Frenético

Luis Mac Gregor Arroyo

hoyoblanco.com.mx

“Estoy frenético por ti. Desde que te conocí me levanto apurado y todo gira en torno tuyo, con un ritmo apresurado y aspirando a ser más para ti. Pienso en ti, como contigo, camino por las calles contigo, y hasta oro hacia ti. Cualquiera diría que te quisiste poner de diosa conmigo, y no supe bien cómo. Sólo desperté al día siguiente de conocerte y todo fuiste tú. Mis días son frenéticos, pero tú eres lo más frenético de todos ellos. En otras palabras, mi vida eres tú. Antes me encomendaba a los santos, a los ángeles… pero ahora me encomiendo a ti. Supongo que me hace bien. Es pesado llevarte conmigo; pero al menos tengo a alguien y eso me hace sentir mejor… ¿Será eso lo que llaman felicidad? Entonces soy un frenético feliz. He dejado de ser mí para ser tú. Un apéndice tuyo. Sí, eso es mejor que intentar ser alguien o algo y estar solo. Sí se está mejor así.

Muy lejos de ahí en otro plano desde lo alto, dos amigos comentaban: “Ya lo ves, uno más que confunde la soledad con desgracia, y que cambia su libertad por un vacío creciente”. “Sí, lo veo, decidió vivir engañado ¡Bueno, vámonos! Ya es hora de ir con San Pedro, ya va a cerrar las puertas”, y se alejaron volando con sus alas blancas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s