CUENTO DE HADA / GUION

           

POR EDGARDO GONZÁLEZ FRANCO DE LA PEZA

PERSONAJES

OGAM.

HADA.

MOUNSTRUO Príncipe de los duendes.

OGRO

ARABE.

ASTRID.

GENERAL.

JEFE DE GITANOS.

GITANO ALQUIMISTA.

DUENDE ESCRIBANOS.

NIÑO.

CLICISE.

MINISTRO.

GITANOS Y GITANAS. EXTRAS.

JUGLARES Y CIRQUEROS. EXTRAS.

ESCENA I

TOMA I

Con una montaña al fondo, se presenta un bosque, tupido de árboles y solitario, con un claro lleno de musgo al que llegan a filtrarse algunos rayos de sol, entre la espesa neblina se detiene a descansar Ogam.

OGAM: – ¡Estoy perdido! y siento la presencia de alguien, a quien no alcanzo a distinguir.

Se acerca a una figura y va distinguiendo la figura de una niña que acaba bien iluminada.

                HADA: -No tengas miedo.

Ogam se queda paralizado, aunque está cerca, intenta mover el brazo, lentamente y poco a poco, para tocarla, con mucho esfuerzo y lentamente, lo va moviendo hasta que pude tocarla y en ese momento, desaparece. Mientras un aire fuertísimo empieza a rugir y agitar terriblemente los árboles, una lluvia de hojas con ramas cae, pasa un gato pardo maullando, cuando al fin término ese aire torrencial la niña está ahí.

OGAM: – ¿Quién eres? Le pregunta.

HADA: -Soy una Hada y vengo a ayudarte.

OGAM- ¿un Hada…? ¿En qué me vas a ayudar?

HADA: -No lo sé, ¡eso me lo vas a decir tú!

OGAM-Está bien esto de encontrarme una Hada no pasa todos los días, no quiero ser un aprovechado.

HADA: -En la vida hay que tomar los momentos y hacer lo mejor de ellos, estás enfermo de amargura.

OGAM: – ¿y eso cómo se va?

HADA: -Destierra a la bruja que te ha hecho el maleficio.

OGAM: – ¡qué difícil! Eres muy hermosa Hada.

HADA: -Eso no importa yo no quiero este cuerpo, las hadas somos etéreas.

OGAM: -Si lo eres -le dice- pues los pies te sirven para caminar, los brazos para muchas cosas, todo en tu cuerpo tiene un fin.

HADA: -No, no tengo cuerpo, alguna vez tuve, pero ya no. Dijo Hada.

OGAM: -Si tienes, ¿recuerdas quien eras?

HADA: -Una gitana.

OGAM: -Yo te voy a ayudar a recuperar tu cuerpo. ¿Dime que más necesitas?

HADA: -Huyo del monstruo príncipe de los gnomos que me anda molestando.

OGAM: -Yo hare que te deje en paz, quiero hacer una hazaña, mi abuelo fue él ultimo uso esta espada.

HADA: -Ya no es tiempo de hazañas ni de espadas. –dijo ella.

OGAM-Entonces tampoco de gnomos ni de Hadas. Dime donde esta ese monstruo principito que yo haré que no te vuelva a molestar.

HADA: -Yo lo atraeré. Dijo Hada.

Hada, empieza a moverse con mucho tiento, bailando lentamente como hindú, su canto es como de una gatita en busca de su madre; así como el llanto de un bebé, el poco viento que ahí se detiene y no se mueve ni una hoja, ni la más pequeña brizna.

 Aparece el monstruo gnomo cargando una gran bolsa, parecido a un Dragón, Ogam le hace un pase de magia a Hada y se convierte en una ardilla y rápidamente se sube a un árbol. Ogam saca su espada, el monstruo gnomo deja su bulto en el suelo de dónde saca muchísimas ratas que Ogam va matando, pero en cuanto las deja vuelven a vivir.

HADA: -Córtales la cola, – grita la ardilla desde el árbol.

Ogam se pone a cortarles la cola que tomaban con su hocico mientras se iban a La espesura del bosque, cuando lo vio el monstruo gnomo abre su saco de donde salen muchas avispas que se van volando sobre Ogam, me cubre con mi vieja capa.

OGAM: – Esta vieja capa dicen era de Merlín. Si me ayudas ahora vuélvete capa mía, dulce miel.

El enjambre de avispas se pega en la capa que se parece muy pesada, la mete en lo alto de un tronco hueco y con hojas secas en la base le prende fuego, sale mucho humo con lo que se dispersaron las avispas.

OGAM- ¿Qué quieres monstruo príncipe de los gnomos?

MOUNSTRUO: – ¿Quiero a Hada?

OGAM: -Ella no te quiere, déjala en paz.

MOUNSTRUO: -Ah si tú lo dices te haré caso porque tú también eres un príncipe, aunque parezcas un sapo. Dice burlón.

El monstruo gnomo toma su saco y se va, Ogam le que ofrecerle unos cacahuates a la ardilla para que baje y con otro pase mágico la vuelve a ser una Hada.

ESCENA II

TOMA 2

Ahora aparece un pueblo con un bosque al fondo, al frente del escenario hay un camino con algunos árboles, hay una pequeña fachada de choza con una cubeta enfrente y un barril.

Hay una mesa con utensilios como morteros, tubos de ensayo, etc…

OGAM: -Ahora te recordaré que eres humana, Hada ya verás. Busquemos gitanos alguno nos podrá ayudar.

Encuentran la cabaña y enfrente un Ogro sentado, se oyen grito de mujer detrás de la cabaña. Mientras Ogam habla con el Ogro, Hada se acerca a la cabaña y pega el oído escuchando los gritos y empieza a murmurar.

OGAM: -Buenos días, señor.

OGRO: – ¿Qué tienen de buenos?

OGAM: ¿Nos podría auxiliar?

OGRO: -Yo no ayudo a nadie, lo único que sé es hacerme una bolita pequeñita y asustar gente con mis historias a la gente que me pague por ello.

OGAM: -vengo con un Hada que ha olvidado que es humana.

OGRO: -Yo tengo una pócima para remediarlo. Pero mira como espanto brbrbubrmbr… bla, bla, bla.

Lo que dice el Ogro, se escucha como inentendible.

OGAM: – ¡Ya no quiera asustarme, que no me da miedo!

El Ogro se metió a su carreta y dio un portazo.

HADA: – El Ogro tiene una muchacha encerrada ahí, que se llama Astrid.

Después de un momento sale y dice:

OGRO: -Puede entrar Hada.

Cuando la iba a seguir OGAM le avienta un balde de agua.

OGAM:  -Me quedare afuera esperando a ver si me deja pasar.

OGAM se convierte en un niño chiquito, toca la puerta y entra sin ser reconocido por el ogro, escabullido Y pasa.

HADA: -Aquí no hay ninguna pócima, tiene encerrada a Astrid, no la deja salir y así ha pasado toda su infancia. Ogam se vuelve a hacer grande y el ogro se enoja, y empieza a carcajearse y a burlarse de Ogam y a correrlo.

OGRO: -Largo de aquí, largo. –Grita.

OGAM: -Si te sigues riendo la carcajada te va a devorar.

Dejo de reírse y dijo:

OGRO: -tienes que casarme con hada cortándose las venas, como gitanos.

OGAM: ­-Hada, Eso lo dice para tenernos aquí como sus sirvientes, yo no quiero porque así nos podemos morir, además no nos dejara salir nunca de su carreta. ¿eres capaz de hacerte bolita y meterte en el barril.

Cuando entro como bolita Hada en el barril, Ogam la tomo de la mano y salió corriendo con Astrid, cuando Hada recupero su forma de Hada, dijo:

HADA: -Llevemos a Astrid.

Caminaron aprisa.

                                               TOMA 3

En el bosque.

Encontramos a varios gitanos y gitanas y entre ellos a un árabe rasgando su guitarra al que Astrid se le quedo mirando fija y ensimismada (se oye música romántica con violines y pajaritos)

Árabe: -Yo sé encantar con mi guitarra. Les voy a enseñar conjuros mágicos con palabras que no conocen.

Se puso a rasgar fuerte las cuerdas y la gente se fue corriendo.

Llega un hombre vestido de militar y le dice a Ogam:

GENERAL: -le encargó muchos paraguas.

Y Ogam se pone a aparecerlos, estaba aparece y aparece paraguas cuando llega Astrid y le dice:

ASTRID: -Hada no está, se la han robado.

Ogam sale corriendo y la saca de entre mucha gente reunida.

OGAM: -Astrid, fui por ella y la recuperé, y pues la gente se queda prendado de su transparencia, pero ella se convierte en gato y así los despista.

                                                               TOMA 4

Hay una carreta atrás de una fogata encendida y taburetes alrededor, queda luego un pequeño claro de tierra.

Nos pusimos a caminar y encuentran un gitano afuera de la carreta junt6o a la fogata. Cuando los ve saca su machete y su pistola amenazándolos.

OGAM: -Esta gitana –señalando a Hada- ha olvidado que es humana.

El jefe gitano se tranquilizó.

JEFE GITANO: -traigan todos los barriles de vino, vamos a hacer una fiesta para darles la bienvenida.

Se hace la fiesta con los gitanos, hay música y baile gitano. Con panderetas, etc.

Hada: -Ogam, la fiesta ya ha durado un mes. El jefe gitano te llama.

El Jefe Gitano lo ha estado llamando con el brazo.

JEFE GITANO. – ¡HEY OGAM, ACERCATE¡ Le grita.

Cuando se sienta a la mesa el jefe gitano le acerca un plato de sopa.

JEFE GITANO: – Bebe, bebe…

Ogam se queda profundamente dormido. El jefe gitano lo deja en una zanja, pero Hada lo busca, lo encuentra y lo despierta.

HADA: -El jefe gitano te quería deja aquí y como se dedica a recolectar hierbas y sustancias para hechizar a la gente quiere que trabajemos en eso, el árabe ya está recolectando hierbas.

Hada, Ogam y Astrid se ponen con el árabe a escarbar en la tierra. Se apagan todas las luces quedando completamente a oscuras y se vuelven a encender. Ogam aparece jugando cartas con el Jefe Gitano, hasta que el jefe Gitano se queda dormido. Se levanta Ogam y va con Hada, Astrid y el árabe y les dice:

OGAM: -He hipnotizado al árabe, vámonos de aquí.

ASTRID: -Nosotros preferimos tomar nuestro propio camino. Adiós.

Se despiden se estrechan las manos y se dan un abrazo.

HADA y el ÁRABE: -Adiós.

                                               TOMA 5

Esta una vieja gitana con algunos enseres como una canasta, etc. en el bosque.

Hada y Ogam se encuentra a una vieja gitana y les dijo:

VIEJA GITANA: – Yo sé un conjuro, los puedo hacer viejitos y así Hada quizá comprenda que es humana.

OGAM: -Esa no es una solución.

                                               TOMA 6

Hay una mesa con varios utensilios como morteros, mecheros, tubos de ensayo, vasijas, piedras, etc.

Se les acerco otro gitano y les dijo:

GITANO ALQUIMISTA: -Yo les enseñare a hacer oro, vengan, -y los llevo a su mesa de trabajo, donde les pensó a explicar- aquí tenemos plomo, si lo mezclamos con esta sustancia se convertirá en oro.

OGAM: -No, no nos interesa hacernos ricos, buscamos ser plenamente humanos.

Y se fueron caminando y en el bosque encontraron un duende.

OGAM: -Hola duende, llevo un hada porque buscamos ser plenamente humanos y ella no siente su cuerpo.

DUENDE: -Dame tu mayor tesoro y yo te ayudare.

OGAM: -No te voy a dar a Hada, pero este es mi mayor tesoro esta piedrita preciosa a la que le ando buscando un nombre, por lo que es, vuelve filosófica, te la entrego.

DUENDE ESCRIBANO: – Soy un duende escribano y por orden del monstruo príncipe de los gnomos, que es un tirano, te ha mandado a la bruja Clicise que te ha embrujado de amargura y melancolía, se ha quedado con tu castillo y tu caballo, además te ha mandado una Hada para encantarte. Yo encontré a la gitanita para que monstruo príncipe de los gnomos no se la lleve, yo la volveré a hacer normal si me dices como deshacernos de ese príncipe gnomo que tiene a todos los gnomos en la miseria trabajando en sus minas, pues yo solo sé hacer uno que otro encantamiento a las niñas y escribir.

OGAM: -Yo te sugiero que vayas a lo más espeso del bosque donde está el brujo más sabio de la tierra a un lado de un lago verde y desde ahí escríbele al monstruo príncipe de los gnomos. Te expliqué como pueden espantar las historias.

DUENDE ESCRIBANO: – estoy de acuerdo, le quitare el encantamiento a Hada y regresara a ser humana; una gitanilla muy linda.

El Duende escribano hiso unos movimientos con las manos y dijo unas palabras extrañas:

DUENDE ESCRIBANO: Ajara mana churiminipse catan.

HADA: -Ya soy humana, ya siento mi cuerpo, pero estoy muy molesta porque ya no podré convertirme en gato he sido muy feliz como Hada y solo me podrás ver de nuevo cuando las piedras lloren.

Se fue corriendo sin que Ogam la pudiera alcanzar.

                                                                               ESCENA III

                                                                               TOMA 7

Una plaza con sus edificios posteriores y laterales y en el centro una estatua, al fondo se ven las montañas y una parte del cielo con nubes. Donde hay un niño botando una la pelota.

                Ogam: – ¡Hola niño! ¿Puedo jugar contigo a la pelota?

                NIÑO: -Claro que sí.

                Y empiezan a aventarse la pelota.

                OGAM: – ¿Y qué platicas? ¿Qué dicen en este pueblo?

                NIÑO: – Mucho, que el monstruo príncipe de gnomos ha caído muerto de miedo por las cartas que el duende escribano le ha mandado.

OGAM: -Ahora comprendo que la hazaña que yo tenía que hacer era precisamente deshacerme de ese gnomo tirano y la he cumplido tan solo con indicarle el camino del brujo sabio al duende escribano. Pues yo también desciendo de un Rey, aunque nadie me lo creyera, ni tampoco mi historia. ¿Sabes? no puedo resolver el embrujo de amargura y la maldición de melancolía y de soledad que no me dejaban en paz, la única magia que he perfeccionado es la de dar vida a las piedras. Estuve encerrado en un viejo castillo de magos en desuso, de donde salía cada tarde en las que iba a fijarme en las piedras por si las veía llorar. Esa estatua de muchacha tan bella que recuerda a mi gitanilla.

NIÑO: -Esa era una gitana, una bruja la convirtió por celos en una piedra. Ya me tengo que ir a casa, gracias, adiós.

OGAM: -Gracias a ti por querer jugar conmigo, que te vaya bien suerte, adiós.

El niño se fue corriendo con la pelota. En ese momento empezó a llover, 8en la parte de enfrente cae una cortina de lluvia) la estatua se empapó y sus ojos parecían llorar cuando un gato pardo pasó corriendo.

                                               TOMA 8

En la misma plaza en el pueblo. Mientras Ogam habla van apareciendo primero la lluvia, la iluminación con juego de luces de color y sombras que van cambiando luego siete luces que suben de intensidad al fondo a la altura del suelo, aparecen diversos objetos como cubos, esferas o pelotas, relojes, espejos con juego de luz y sombras, hilos y cuerdas, cajas de color, cadenas y candados, sombreros, conejos, gallinas, patos, palomas, etc. pañoletas, pinos de boliche de color de malabaristas, cae talco, polvo y/o tierra, aparecen pierrots y bailarinas, chamanes, gurús (algunos con turbantes y túnicas, etc.), una gran rueca, etc.

OGAM: -Invoco a los siete espíritus de la mañana, a las fuerzas de las apariciones para dar vida, a las energías de los atravesamientos, atrevimiento y levitaciones para encontrar la movilidad, a la agilidad de mis manos más rápidas que cualquier ojo para que todo salga a tiempo, al reflejo de los espejos para que me den la luz, a los hilos invisibles de la vida, a los nudos de las complicaciones, a las cajas encontronas para este momento, a los escapistas y sus cadenas y candados para huir de la muerte, a los conejos de los sombreros y su inquietud, a las pañoletas que todo lo ocultan para que me compartan sus misterio, al azar para que me sea propicio, a los globos y esferas de los malabaristas para dar forma, al don de las palabras de magos, juglares y poetas, a los polvos y sustancias milagrosas que curan, a la sabiduría antigua de los chamanes, profetas, videntes y telépatas, y así subo, a la gran rueca de la vida y aplaudo una vez.

Dejo de llover y del cielo entre las nubes salió un rayo de sol que ilumino la piedra. La gitanilla se empieza a mover.

OGAM: -Aquí está mi gitanilla, abrázame, bésame. Tu mi gitanilla serás mi Dama.

Se abrazan y se besan.

HADA: -Aquí está esta piedrita de jade verde brillante que nombramos Hada, es la prenda para luchar contra la bruja Clicise

OGAM: -Encontremos a la bruja en una choza junto al bosque, la única arma es esta piedra de jade que se convertirá en una ventana donde al ver la bruja toda su maldad, caerá muerta horrorizada.

                                                               ESCENA 9

Dentro de una choza esta la bruja Clicise mirando la joya, sentada.

Mientras dice estas palabras, aparece la bruja Clicise, viendo la jora, pone una cara de terror y cae muerta.

                                                               ESCENA 10

En la misma plaza en el pueblo. Aparece la procesión del ministro con los que los acompañan, todo el elenco, vestido formalmente, aunque también de gitanos. Se ponen frente al ministro dando el frente al público, igual que los que los acompañan atrás de ellos.

MINISTRO: -Ahora puede besar a la novia.

Se dan el anillo y se besan.

OGAM: -Así pude casarme con mi gitanilla y vivimos felices para siempre. Colorín colorado este cuento se ha acabado.   

FIN                MAGO OGAM                                  5516921403

Un comentario sobre “CUENTO DE HADA / GUION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s