EL EGÓDROMO PARTE XLI

Por Luis Mac Gregor Arroyo

Fotografía de Engin Akyurt en pixabay.com

hoyoblanco.com.mx

La Inocente: Cubierta, tal vez, por Dios cuando era pequeña por una campana. Garantizándole estar bajo su cuidado. Esta astuta mujer se ha puesto a la tarea a combatir todo el mal existente; aunque con ello deba recurrir a métodos poco ortodoxos, y a adentrarse en tareas donde sólo el mal mismo anda. El comensal la ve flaca, atractiva, con mirada de ingenua; pero perdida: <<Me pregunto si ésta sabrá lo que es Dios, igual yo lo sé más>>. Como terapia ante la dificultad de encontrar el hombre ideal en su vida, por considerar tener el don de atraer todo, menos quienes además entiendan su virtud de extremada pureza y bondad. La mujer se refugia en las noches leyéndoles a sus sobrinos de treinta años libros, para que puedan dormir. Además juega al tarot, hace cosas de brujería que uno no se imaginaría, y utiliza mantras hindúes de cuanto gurú encuentra para su práctica diaria. Definitivamente si se pierde en su camino “con Dios”, se aprecia difícil que logre comprender cómo salir de su confusión, ¿igual en la literatura infantil clásica podría encontrar ideas para ayudarle?

Un comentario en “EL EGÓDROMO PARTE XLI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s