Ecos de la Convención Nacional Morenista

Mario Ensástiga Santiago

Morelia, Michoacán, 14 de febrero de 2022

Será por la ausencia de convenios comerciales con los medios de comunicación radiofónica, televisiva, impresa y digital, tanto a nivel estatal como nacional, o por razones de interés político dentro y fuera de Morena, que el importante esfuerzo de organización y realización de la Primera Convención Nacional Morenista celebrada el pasado 5 de febrero en la CDMX, no ha repercutido en la opinión pública como debiera, acorde al importante y trascendente proceso ideológico y político de una parte de la militancia nacional morenista, de los seguidores y simpatizantes del lópezobradorismo y la 4t.

La información pública ha sido a través de las redes sociales que los convencionistas han proporcionado hasta ahora limitadamente, si bien es cierto que ha sido un evento no institucional, no se debe dar la espalda complativa y complaciente ante la por demás “institucionalidad quebrantada”. Es por ello que no deja de ser un acontecimiento de importancia notable para la refundación del partido-movimiento de la 4t.

Como parte del proceso, en Michoacán, al igual que buena parte de entidades de la República, se realizaron foros preparatorios para analizar, debatir y tomar de acuerdos en torno a las 8 mesas temáticas de la Convención. En Morelia se realizó el foro estatal preparativo el sábado 22 de enero, al que acudieron poco más de 200 morenistas provenientes de municipios tan distantes como Coahuayana y Lázaro Cárdenas, de los más cercanos como Pátzcuaro, Salvador Escalante, Ciudad Hidalgo y principalmente por obvias razones la mayor asistencia fue de Morelia y municipios cercanos. Actividad realizada con mucho esfuerzo personal y colectivo, con escasos recursos económicos y materiales, y la mala, malísima acustica del auditorio Servando Chávez. A decir verdad realizar eventos de esta naturaleza tanto en los estados como a nivel nacional, en medio de la cuarta ola de la pandemia del coronavirus, constituyen una auténtica irresponsabilidad sanitaria, pero por otra parte, no hacer nada frente a la situación actual de Morena, sería una verdadera irresponsabilidad ético-política. En ese sentido tal actividad no deja de ser un evento de dignidad, congruencia y esperanza.

Los consensos alcanzados en el foro estatal de Michoacán, no fueron otra cosa que reiterar y resignificar la importancia política de hacer el esfuerzo para rescatar tan importante proyecto partidario para las fuerzas progresistas de este país y América Latina, actividad que constituye el fortalecimiento de la visión común y fortaleza ideológica y política, esfuerzo incluso reconocido por el académico de la UNAM y líder más visible, John Ackerman, al reconocer y asegurar en la plenaria del cóclave nacional morenista, que el trabajo realizado por los convencionistas de Michoacán es un ejemplo de lo que hay que hacer en la ruta de fortalecer la 4t rumbo al 2024-2030, proceso que debe continuar para territorializar y sumar más voluntades políticas de la militancia morenista y ciudadanía progresista.

Sabedor de las limitaciones económicas y sanitarias, muy probablemente de Michoacán habrán asistido a la CDMX no más unas 50 o 60 personas, que en las actuales condiciones no son poca cosa; la información pública de los organizadores señala que la Primera Convención Nacional Morenista logro concitar a poco más de 3 mil personas, que llegaron con sus propios recursos económicos desde los lugares más distantes del país, de Chiapas a Baja California, de Guerrero a Veracruz, en resumen de las 32 entidades federativas, y de algunas ciudades de los Estados Unidos. Sin duda una exitosa convocatoria. La presencia de destacadas personalidades como Paco Ignacio Taibo II, Jesusa Rodríguez, del activista social y humanista padre Alejandro Solalinde y el ecologista Víctor Toledo entre otras muchas más personalidades presenciales y a distancia, bajo el evidente liderazgo del John Ackerman, que a juzgar por lo visto, está absolutamente convencido de la justeza de este movimiento, a pesar de la escalada de críticas y descalificaciones.

Más allá del ambiente festivo y combativo de la reunión en torno al Monumento de la Revolución en el 105 aniversario de nuestra Constitución, no deja de ser un hecho y acontecimiento por si mismo altamente simbólico y propositivo; como resultado de las mesas de trabajo se alcanzaron 21 acuerdos y compromisos, por falta de espacio sólo quiero destacar algunos que me parecen de vital importancia y trascendencia. Se revalida el compromiso y convicción de apoyar las tareas en puerta, la lucha por la defensa y concreción de la Reforma Eléctrica, promocionar y participar la movilización convocada por el Frente Nacional en Defensa de la Reforma Eléctrica para el próximo jueves 17 de febrero a las 12:00 horas en la Cámara de Diputados de la CDMX; en la misma perspectiva, promocionar, organizar y llamar a la votación en favor de la Ratificación del Mandato del Presidente Andrés Manuel López Obrador el 10 de abril de este año.

Otros acuerdos son continuar con las actividades que lleven a la práctica las tareas preparatorias de la Segunda Convención Nacional Morenista para el 6 de agosto en el Movimiento a la Revolución; exigir la construcción democrática y transparente del padrón de afiliados de Morena; la eliminación de delegados con funciones de presidentes y presidentas en varias entidades del país; nombrar de manera estatutaria los consejeros nacionales y estatales faltantes; realizar actividades de consulta a las bases para la elaboración del Programa de Gobierno y la Cuarta Transformación para el periodo 2024-2030. Demandar la emisión de la Convocatoria para la celebración de un Congreso Nacional Extraordinario de renovación de la totalidad del Comité Ejecutivo Nacional transitorio para organizar y garantizar la realización del Congreso Nacional refundacional antes de que culmine el 2022; y dar cumplimiento al artículo tercero transitorio para que el Instituto Nacional de Formación Política cuente con el 50 por ciento de las prerrogativas locales y federales del partido, para realizar entre otras importantes tareas de capacitación y formación un necesario e intensivo curso nacional de inducción y conocimiento de los documentos básicos de Morena.

Estos y otros acuerdos en perspectiva siguen teniendo desde mi perspectica la interrogante de si lograrán finalmente modificar de manera sustantiva la actual situación actual de Morena, esperemos que así sea, por el bien de la democracia y bienestar en México.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s