TODO ALISTADO. Todos listos menos nosotros

Javier Hernández Morales

San Cristóbal de las Casas, Chiapas, 3 de mayo del 2022

Levantada la veda política y ahora bajo la bandera del Obradorismo, han salido nuevamente a la calle a la caza del tigre, arropados bajo nuevas pieles de colores, todos y cada uno de los grupos que concertaron con nuestro Presidente para ser parte de una transformación que a mitad del camino dista mucho de lo que como movimiento se esperó.

Un viejo sueño de la lucha organizada y resistencia cívica asumió -en memorable y simbólica fecha- el rol histórico de erigirse en movimiento político -que no en partido- para poder regenerarse y dignificarse como tal a 43 años justos del movimiento del 68, sin olvidar los principios políticos que le dieron vida, sentido y rumbo. Ya como movimiento político no tardó en convertirse en Asociación Civil, como parte la estrategia ciudadana a 102 años del inicio de la Revolución Mexicana del pasado siglo, la cual asumió el compromiso de conformarse en dicho movimiento regeneracional que nos llevara al poder y a la gobernanza por la vía pacífica y electoral. Y por vez primera la mentada democracia participativa y cumpliéndolo nos convertimos en partido para poder cumplir así con la lucha democrática, con la cual consolidar a las bases populares y su lucha por ser parte determinante de un nuevo gobierno nacido fuera del sistema.

El próximo 01 de agosto se cumplen ocho años como partido oficial y como tal, no ha sido capaz como tal organismo de consolidar al movimiento regeneracionista como tampoco nos ha convocado para que asumamos los roles y puestos ciudadanos con los que sería posible la gobernanza que tanto requiere la escena y estructura de la transformación proclamada.
Estamos a punto de ser nuevamente testigos de una horda de asociaciones y agrupaciones que bajo la piel morada de cordero han dado ya el banderazo no oficial para erigirse en el cazador mayor y tener para sí el rugido felino, que se impondrá nuevamente como guardián y paladín de la democracia partidista instaurada oficialmente. Listos para ser sólo carnada y transitar de nuevo por una vereda tropical a salto de mata, sin que se avizore un camino en el horizonte democrático y sin vericuetos para que el movimiento protagonice esa anhelada participación democrática y cumpla con ese pendiente histórico – cosa menor para los dirigentes partidistas del poder- pero fundamental para la causa nuestra del pueblo: la gobernanza.

Todos alistados ya bajo nuevos y atractivos nombres para ser la próxima cúpula partidista del poder y ya sin necesidad del incipiente y debilitado movimiento, pero con todo el apoyo de un partido que prescinde de sus bases y confiado en la que no ha querido ser ni movimiento ni partido que regenere la estructura y dé paso a las bases populares para asumir su rol en la administración y vigilancia del nuevo sistema en ciernes y permanente construcción. Todos listos menos nosotros; sí, nosotros, quienes logramos lo que parecía imposible y poder cumplir a cabalidad los anhelos pendientes de un pueblo organizado bajo una lucha electoral y partidista que optó por tomar como arma la ley bajo el brazo y exigir nuestros derechos políticos, que ha tenido en su corta vida a cinco presidentes de los cuales sólo se salva quien ahora preside al Ejecutivo y que, fiel a su mandato y principios, no ha establecido vínculos con el partido como antaño para garantizar cumpla su palabra empeñada y que ha mitad del camino sigue sin cumplir: dar al pueblo el poder de elegir a su presidente de movimiento convertido en partido oficial.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s