“La última palabra”

Chetumal,Quintana Roo, 26 de diciembre del 2021

Por: Jorge A. Martínez Lugo

MORENA DESTRUYE SU CRUZ DE LA 4T

Atinada parábola utilizó el presidente Andrés Manuel López Obrador, en su mensaje navideño a los mexicanos. La obra “Cristo destruye su cruz” del gran muralista, José Clemente Orozco, presenta a un Jesús dando hachazos a la cruz que lo torturó, en una escena encendida e iracunda de liberación.

“Sigamos su ejemplo” remata su mensaje de natividad; es decir, demos “amor a los pobres y olvidados”; continuemos con la revolución silenciosa de 2018, para acabar con la cruz de la corrupción y el saqueo.

Pero para Morena, la misma 4T, es una cruz.

En Quintana Roo, hemos visto esta semana, un proceso de selección (talón de Aquiles del sistema de partidos) de candidata a la gubernatura, Mara Lezama, con el mensaje: “Morena destruye su cruz de la 4T”.

El tema no es Mara Lezama como persona, sino el cártel político que ha infiltrado a Morena y desnaturalizado la 4T en el estado.

Como hemos comentado en otras entregas de esta columna, las encuestas volvieron a ser una simulación, muy al estilo de lo peor del viejo régimen priista.

La cargada está a todo lo que da, en la llamada “operación cicatriz”, que es un toma todo para la mafia verde y el reparto de migajas para quienes se suman en masa a la “unidad”.

Es la forma en que la obvia burocracia de Morena destruye su cruz de la 4T y termina de entregar el motor turístico de México a esa élite conquistadora, adicta a departamentos con vista al mar Caribe, a la que pertenece el propio Mario Delgado. Sacrificar turismo para rescatar energía; ¿Qué culpa tiene Quintana Roo?

Mara Lezama ¿seguirá tan verde como hasta la fecha? o como prometió, pero no ha cumplido, ¿será ahora más 4T?

LA ALIANZA CON MORENA NO ES NECESARIA: VERDE

Tiene razón Rafael Marín Mollinedo, cuando dijo: “La alianza con el verde no es necesaria”, sólo que al revés: los verdes no necesitan alianza con el partido Morena; lo tienen sometido a sus intereses. La llamada alianza morena-verde, es sólo de forma, no de fondo.

El turismo seguirá precarizándose; los trabajadores turísticos del norte continuarán siendo los peor pagados del mundo; el sur seguirá en el abandono; las comunidades mayas en la miseria; y la capital del estado seguirá siendo trasladada a Cancún.

El abandono del sur es vertical; la proletarización de los trabajadores turísticos de Quintana Roo, es transversal; el desprecio a los pueblos mayas, es ancestral. Empiezan a revertir la 4T, antes de que llegara al estado y de que termine AMLO.

Si Carlos Joaquín no ha vivido en la casa de gobierno de Chetumal, sino en la zona hotelera de Cancún, Mara con mucha más razón.

PEDIR PERDÓN A SAQUEADORES

En Quintana Roo, son tiempos de pedir perdón y reconciliarnos con nuestros conquistadores. Son tiempos de unidad y reparto de espejitos, en torno a imposiciones vergonzantes, vía encuestas patito.

Si te dan una bofetada en la mejilla izquierda, pon la derecha, es el villancico de AMLO en las redes sociales para los quintanarroenses. ¡Hacha, a la cruz de la democracia! es el mensaje a través de la obra de Clemente Orozco.

Mil disculpas a quienes nos han saqueado con el tricolor y reconciliación con quienes nos volverán a saquear con el verde-guinda. ¿Así, o más claro? Estimado auditorio, usted tiene la última palabra.

Un comentario en ““La última palabra”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s