El desarrollo del Municipio de Morelia con deuda a 15 años

Mario Ensástiga Santiago

Morelia, Michoacán, 3 de mayo de 2022

A 8 meses de haberse instalado el gobierno municipal de Morelia, ha presentado su Plan Municipal de Desarrollo para el periodo 2021-2024; es de entenderse que dicho documento, por definición en términos generales, está basado en “el deber ser”, de ahí en adelante será “el puede ser” y “el saber hacer”; dicho de otra manera, lo planeado se alineará o chocará con la realidad.

La presentación de dicho Plan de Desarrollo a la opinión pública fue con el eslogan de “Hacer que Morelia vuelva a brillar”, para ello se requiere la participación de todas y todos afirmó Alfonso Martínez Alcázar, presidente municipal.

El nuevo Plan de Desarrollo está basado en la visión del Plan Municipal de Morelia 2015-2018, documento que en su momento fue pomposamente llamado Morelia NexT 1.0, propuesta de Desarrollo de la Gran Visión de Morelia al 2041, cuando Morelia cumpla 500 años de haber sido fundada, todo con una narrativa y lógica claramente tecnocrática.

El reclamo planteado por Martínez Alcázar a la administración de Raúl Morón Orozco por haber metido al cajón el plan de la gran visión conservadora para Morelia por 25 años, en mi opinión no podría haber sido de otra manera, por la simple y sencilla razón de las grandes diferencias programáticas entre un gobierno de derecha conservadora y un gobierno de izquierda progresista.

Alfonso Martínez Alcázar anunció la inversión de mil 200 millones de pesos para la obra pública para la Ciudad Administrativa Municipal, el saneamiento del Río Chiquito, la segunda Clínica Municipal en el norte de la ciudad, la construcción del Centro de atención para personas con autismo; la red hidráulica en Villas del Pedregal, rehabilitación, mantenimiento, reconstrucción y reparación de la infraestructura vial; la modernización de la red de semáforos, arreglos a instalaciones y equipamiento de calles, parques y jardines; la recuperación de espacios públicos, la rehabilitación de la red de ciclovías del municipio; obras de extracción, conducción y suministro de agua y/o la infraestructura para el suministro de agua potable.

No suena mal la oferta y promesa de realizar tanta obra pública, el problema consiste en que es a costa del endeudamiento por 15 años. El monto de la deuda contraída es por más de 700 millones de pesos; sin duda, Morelia será uno de los municipios más endeudados del país, ello afectará las participaciones y aportaciones al municipio por los próximos años.

Esta situación de endeudarse para realizar más obra pública es claramente una profunda diferencia entre la izquierda y la derecha; el gobierno de Raúl Morón Orozco no solo hizo el esfuerzo de pagar la deuda de más 400 millones de pesos heredada por el gobierno municipal de Martínez Alcázar, sino además no endeudó tan escandalosamente como ahora a las familias morelianas. Por su parte, el Gobierno federal de la 4t de igual manera está pagando la deuda pública contraída por los gobiernos del PRI y del PAN y no se ha endeudado.

La información del proceso de elaboración del Plan de Desarrollo Municipal está en el periódico oficial de Michoacán del lunes 3 de enero de 2022, y da cuenta de las etapas fundamentales del proceso de elaboración y la metodología utilizada del Marco Lógico y el Presupuesto Basado en Resultados que por ley hay que utilizar en elaboración de los planes de desarrollo municipal; contempla los planteamientos de visión, misión, principios, valores, l5 ejes, 17 programas estratégicos, 2 programas especiales, 27 programas institucionales y 211 líneas de acción con sus metas e indicadores; me llama la atención que no consideren proyectos estratégicos transversales.

De la misma manera, consigna el proceso de consulta ciudadana, la realización del Foro Ciudadano con cinco mesas de trabajo, la aprobación por Consejo Directivo del Instituto Municipal de Planeación y del Cabildo. Menciona que se tomaron en cuenta documentos elaborados por el Gobierno del Estado de Michoacán, el Gobierno Federal y algunos de carácter internacional; y, desde luego, no podrían faltar las referencia de estar vinculado al Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán de Ocampo 2021-2027, mismo que por cierto no ha sido presentado por Alfredo Ramírez Bedolla; entonces ¿cómo puede estar vinculado al plan estatal?, en todo caso sí al Plan Nacional de Desarrollo 2018-2024 que es ampliamente conocido. Se asegura que cuenta con los enfoques de la Agenda 2030, a la Gestión por Resultados y la información estadística del INEGI y la CEPAL.

En fin, son asuntos tecnopolíticos obligados como parte del proceso de planeación pública.

Con los años de andar en estos temas de la planeación del desarrollo municipal, afirmo que se cree equivocadamente que la abundancia de recursos es necesaria para elevar la capacidad de gobierno; en la práctica gubernamental, con frecuencia, se malgasta penosamente en asesorías, entrenamientos y operación inadecuada, no se emplean herramientas y dinámicas para garantizar la participación ciudadana sustantiva que exige nuestra realidad social y económica; la visión gerencial predominante de los gobiernos de derecha aleja y desenfoca la posibilidad de trabajar con y para la gente, particularmente para la más necesitada, ahí otra gran diferencia entre la izquierda y la derecha.

Lo que importa de un gobierno son sus resultados, la gente vota y se ilusiona a pesar de la reiterada frustración con la política, los políticos y los gobiernos. El endeudamiento del actual gobierno municipal de Morelia por 15 años, no garantiza por si solo buenos resultados, éstos en las actuales condiciones del país y por definición no son seguros como los de la física y la química que son ciencias determinísticas; en el juego social-político-económico actual no existe tales relaciones mecánicas, es por ello que con frecuencia los gobiernos municipales, particularmente los de derecha, caen en una especie de “barbarismo tecnocrático”.

La empresa Mitofsky dio a conocer en febrero de este año una encuesta de aprobación de 100 alcaldes de México, Alfonso Martínez Alcazar aparece en el lugar 94, con escasos 28.6 por ciento de aprobación y el 67.1 de desaprobación; esto es simplemente un indicador coyuntural.

Estaremos pendientes de nuevos trabajos de este tipo para ver si se modifica la situación, porque a final de cuentas a la gente lo que en verdad le interesa son los buenos resultados de una gobierno, no importa si es de derecha o de izquierda. Como quiera que sea, esperemos que el endeudamiento de Morelia por 15 años rinda frutos satisfactorios para mejorar la calidad de vida de la población municipal.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s