Del torvo morral

El escondido muñeco feo…

Héctor Cobá

Benito Juárez, Quintana Roo, 18 de noviembre del 2021

El activismo político, la defensa del voto y la preparación de nuevos cuadros políticos y administrativos no son actividades ajenas a su quehacer. Subvalorado a pesar del enorme palmarés en medio de la doctrina acumulada de Thomas Hobbes, Max Weber, Nicolás Maquiavelo, Alexis de Tocqueville, Fouché, Platón, Aristóteles y hasta Tiberio. Resulta increíble que no volteen hacia él el senador Dante Delgado del partido Movimiento Ciudadano (MC) o Pedro Haces Barba de Fuerza por México (FXM), incluso Alejandro Moreno Cárdenas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) debe considerar muy seriamente su recontratación.            

Con él el sur de Quintana Roo tiene que descartar la intromisión, que no meta su cuchara en la sucesión el aún gobernador de Quintana Roo Carlos Manuel Joaquín González, creyendo que aún está en el PRI como actor de la política aldeana, con el derecho de vetar a todo aspirante a gobernar el lar quintanarroense. Se le olvida al ahora panista-perredista que las condiciones políticas son diferentes, pueril sería quien le haga caso. Con el aludido Chetumal seguro recupera la autoridad de antaño.

Del personaje se sabe que está interesado en ser candidato a gobernador de Quintana Roo por la vía independiente, aunque él sepa demasiado de asuntosinterinstitucionales, de promoción económica y desarrollo rural, del medio ambiente, de asuntos labores en busca de la conciliación y el arbitraje, de asuntos jurídicos y del desarrollo social; asesor jurídico, de temas fiscales, en elecciones, de partidos políticos, presidentes municipales y gobernadores. Familiarizado con el servicio público en los niveles municipal, estatal y federal de la administración pública, el quehacer partidista, y la coordinación de evaluación y seguimiento de estructuras electorales, así como de grupos de candidatos.

Más claro: sabe de coordinación administrativa y gobierno estatal de Quintana Roo, qué le duran una reelecta presidente municipal de Benito Juárez María Elena Hermelinda Lezama Espinosa o la expresidente municipal de Solidaridad Laura Beristain. Los únicos que si le darían algo de pelea pueden ser el director general del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec Rafael Marín Mollinedo y el senador José Luis Pech, todos de Morena. Nada tienen que hacer los que suenan por el Partido de la Revolución Democrática (PRD): Gerardo Mora Vallejo y expresidente municipal de Benito Juárez Julián Ricalde Magaña. Tampoco de su expartido (el PRI) existe algún peligro con Cora Amalia Castilla Madrid. Mayuli Martínez senador del Partido Acción Nacional (PAN) menos. Tampoco el que está en medio del PRD o de MC el artista y empresario Roberto Palazuelos, el más bisoño en la política local. A la senadora Marybel Villegas Canché se le ve en la boleta electoral por MC.       

Dueños de una mala fama bien ganada: Joaquín Hendricks, Félix González Canto y Roberto Borge; sin embargo, llegó Joaquín González y los desbancó. De ellos, puros exgobernadores, del que se habla (o redacta) fue artífice del activismo político para su pasada elección.

Con su trayectoria, experiencia en derecho y sus habilidades directivas ninguno de los precandidatos actuales le hace sombra. Ninguno, léase bien, ninguno posee su ejercicio partidista y político, su habilidad para la administración del tiempo y manejo de prioridades. Él se ocupó, lo bien aprendido y hecho nunca se olvida, de ser el delegado general del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI en Nayarit, Jalisco y Oaxaca; asesor jurídico de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), el sector popular priista en Quintana Roo. Delegado especial del tricolor en Baja California, Sonora, Sinaloa, Guerrero, Yucatán y Chihuahua. Acostumbrado a hacer la talacha para presidentes de la República, cumplió a Roberto Madrazo Pintado y con la coordinación   regional de capacitación de activismo político en la campaña para presidente de la república de Enrique Peña Nieto en Oaxaca, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Qué daño político le pueden hacer una improvisada en la política como Lezama Espinosa, que en tres años de pésima actividad gubernamental en el municipio Benito Juárez con calles sin semáforos y avenidas rotas, faltas de mantenimiento y una delincuencia creciente, cree ya está capacitada para ser gobernador.    

Este futuro candidato a gobernador ha brincado la contaminación social, en las redes sociales no lo golpean, de vasta experiencia está encaminado a obtener el 70 por ciento de los votos de los ciudadanos desilusionados por los últimos 23 años de fatales y deudores gobernantes, ya que en las elecciones ganadas por el PRI o PAN-PRD nada más votan un poco más del 30 por ciento.

Cansados los quintanarroenses de no ver mejoras en el entorno, todo lo contrario. A Quintana Roo deben voltear a verlo los dirigentes partidistas Pedro Haces Barba (FXM) y Dante Delgado Rannauro (MC) y reclutar la eficiencia y eficacia del conocedor de las entrañas, órganos y piel de la política partidista de México y Quintana Roo, cuyas posibilidades de ganar son reales:Jaime Adrián Chicatto Alonzo. Hacer se le olvide la locura de ser candidato independiente a gobernador de Quintana Roo.

Un comentario en “Del torvo morral

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s