EL EGÓDROMO PARTE LXXXIX

Por Luis Mac Gregor Arroyo

Fotografía de johnnie shannon en pixabay.com

hoyoblanco.com.mx

El del Colegio Mexicano: Con cubículo y horas clase. Este académico de primer orden, se da el lujo de salir en televisión, y dar a conocer sus puntos de vista al público en general. Su elocuencia es tal que convence a propios y extraños, en su ejercicio de retórica. Al considerársele consejero es de extrañar que, en ocasiones, pudiera ser objeto de ingenuidad. Sin embargo, a veces, en su búsqueda por arreglar su entorno, como intelectual pertinaz. Se involucra con políticos de alto calibre, en la tarea de conducir a la nación por mejor cause. Aunque pudiendo provocar desperfectos y desatinos. La aventura –en estos casos– puede resultar contraproducente. Pero un intelectual previsor de su calibre siempre prevé el escape académico cuando el tiempo así lo reclama. Navegar con la marea. Hacer lo mejor posible. Ayudar, corregir el rumbo y no buscar santos donde no los hay. Son la receta de un buen desempeño y un final halagueño.

Un comentario en “EL EGÓDROMO PARTE LXXXIX

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s