EL EGÓDROMO PARTE  CCXXII

Por Luis Mac Gregor Arroyo

Foto de Alex Azabache en Pexels

 hoyoblanco.com.mx

Mañosón: Con la bandera de la igualdad, la legalidad y la libertad bajo su traje azul. Este hombre oriundo del lugar donde se encuentra el remanente máximo de la Exposición Mundial de 1889. Llegó con un conjunto completo digno de las colinas de Hollywood. Con mujeres bellas y dispuestas a darlo todo al bajar de su limusina. También estaba un casi añejo director de cine mexicano y una mujer quien amó al sujeto culpable de provocar tal aglomeración. El hombre de las regiones del Río Sena buscaba dar explicaciones y ayudar ¿Se intentaba arreglar el mundo? Eso ya pasó de moda. El hecho es que la persona buscada huyó de casa del susto. Era sospechoso ver tanto automóvil último modelo y de lujo. Inclusive el vendedor de tamales llegó con una limusina; en lugar de su combi tradicional. El comensal vio pasar al hombre buscado rumbo al restaurante de al lado: “¡Caray! Aquí ya llegó toda la comitiva de damas que buscan a éste. Por lo visto no quiere gastar un quinto en lugar costoso”. Tal vez no tenia para pagarlo y, ante el impacto, igual y no pescaba nada en medio del lujo. Tras comer. Mientras reposaba la comida en una banca. El joven vio pasar a una chaparrita de cabello negro y lacio. La mujer se ve harta. Lleva años queriendo ayudar a este aprendiz de comensal. Al no pelarla el hombre se percata de que le iba a explicar lo que ocurría; pero ante la negativa ella decidió irse “¡No hay de otra! Sólo hay sitio para el amor. En este caso, el mío”. El Mañosón no haría contacto con la ‘víctima’. Se retiraría con las manos vacías para seguir su carrera política. Y alinearse con los vientos del tiempo electoral de su región, más de un año después. No hay duda, en la política a veces la irrealidad llega. Tal vez por ello mejor no meterse en ella ni en el fútbol ni en religión. Finalmente en su nación, los reyes pasaron a la historia. Por ahí están sus descendientes; pero ya no son de primera plana en el ámbito de las decisiones de esos europeos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s