EL EGÓDROMO PARTE CXXXI

Por Luis Mac Gregor Arroyo

Engin Akyurt en Pexels-Pixabay

hoyoblanco.com.mx

El Preciso: Llegar a tener la silla presidencial no es cualquier cosa. Hay a quienes les puede tomar casi veinte años conseguirlo. Tanto tiempo de espera puede conducir a un pequeño toque de amargura, pero aún así se le puede tomar el gusto. Con todo los luchadores sociales más avezados con la intensión de hacer un cambio, al parecer, no evitan caer también en vicios. No hay duda que los cambios en la nación son de fondo, pero eso no justifica uno que otro pecadillo. Desafortunadamente el tiempo se acaba en el país. No hay tiempo que perder. Si tolerar al mandatario nos llevará a un mejor control del petróleo y de la electricidad, a tener otro recurso exclusivo de la nación, como el litio, y a recuperar soberanía nacional, la cual parecía sólo existir como una historia de fantasía, ya es ganancia. El comensal ve a ese hombre quien logró consumar un aeropuerto nuevo para el centro del país, cuando tres antecesores habían fracasado: <<Su único acto realmente intolerable… hacer pasar un tren por la mayor reserva de tierra virgen del país. Ese es el primer paso para que se pueble>>. Por ahí se aleja ese hombre canoso… Esperanza para muchos pesadilla para otros tantos, mientras en las áreas naturales los animales se preguntan cuando recibirán ellos su pensión de supervivencia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s