican. Sólo que ellos, como representantes de la derecha capitalista y neoliberal, llegan en autobús y cargados de todo lo necesario para que su estancia en San Lázaro sea de lo más placentera posible. Si es necesario, están preparados para tomar la tribuna como lo ha hecho la izquierda a la cual vilipendiaron siempre por ello y lo hacen hoy desde la oposición que son.
Claro, hay de oposiciones a oposiciones. La nuestra desde el corazón del México profundo, desde la izquierda, desde las enormes luchas por la democracia, por la vivienda, por la salud y la educación pública, por la defensa de los derechos de género, de la diversidad sexual, por mejor salario, por mejor empleo, por la seguridad social, contra el outsurcing, contra las UMAS, contra la represión, en defensa del medio ambiente, de la tierra y la vida; ellos todo lo contrario. Son herederos de la malinche, de Miramón y Mejía, de Federico Gamboa, de José Yves Limantour, Francisco Bulnes y el que hasta antes de Salinas fue nuestro mejor vendedor de lo que no era suyo: Antonio López de Santa Anna. Prestos a vender hasta su madre, si con ello logran hacer el negocio millonario de su vida.
Igual que judas, haciendo una analogía, están prestos para defender sus intereses particulares en contra de los de la nación, por unas monedas (aunque en este caso, no son “unas cuantas”). Sus intereses que se derivan de la férrea defensa de los intereses capitalistas mayores, representados en las poderosas empresas multinacionales que intentan apoderarse de la CFE y privatizar la energía eléctrica.
La oposición lacayuna de los intereses extranjeros, se han preparado, como uno solo, para impedir que el actual proceso de entrega inminente de la industria eléctrica a las poderosas empresas extranjeras. No hay en sus intenciones nada que nos sea la tarea de entregar a los extranjeros, no sólo el sistema eléctrico nacional, sino también los yacimientos de Litio, que está propuesta de reforma del presidente pretende proteger como un bien estratégico de la nación.
Y uno se pregunta, ¿cuánto les está costando a estas enormes empresas el impedir la aprobación de la iniciativa de reforma eléctrica que se votará el próximo domingo de Pascua? Porque hay dinero para pagar la inmensa campaña de medios y personajes de opinión (incluyo aquí, principalmente, a personajes como Carmen Aristegui o el semanario Proceso), que no ha cesado desde que la iniciativa se presentó hasta hoy, y que en las últimas semanas ha aumentado al mil por ciento; porque hay dinero para pagar a los jefes de los partidos políticos firmantes del “pacto por México” que están muy activos y dando línea a sus diputados, presionando a sus diputados para actuar en contra de los intereses del país; porque debe haber dinero, como lo hubo para los diputados y senadores que en 2013 aprobaron la reforma energética de Peña Nieto. ¿Cómo no lo va a haber hoy? Y debe haber bastante como para asumir las acciones que estamos viendo que están haciendo. Seguramente miles de millones de pesos. No han escatimado, pues está en juego el perder la regulación jurídica que les permite saquear al país.
Cómo dije en entregas anteriores, la CFE tiene capacidad para producir el 98 por ciento de la demanda eléctrica; tiene una capacidad de infraestructura instalada tan poderosa que alcanza a cubrir 7 veces el planeta. Por eso desean que nada cambie. Porque tienen servido el plato y sólo es cuestión de comerlo. Nada tienen que hacer que no sea el de apropiarse de lo que el pueblo mexicano ha construido desde que el presidente Lázaro Cárdenas creo la CFE.
Este domingo podríamos perder la oportunidad de recuperar la soberanía eléctrica de la mano de los vende patria aglutinados en una oposición traidora a los intereses del pueblo. Si así fuera, es necesario hacer muchísimo más de lo que hemos hecho o, mejor dicho, hacer lo que no hemos hecho. Organizar al pueblo, informar al pueblo, formar al pueblo, unir al pueblo y hacer que asuma su soberanía por encima de los traidores, lacayos del imperialismo: el PRI, PAN, PRD y MC.

Un comentario en “La Iniciativa de reforma eléctrica del presidente. (Parte última).¿Domingo negro?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s