EL EGÓDROMO XXIII

Por Luis Mac Gregor Arroyo

PARTE XXIII

hoyoblanco.com.mx

El jarocho que odia: Moreno y fornido. Acostumbrado a ver tremendas mujeres con bulto entre las piernas. Siempre desea saber más y querer ver más allá de lo evidente. Para él ser un brujo reconocido en su región es algo de lo más esperado; pero eso puede llevarlo a que unas vez logrado ello busque más. No tiene llenadera hasta que ya es demasiado tarde y no puede dar paso atrás. El comensal lo ve ahí: fornido, chaparrito, como no sabiendo si ir para la derecha o la izquierda pero pretendiendo no hacer notar su indecisión: <<Ese si no sabe para dónde va>>, piensa. Aquel hombre se desespera sin saber a dónde seguir y arroja un conjuro para que se quiten de enfrente de él. Por cierto él suele desear mujeres guapas, porque nunca le tocan. ¿Pensará que si sabe más le irá mejor como a los galanes de Hollywood? Ni él tiene la respuesta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s