4T: ¿IDEOLOGÍA A REVISIÓN? – Diputado 501

Antonio TENORIO ADAME

La mayoría parlamentaria de Morena demostró su poderío en la comparecencia del consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdoba a quien llenaron de insultos de “traidor”, “corrupto”, “racista”, “fanfarrón”, “farsante” y “obsesivo demencial”. ¿La legislatura de la reelección no dio muestra de sus efectos benignos?, ¿se registra una mejor calidad de diputados?

En la agenda nacional resalta el emplazamiento de la Reforma Eléctrica enviada al segundo año o al Tercer periodo.

La falta de votos para alcanzar la votación calificada o la presencia del embajador Salazar en Palacio Nacional son incógnitas que flotan en el ambiente como causas posibles.

Un tercer elemento que añadir es la visita del presidente López Obrador a las Naciones Unidas.

El esquema planteado lleva a explorar la inconsistencia y a la vez la posibilidad de fortalecer la tendencia de un músculo ideológico que mantenga y active a Morena.

POR LA NEGATIVA

La presencia del Consejero Presidente del INE ante el pleno legislativo ocurre por primera vez con los mismos resultados con las celebradas en la glosa del Informe Presidencial, es decir: sin consecuencias que fundamenten la responsabilidad de los servidores públicos, solo “echar leña al fuego del interés mediático” ajeno a la 4T.

Una cuestión de fondo bastaba para atrapar la irreverencia constitucional que cometen los servidores públicos del INE, al mantener salarios superiores a los asignados al presidente de la República. Sin que se contraargumentaran las salvedades esgrimidas por Córdoba.

El exceso de fuerza denunciativa abre por otra parte el cancel de la debilidad del Congreso quien no dispone del voto de castigo para promover, renunciar o enjuiciar a los altos funcionarios.

Ahora se agregan los órganos autónomos, los que son sujetos de un “linchamiento mediático” carente de civilidad y respeto, llevándolo a la decadente farsa propiciado por el abuso de la fuerza.

En el antiguo imperio romano el genio creativo de Quinto Horacio Flaco creo la “sátira” no solo para burlarse de sus adversarios sino incluso de humillarlos. Un género del discurso político desconocido en la Tribuna de San Lázaro. En cambio, en San Lázaro se aplicó la táctica del “ventilador”. Todos salpicados.

Como tampoco se encuentra la ideológica que sirva de médula a la columna vertebral del Morenismo, el que requiere con urgencia dar contenido a su discurso para engrandecer su arquitectura electoral. Requiere romper el cascarón del “aparato electoral”.

POR LA AFIRMATIVA

Durante el período de descolonización en la década de los sesenta, Fanon exclamaba que “sin teoría revolucionaria no habría revolución”, como idea derivada se repite que “sin ideología no se construye un partido”.  En Morena se mezclan los conceptos como movimiento y partido, sin que ninguno se culmine, quedan solo como enunciados.

A la carencia orgánica del Morenismo  se le añade culminar la fundamentación ideológica donde se encuentre explicación y aplicación a las políticas de bienestar del régimen, las que pronto verán mermada su capacidad adquisitiva ante la inflación galopante, como también fortalecer la credibilidad del adecuado manejo de salud en la pandemia, la recuperación de empleos y de empresas, como ofrecer un futuro mediato de seguridad y desarrollo social que acredite las políticas certeras del sexenio de transformación.

Morena se encuentra acosada por las pugnas internas derivadas de corrupción de recursos, como señala la denuncia Ramírez Cuellar – Polenski, o la trabazón por el padrón de militancia, entre Delgado – Luján, el despojo de los gobernadores a la militancia fundadora que son víctimas de expulsión, así seguir hasta una infinidad de nunca acabar.

El retraso de la discusión para su aprobación de la reforma eléctrica pega en el debate legislativo donde surgirían elementos ideológicos del proceso 4T. Es necesario caminar por esa senda.

DICTAMEN

La presencia del presidente López Obrador, los días 8 y 9 de noviembre, en el seno del Consejo de Seguridad, -donde México asume la Presidencia-, de las Naciones Unidas es una ocasión privilegiada para redefinir la política exterior de la Nación, a la vez, de refrendar los valores supremos de individuos y naciones en convivencia pacífica y cooperación. Dentro del tema que abordamos, será una oportunidad excelente para generar el pensamiento político nacional.

A los temas comunes de corrupción, desigualdad añade la atención de la migración, este último como tema de movilidad que impacta con fuerza en la concepción y resultados de la idea del nacionalismo, donde se desprende la necesidad de elaborar una nueva definición que ayude a entender los problemas y logros de la población y los riesgos y modificaciones que ha sufrido el espacio territorial, de ahí es posible avizorar un nuevo nacionalismo. ¿Será para bien?

Un comentario en “4T: ¿IDEOLOGÍA A REVISIÓN? – Diputado 501

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s