Por qué decidí participar en la política: Juan Iriarte

Juan Iriarte Méndez

No recuerdo el año, y la verdad es que no quiero recordarlo. Llegamos a la comunidad de Capacho, que está entre Huandacareo y Cuitzeo. Serían las cinco de la madrugada cuando a grandes voces y en medio de la oscuridad anunciamos a Pedro de nuestra llegada. La única respuesta fue los ladridos de los perros. No tardó en salir. Se cubría con su viejo gabán y su sombrero de paja. Con voz grave nos dijo que no nos acompañaría a la cacería, que su esposa estaba mala, muy mala desde la tarde. “Afigúrense ustedes que ha estado sangrando desde hace horas y pues no llega el médico que mandé llamar”, nos informó con voz trémula.

Encendió un cigarrillo y exhaló el humo que salió al tiempo que un escupitajo. Mi hermano es médico, deja que él revise a tu mujer, Pedro, le sugerí. Aceptó y el joven médico entró al troje mientras nosotros esperábamos afuera. No tardó en salir con una expresión que no sabría definir. Con voz queda, como si no quisiera que nadie lo escuchara, solo expresó: Tu mujer está muerta. No se atendió a tiempo el aborto. Pedro solo atinó en gritar con toda la tristeza del mundo y con una rabia e impotencia que solo pueden sentir los pobres, los marginados, los olvidados: ¡Me lleva la chingada! Tomamos distancia para que el hombre quedara en solitario llorando su dolor. Más tarde le ayudamos en trámites y gastos funerarios. A los pocos días fueron las fiestas de fin de año que solo fueron el marco de referencia para que yo meditara muchas cosas y sintiera otras más.

En los albores del año nuevo decidí participar en política para mentarle la madre y combatir al viejo régimen con mi ideario que luego supe era etiquetado de izquierdista. Me afectó mucho aquella situación de miseria en la que viven millones de personas.  Dejé para siempre la cacería, escribí un relato que me hizo ganador de un concurso nacional y me dediqué a la política, para bien o para mal.  Recuerdo, 45 años después, el título de aquel relato que escribí con lágrimas en los ojos: Navidad en Capacho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s