Película Luca

Película Luca; viviendo entre dos mundos

SM Rico

Imagen de Disney+ https://purodiseno.lat/

Se acaba de estrenar este 18 de junio de 2021 en la plataforma de Disney +, Luca, la nueva película de animación de Pixar Animation Studios, una cinta dirigida por Enrico Casarosa quien fuera nominado en el 2012 al Oscar, en la categoría de Mejor corto animado por La Luna.

La historia nos narra las aventuras de dos niños con un gran y mágico secreto en busca de libertad y emancipación. Luca, el protagonista, un pequeño pastor de peces, iniciará el viaje en contra de la voluntad de sus padres; y en compañía de Alberto, su nuevo mejor amigo, buscarán en un pueblo de pescadores cercano lo necesario para su viaje de huida. Sin embargo, su secreto se verá amenazado puesto que en ese lugar precisamente son considerados monstruos marinos que deben ser cazados. Aun así, lucharán por alcanzar su sueño y tendrán que lidiar a cada momento por ocultar su origen, infiltrarse en casa de la marginada y sudorosa Julia para poder ganar un concurso y conseguir suficiente dinero para iniciar su viaje por el mundo a bordo de una idealizada y potente Vespa.

Está ubicada al parecer en la década de los 50 del siglo pasado en un imaginario y pintoresco pueblo a la orilla del mar llamado Porto Rosso, asimismo está lleno de referencias al cine, a las historias y a personas reales ilustres, que como en otras cintas de Pixar, llega a ser entretenido consultar.

Utiliza la fórmula clásica del sueño inalcanzable y prohibido, aquello que los padres (conservadores y temerosos del cambio), niegan por ser “peligroso, fuera de la tradición, raro, antinatural o diferente” y que por supuesto el protagonista se encargará de “descubrir” por una curiosidad natural, que se sostiene sobre el también clásico personaje de apoyo, ese que cumple la función de hermano mayor o de guía, que muestra el brillo del mundo a través de su rebeldía y que a su vez se nutre de la candidez y obediencia del personaje inocente en busca de conocer el mundo y ser más fuerte.

Al ser una película de corte propio del posmodernismo actual, se referirá inevitablemente al hecho de que el primer obstáculo a superar es uno mismo, gira en torno al individualismo y la forma en que los demás tienen la culpa de lo que ocurre al limitar los sueños y las expectativas del protagonista, en este caso por su origen.

Aparece también el ya clásico antagonista cliché representando a los prejuicios de la sociedad, es otro niño que tiene esos llamados “privilegios” por su origen acomodado. Así que busca razones para sacar de ahí a los protagonistas, al considerarlos raros y fuera de lugar, en “su pueblo”.

Esta cinta toma la imaginación y la curiosidad infantil como motor de cambio y transición. Engrandece la figura de la amistad pues la retrata de manera inocente, de dos opuestos que se atraen, y buscan a través de un sueño empezar un viaje de diversión, aprendizaje y libertad.

Veremos sueños y celos de amigos infantiles, inocentes, sanos y nostálgicos; como también lo suficientemente ambiguos como para dar ideas a otro tipo de público objetivo de Disney, pues del mismo modo que se puede ver la sincera amistad entre tres niños, también “si se le busca” se pueden encontrar otras cosas; motivadas por los colores, los abrazos y la afinidad con los adultos; al ser marginados a la vista de una sociedad en un pueblo conservador de pescadores.

Esta es una cinta que maneja sutilmente sus mensajes y que también nos habla de nuevo de la gente que no es común, de aquellos que, ya sea por su origen, color, discapacidad o situación económica son extraños a los ojos de los demás, y que, sin embargo, viven en paz dentro de la sociedad y tienen la capacidad y el derecho de aportar grandes cosas.

En este caso nos muestran imágenes inevitablemente relacionadas con los migrantes, llegando del mar, sin nada en los bolsillos más que sueños, escondiéndose de la autoridad y diferentes en forma color y costumbres. Nuestros protagonistas son criaturas que se mimetizan para encajar porque tienen miedo.

La búsqueda de Luca y Alberto no se pierde en ningún momento, solo se transforma de un viaje en moto a un conjunto de motivaciones más profundas, con Luca, es ir a la escuela y aprender; en Alberto, será ocupar un lugar en el mundo, aportar, ser importante, amado y recuperar lo perdido en el pasado. En cuanto a Julia es más simple (y aplica otro cliché Disney), estudiar y ser algo más que sus vecinas, que la ven como la “rara” por portarse diferente, independiente y “empoderada”, pues desea que la vean como la ganadora que derrotó a un niño cruel y presuntuoso.

La parte intensa y triste que no puede faltar, toma la forma de una traición, por el miedo y el deseo de vivir en un mundo nuevo y mejor que a toda costa busca Luca; es así, que nos dan en una pequeña y sencilla secuencia, cuatro simples palabras del protagonista hacia su mejor amigo, que le rompen el corazón.

Se inspira también en series y películas relacionadas con jóvenes sirenas, en especial con H2O: Just Add Water (Sirenas del mar), de Jonathan M. Shiff Productions de 2006, o Aquamarine (Mi amiga la sirena) de Fox 2000 Pictures, del mismo año; en donde el mayor conflicto radica en que no deben de mojarse o se descubrirá su secreto. En este caso la importancia es mayor pues viven en un pueblo que precisamente odia a los monstruos marinos y fantasea con la idea de cazarlos y ponerlos como un trofeo en sus casas.

Destaca lo simbólico de la guarida de los niños, en una pequeña isla triangular con una torre abandonada en lo más alto y que sirve como bodega de sueños y proyectos, y donde las estrellas parecen una extensión del océano que les dio vida y origen.

Un final un poco incongruente pero bonito, con moraleja y lágrimas inevitables, es lo que tenemos por conclusión, pues da un pequeño giro que complementa la historia y la hace entrañable. Dos amigos para toda la vida que, divididos entre dos mundos, pueden tener la posibilidad de formar parte de ambos, y también enriquecer la vida de aquellos que los conozcan.

La cinta se ha estrenado de manera exclusiva en la plataforma de Disney + (esta vez no le cobrarán extra a sus suscriptores), pero es probable que en algún momento no especificado llegue a cines; a menos claro, que la compañía del ratón solo utilice el producto para atraer suscriptores y ganar premios Oscar.

La hermosa carta de amor a Italia de Enrico Casarosa, tiene una belleza visual inolvidable y retrata con gran detalle un mundo imaginario perdido en el pasado, lleno de tradiciones y fantasía a la orilla del mar. Un mundo donde la amistad es lo más importante a pesar de las diferencias o la distancia.

Ver Tráiler

Ficha técnica

Nombre original: Luca

Año: 2021

Duración: 95 min.

País: Estados Unidos Estados Unidos

Dirección:

Enrico Casarosa

Guion:

Jesse Andrews, Mike Jones

Música:

Dan Romer

Fotografía:

David Juan Bianchi, Kim White

Reparto:

Jacob Tremblay, Jack Dylan Grazer, Emma Berman, Marco Barricelli, Saverio Raimondo, Maya Rudolph, Jim Gaffigan

Productora:

Pixar Animation Studios, Walt Disney Pictures. Distribuidora: Disney+

Género:

Animación – Infantil – Comedia.

Un comentario en “Película Luca; viviendo entre dos mundos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s