EL EGÓDROMO LXXXVI

Por Luis Mac Gregor Arroyo

Fotografía de Jess Foami en pixabay.

 hoyoblanco.com.mx

Chiquita: Es una adolescente que está más cercana a los niños que a los jóvenes. Por ende, es más madura que muchas. Se la sabe mejor que sus padres y es sumamente franca. En la antigüedad las mujeres de vida corta se casaban con hombres bastante maduros. Hoy muchos varones de edad se unen con mujeres cercanas a su edad. Claro, es difícil encontrar mujer consciente y suficientemente sabia sobre lo que ocurre a diario, para convivir con ella. Esta pequeña sí conoce bien la realidad. Hasta mastica chicle en el templo. Una verdadera guerrera que camina para atrás, cuando va hacia delante. Para esta pequeña el novenario le hace los mandados, y el amor la sonroja, pese a ser Dios su amigo. El comensal la ve a ella con ojos extrañados “…¡Soy más grande que tu papá”. Como si no se percatara de lo que el hombre en la mesa tratara de comunicarle, ella voltea hacia donde va su madre y su padre, y sigue su camino. No tiene prisa; pero Dios sabe que se va a enamorar mucho antes de lo que ella piensa y le va a resultar sumamente difícil zafarse del “terrible” amor, pues va a estar muy enamorada.

Un comentario en “EL EGÓDROMO LXXXVI

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s