Película Dune 2021; Fracaso con belleza visual

SM Rico

Este fin de semana se estrenó en México la nueva película de Denis Villeneuve, producida por Warner Bros, Legendary Pictures y Villeneuve Films. La cual prometió desde el inicio de su promoción durante el año pasado, que sería la versión más fiel del libro escrito por Frank Herbert.

Pero la verdad de las cosas es que se queda nuevamente como una publicidad y promoción engañosa, pues el producto no da lo que tanto prometiera, convirtiéndose en un hermoso espectáculo visual y sonoro, pero nada más.

Se promocionó como “la adaptación más fiel del libro” y ni siquiera atinó a lo que significa: “azul sobre azul sin blanco”. A los Fremen en especial se les quita todo viso de malicia, y solo le sirven a la cinta para la cuota política que siguen repitiendo, deseando llegar a mil veces. Siguen la lógica del sol, el desierto, la conquista y la opresión del imperio contra los marginados, que mas que la fuerza sacada de una lucha constante contra los elementos, los guionistas de esta película convierten a estos personajes en los despiertos indignados por el capitalismo voraz, de mirada arrogante; que buscan probar la dignidad de su interlocutor, antes que demostrar el poder y sabiduría del desierto (“la educación viene de la ciudad”), añadiendo que están tan maquillados, que resultan poco creíbles.

Aunado a esto, nos topamos con el cambio de sexo de uno de los personajes principales, algo que nos remite, de nueva cuenta, a la importancia de la cuota y la ideología política en Hollywood antes que a la historia que vendieron como la más fiel representación.

Este personaje es el planetólogo Liet Kynes; el cual, por ser la parte intelectual y contar con momentos clave de toma de decisión de la trama, la productora decidió que no debería ser hombre, porque eso no es lo políticamente correcto con su ideología y la perspectiva que el público debería tomar.

Para el cambio de sexo en el personaje, la producción afirmó que “ellos pensaron” que al autor de la novela le habría encantado; lo curioso es que también pensaron que la película sería un éxito abrumador de taquilla desde el primer día, pero no lo fue.

A este personaje en particular lo llenan de presunción, solemnidad y ventajas previas, antes que de conocimientos visibles (que en la novela los tiene), plegando nuevamente a la cinta hacia el encargo antes que a la novela.

Al principio nos narran la historia del mismo modo que lo hiciera David Lynch en los años ochenta; es como si el director por motivos comerciales, quisiera partir de algo conocido y después contar su propia historia; sin embargo, esta queda más bien como una adaptación libre, antes que algo bien adaptado.

Lo peor que hace la cinta es carecer de la esencia por el deseo de convertirla de alguna manera en una película para toda la familia, literalmente sin una gota de sangre en batalla, solo manchas en la ropa y víctimas CGI en un plano muy amplio (es family friendly). Es por eso que, en lugar de intriga y tensión, las cosas y las secuencias simplemente pasan; dejando la sensación de que algo falta (lo más probable es que existan muchas escenas eliminadas).

Muchos diálogos y eventos solo tienen sentido al leer el libro, o en su defecto haber visto la película ochentera, pues suceden para el resto del público imágenes constantes que desconectan de la trama y solo envían al siguiente plano contemplativo y bellamente musicalizado.

Es así que para el resto del público pierde sentido la historia que cuentan, y para los que leyeron el libro tampoco lo tiene, pues la explicación es la esencia para entender el grado de tensión que viven cada uno de sus personajes antes de que empiece la violencia y se consume la traición que está presente desde las primeras páginas.

Esta película nos muestra de manera magistral las virtudes técnicas del director, con esos planos enormes y lentos; con paisajes bastos y silenciosos que parecen interminables (para algunos lo serán demasiado), imágenes que muchos quisieran tener como fondo de pantalla y que están adornados por la música de Hans Zimmer, por lo que, en más de una ocasión, parece que leer el libro mientras tienes esos planos de fondo, sería mucho mejor que ver la película.

Al día de hoy la cinta ha significado un fracaso, pues desde su estreno en el Festival Internacional de Cine de Venecia el 3 de septiembre, y a mediados del mismo mes a nivel internacional (en relación con EU), no ha podido recuperar ni de cerca su presupuesto final, a pesar de la promoción de la cinta desde el año pasado, y de ser una superproducción, que se presenta en cines con una “pandemia a la baja”. Algo muy lejano al compararlo con su competidor de este fin de semana en China The Battle at Lake Changjin, que con un presupuesto de inicio similar y con un estreno a finales de septiembre, ronda los 800 millones, mientras Dune alcanza los 200 después de una promoción abrumadora de más de un año.

Parece repetirse la historia de Villeneuve con Blade Runner 2049. Bellos planos, pero una historia que no termina de convencer, o para los entusiastas del director: una cinta que se toma su tiempo y avanza demasiado lento. Este fue precisamente el motivo por el cual no fue del agrado del público en general, y algo que sería una desgracia para ese mismo público al ver esta cinta; pues dedica más tiempo aun a estos aspectos; que, además solo pueden contemplarse a plenitud en una pantalla muy grande.

En este caso se potencia lo ocurrido en aquella película, pues los lugares a los que refiere Dune se prestan para la contemplación, la reflexión y el tomar conciencia del mundo en que vivimos; sea la década que sea; sin embargo, entre la agenda política, pasar por alto lo que pretenden contar y los cambios forzados con la excusa de que “es el siglo XXI”; arruinan nuevamente el intento de reciclaje de un producto legendario, complejo y popular.

Eso sin contar que la continuación de esta cinta se pretende desarrollar, a la par de su posible (y poco probable) secuela; en un formato de serie: Dune: The Sisterhood (Dune con visión femenina) adaptación a su vez, de la obra de Brian Herbert y Kevin J. Anderson del 2012.

No le quedará a la productora más que recurrir a las viejas excusas como: “no es una película para cualquiera” (o para todos los públicos), a pesar de que la anunciaron como tal desde 2018 y que también le redujeron toda la violencia; o aquella otra que el director pronunció hace algunos meses con relación a que Warner estrenaría la película en la plataforma HBO Max de manera simultánea afirmando algo así como un sabotaje, algo que tampoco encaja pues otras películas han tenido éxito a pesar de dicha estrategia comercial, el público va más al cine ahora y desde luego esta cinta se disfrutaría más en una enorme sala.

En definitiva, para el público en general, lo más probable es que resulte difícil conectar con esta película (su desempeño en taquilla parece demostrarlo). El cine de Villeneuve es espectacular por sus grandes y bellos planos, así como por la música que los acompaña en esta ocasión. Los detalles técnicos están a la altura de estos tiempos, pero para su desgracia, la manera en la que desarrollan a los personajes y la historia que pretenden “modernizar”, también lo está.

Fuera de toda duda, la novela de Frank Herbert es lo que sostiene esta cinta y la que en verdad vale la pena leer.

Ver tráiler

Ficha técnica

Título: Dune

Año: 2021

Duración: 155 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Denis Villeneuve

Guion:

Eric Roth, Denis Villeneuve, Jon Spaihts. Novelas: Frank Herbert

Música: Hans Zimmer

Fotografía: Greig Fraser

Reparto:

Timothée Chalamet, Rebecca Ferguson, Oscar Isaac, Josh Brolin, Jason Momoa, Stellan Skarsgard, Zendaya, Javier Bardem, Sharon Duncan-Brewster, Charlotte Rampling, Chang Chen, Stephen Henderson, Dave Bautista, Babs Olusanmokun, David Dastmalchian, Golda Rosheuvel, Benjamin Clémentine, Souad Faress.

Productoras: Legendary Pictures, Villeneuve Films, Warner Bros.

Distribuidora: Warner Bros.

Género: Ciencia ficción

Un comentario en “Película Dune 2021; Fracaso con belleza visual

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s