A las puertas de cumplirse un año del inicio de la pandemia, en España hay del orden de unos 400.000 trabajadores en activo menos y 763.000 parados más

Luis Navarro García

Madrid, España  

España supera los 4 millones de parados por los estragos de la tercera ola, cifra que no se alcanzaba desde 2016. Concretamente el número total de parados en España se situó en 4,009,000 personas a cierre del mes de febrero de 2021, lo que supone un 1.12% respecto al mes anterior, es decir, 45.000 desempleados más.

5,5 millones de personas están sin empleo activo, entre el paro, los ERTES y el cese de actividad de trabajadores autónomos. Un tercio de los ERES corresponden a personal del sector de la hostelería. El total de beneficiarios de prestaciones por desempleo ascendió en el primer mes del año a 2.376.847 personas y el gasto medio mensual  por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, ascendió a 1,130.8 euros, casi 200 euros más que en febrero de 2020 (+21,1%).

Mientras las colas virtuales del SEPE engordan, la economía no genera nuevos empleos en la misma proporción, con varios de sus motores gripados, como la hostelería, el comercio o el turismo. La Seguridad Social sumó 21.000 nuevos afiliados en febrero, el registro más discreto  desde el 2013 -cuando la crisis financiera daba sus últimos coletazos- y cerró el mes en los 18.85 millones de ocupados, según los datos  actualizados este martes por los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social.

Enero es siempre un mal mes en el que se destruye mucho empleo temporal y en febrero se suele experimentar un rebote que permite  recuperar parte de esa ocupación perdida. En este febrero de 2021, sin embargo, el rebote fue muy parco, con apenas 21.000 nuevos afiliados,  tras haber perdido más de 218.000 en enero. Así pues el segundo mes del año ha dejado un indicador que invita al pesimismo de cara a los meses venideros.

Una veintena de comedores sociales se han convertido en un recurso clave para cientos de personas en Madrid y su región. Su labor resultó fundamental tras el aumento de la pobreza extrema, a raíz de la crisis económica de 2008. Con la actual crisis sanitaria provocada por el coronavirus se han convertido en un socorro vital ante la escasez de ayudas oficiales, pasando de tener del orden de 80 personas diariamente a más de 400.

Ayudas del gobierno, cero. Se quejan de la burocracia y los trámites  légales que hay que llevar a cabo para poder obtener algo de ayuda, la cual han obtenido de donaciones particulares y empresas, así como del banco de alimentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s