EL EGÓDROMO LXXXVIII

Por Luis Mac Gregor Arroyo

Fotografía de S.Hermann & F. Ritcher.

hoyoblanco.com.mx

Esfera Blanca: Mujer capaz de abofetear a su pareja por el gusto de hacerlo y porque lo disfruta mientras se lo hacen. Cuando se enamora trata de hacer hasta lo imposible para estar con el hombre amado. Desafía a las familias que intentan quitarle hasta un café a su amado mientras se le atiende en el hospital. Entra en crujías llenas de gente sin los menores escrúpulos, y capaces de matar, para ver que su hombre esté bien y poderle dar su medicamento, lo necesite o no. Nadie conocido arriesga así la vida y lo hace derecho, sin juegos tersquiversados. Por envidia la separaron de lo que pudo ser algo bello y se siguió preocupando por ese hombre pese a no ser recordada. Ella no tiene un puesto directivo donde trabaja, pero de seguro no arrumba a los pacientes por el ¿qué dirán? Cuando necesitan apoyo. El comensal la ve y sólo piensa “por ella hasta me dejaba darme de comer en un tazón en un cuarto de su casa”.

Un comentario en “EL EGÓDROMO LXXXVIII

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s