Algunos testimonios de la generación X

Luis Navarro García

Madrid, España

Imagen de portada pixabay.com

Ha transcurrido ya un año de este pesar, que, si bien al principio parecía apuntar a una gripe cualquiera, finalmente resultó ser algo más serio que acabaría cambiando nuestra forma de vivir la vida, y cuando digo serio no me refiero a la virulencia con la que actúa dicho patógeno, sino a la orquestación y trama política que hay tras toda esta “pandemia” global, que bien pareciera la terrorífica trama de una obra de Stephen King.

Pertenecemos a una generación, la “X”, hijos de una época precisamente de cambios, de nuevos valores sociales, primeros privilegiados en tener en nuestras manos un medio de entretenimiento electrónico, descubridores del grunge o el rap, espectadores de lujo de la revolución sexual y consumidores de nuevas y atrayentes corrientes alternativas y géneros literarios como el cyberpunk o el steampunk.

Una generación que consumió literatura tan vasta como variopinta y fue capaz de construir y moldear su vida de una forma madura, trabajada, y respetuosa con el prójimo, aunque algunos se quedaran por el camino víctimas de esa curiosidad malsana que los fagocitó sin que se dieran cuenta hasta llevarlos a la tumba.

Decía René Descartes: “Para investigar la verdad es preciso dudar, en cuanto sea posible, de todas las cosas”, y partiendo de esta base y de esas inquietudes que todo ser humano debe tener siempre dentro de sí, creemos firmemente que hay que dudar, hay que preguntarse y cuestionarse todo.

Mientras tanto, no nos queda otra que vivir en esta distopía.

En el artículo de esta semana pretendo presentarles personas, sus historias personales, inquietudes y cuestiones, así como también dotar estas líneas de algo más que una noticia que contar, trascender más allá del acontecimiento de la misma, hurgando y mostrando la parte más humana.

Bajo esta línea os comparto esta semana testimonios cercanos:

– Rafael Cornejo:

En mi caso personal quizás no me ha afectado tanto la pandemia como a la gente joven que tiene una intensa vida social. En el trabajo he pasado a teletrabajar al 100% por lo que ahora paso muchas horas en casa y me relaciono bastante menos con los compañeros del trabajo. Se me han visto afectados los viajes a mi segunda vivienda, pues prácticamente solo fui en verano, así como también se vieron afectadas las reuniones con familiares y amigos, porque ahora se ha vuelto todo muy complicado. Estoy cansado de usar mascarilla a todas horas y para todo, así como haber perdido gran parte de mis derechos y libertades.

– Fernando García:

Por las características de mi puesto de trabajo, de cara al público en una sucursal bancaria, llevo 8 horas diarias doble mascarilla. La situación económica de los negocios y autónomos es caótica. No reciben ayudas y están hartos.

– Nacho Labado:

Debido a la tipología de trabajos y clientes que son el target de mi empresa, a finales de 2019 ya tuve la sensación que algo raro ocurría. 

Clientes que habían confirmado verbalmente presupuestos de ejecución y con los contratos redactados en el último trimestre del año, de repente estaban ilocalizables. Llegaron las Navidades de 2019/20 y quise pensar que ese periodo navideño era la razón, pero me equivocaba.

Cuando pude volver a contactarles a algunos era ya febrero de 2020, antes de que se decretara el Estado de Alarma, pero en cambio ya me transmitían que estaban en sus casas de campo, mansiones, y que no volverían hasta bien entrada la primavera. Estos clientes son personajes de un “alto nivel”, por lo que intuyo tenían información privilegiada y sabían lo que se estaba gestando.

Esta plandemia tiene una gran estrategia de ingeniería social y se lleva preparando años, hay personas que tienen mayor acceso a cierta información, hay gente que investiga y razona, y hay gente que directamente cree la información manipulada de TV y se anula como persona. 

Que un gobierno compre a los medios de comunicación para que dirijan a la población es terrorismo de Estado, y aquí lo tenemos, creando el peor clima de terror posible.

A nivel personal y profesional, como empresario, puedo decir que la situación no es buena y no hay indicios de que vaya a mejorar. En mi caso no puedo quejarme, porque mi sector, las obras y los proyectos de interiorismo no es de los más afectados, pero bien es cierto que se ha notado de una manera superlativa, tanto la ralentización de los proyectos como la bajada de la facturación.

– Cristina C. M.:

Covid 19, es la experiencia de cómo una gripe mundial transforma los hábitos de vida, haciendo tambalear incluso el germen más profundo de la existencia humana. El intento de paliar las consecuencias, conlleva la drástica modificación en los hábitos de vida de las personas, en mayor o menor medida, y dentro de todas las gravísimas consecuencias que ha traído la pandemia, cabe destacar el resurgir de las capacidades innatas del ser humano, que una vez más se reinventa, como tantas veces ha ocurrido a lo largo de la historia, para sobrevivir a la amenaza que nos azota.

Esta crisis ha sido el disparador para el cambio a una conciencia social mundial; más humana y sostenible; imprescindibles, para afrontar los desafíos de la nueva era.

Quiero destacar que he sido una de las personas afortunadas por vivir esta transformación interior y, por primera vez en mi vida, he publicado un libro. Su redacción, es fruto de una fuerte inspiración, y está cargado de significado simbólico y conceptual, además de experiencias de vida. En definitiva, es mi aportación al mundo, con las claves para una vida más feliz y plena.

– J. Hurtado:

Parece mentira, pero es real, hace 50 años se vivía mejor en España que en la actualidad. Te comprabas una casa en 5 años, llegabas a tu casa a la hora que fuera con toda seguridad, éramos la 9ª potencia, la economía fluía en todas las regiones, la mujer era respetada, así como la vivienda, en fin, era la España que nos dejó Franco, “una, grande y libre”, nunca mejor dicho.

Llegada la transición con políticos de la escuela que dejó el caudillo fue exitosa y convivimos en paz y armonía hasta la llegada al poder de Zapatero, que abrió las puertas al libertinaje y el caos, abriendo las fronteras a todo inmigrante delincuente [que] viniera a España a delinquir cobrando una paguita y nacionalizándolo para tener su voto en el futuro.

Ya el colmo llegó en el 2014 con la entrada en la política de PODEMOS, que decían ser un partido [que] miraba por la ciudadanía y acabaría con la corrupción y las injusticias, cosa que risueñamente han resultado ser unos delincuentes natos. 

Con la llegada de este gobierno social/comunista , España como mencioné al principio vive peor que hace 5 décadas, una vivienda para comprarla te tiras 35 años pagándola, una chica de 15 años no puede llegar a su casa más tarde de las 22:00 por que la viola cualquier inmigrante, las mujeres son asesinadas por maltrato de género, el libertinaje y la corrupción está a la orden del día, los políticos de izquierda a pesar de la crisis del COVID que se vive y con el panorama actual tal y como está, encima se suben los sueldos mientras España se muere de hambre.

– Luis Navarro:

En mi caso la pandemia me llevó a teletrabajar ya desde mediados de marzo de 2020, y así sigo al día de hoy. Jamás pensé que fuera capaz de pasar tanto tiempo sin ver a mis compañeros, sin acudir a mi puesto de trabajo. Tan solo en los meses posteriores al final del confinamiento me atreví a salir algo con mis amigos en julio y agosto. No acabo de acostumbrarme a llevar la mascarilla por más que la lleve, y evito en la medida de lo posible pasar mucho tiempo en la calle, salvo que sea necesario.

Esta crisis no ha hecho otra cosa que hacerme brotar en mi todas esas dudas, cuestiones y preguntas sobre el origen del virus y el cáliz que esta situación ha tomado desde que comenzó y va a seguir tomando. Escéptico de la única verdad oficial del gobierno.

Tantos días, semanas y meses en casa me ha llevado entre otras cosas a publicar mi primer libro. Ha sido un sueño que tenía en mente, el cual siempre quise cumplir, y este año pasado 2020 con tanto tiempo para mí, pude llevarlo a cabo. También ha sido un año de introspección, de crecimiento personal y de nuevos retos, uno de ellos precisamente poder escribir en este medio para todos Uds., gracias a la persona de Héctor Tenorio, y otro poder colaborar para el canal ST UNAM TV gracias a la persona de Miguel Ángel Vaylón. Así pues 2020 ha sido para mí un año lleno de nuevas oportunidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s