Desde que recuerdo siempre he estado al lado de los pinceles

Héctor Tenorio

Crédito de fotografías Facebook y Héctor Tenorio


Buenavista Tomatlán, Michoacán, 17 de marzo del 2022

En Buenavista al maestro Carlos Mora Aguilera se le conoce como un hombre callado. No suele exponerse, tiene algunos amigos íntimos que lo conocen y son bienvenidos a su taller, donde su obra está por todos lados. Antes de dedicarse a la pintura, estudió la carrera de agronomía en la Universidad Autónoma Chapingo. Gracias a que ejerció como agrónomo, su mente la saturó de paisajes.
Muchos de sus cuadros tienen temas rurales, conoce todas las mañas de la pintura de tipo rural y se siente como pez en el agua. “Ahí entra mi parte de ingeniero agrónomo”. Pintar aspectos de rancherías o tradiciones de cocinas, es lo suyo, desenvolviéndose mejor e identificándose. “Mis ideas no se acaban y no necesito hacer ninguna consulta. A la señora con el metate, al niño llorando con los mocos de fuera, un pollo, lo he visto. Son escenas muy tiernas y llaman mi atención”, explica.

El oriundo de Tumbiscatío es autodidacta, y aprendió sobre el paso. Su infancia y adolescencia transcurrió en Uruapan, donde se vinculó a la pintura. “Desde que recuerdo siempre he estado al lado de los pinceles, en la primaria en Uruapan, después de clases iba a uno de las escuelas que fundó el ilustre pintor Manuel Pérez Coronado, Mapeco. Ahí lavando pinceles, aprendiendo de los muchachos más grandes empieza a gustarte. Después de esos, en la secundaria había una tecnología de la pintura, ¡hágame favor! Ahí le seguí con los estudios”. Recuerda que en el internado de Chapingo existía un club de pintura, “ni tardo ni perezoso me inscribí, asistía los sábados y domingos, con tan buena suerte que el maestro Javier era egresado de la Esmeralda la cual sigue vigente como escuela de Bellas Artes, sobre todo en pintura. El maestro Javier consideraba que me había equivocado de carrera y llegó a decirme que no era ingeniero agrónomo, sino pintor, sus palabras fueron proféticas. Quise estudiar la carrera de pintura de artes visuales pero no se podía llevar las dos cosas. Ya ejercí un rato la agronomía pero volví a mis cauces. Creo que aquí muero con la pintura”, sentencia.

Por el momento realiza diez trabajos y reconoce que le urge salir de eso, “de repente así es, pero luego se termina esa faceta y mañosamente me doy mi tiempo para pintar lo que me nace o quiero”. Tiene la intención de llevar a cabo una exposición en Uruapan, “María Concepción Ramírez Sámano, secretaria de Turismo y Cultura del Ayuntamiento me hizo la invitación, ya que somos amigos, estudiamos juntos la secundaria. Pasando los fríos estaré allá, ya que mis bronquios están delicados”. Adelanta que la exposición será en el Museo la Huatapera, que fue el primer hospital de América Latina. “Elegí ese lugar porque se presta para mis temas, es muy rústico, tiene madera y lo que a mí me gusta pintar es la rusticidad del campo, siento que ahí es un lugar muy apapachado para mis trabajos” justifica.
El maestro Mora Aguilera ha hecho varias exposiciones pero reconoce que Uruapan siempre le ha llamado la atención, “para mí esa ciudad es más importante que Morelia. La cuna realmente de los pintores, escultores, buenos y de calidad es Uruapan, aunque también hay en Morelia. Desde Manuel Pérez Coronado, los primeros talleres que hizo Mapeco se adelantó a las famosas casas de cultura. Él formó escuela y por eso en Uruapan se cultivan las Bellas Artes”, afirma.
Muchos de sus cuadros son recuerdos, señala uno que tiene al lado, es un paisaje del lago de Texcoco, “ahí lo favorecí. Es válido porque en algunas ocasiones así lo veía, las nubes nos indican que son tiempos de lluvia y se alcanza a llenar “. Precisa la perspectiva aérea que logró en ese cuadro, “Leonardo da Vinci fue el primero en manejar ese término por primera vez. Se logra manejado los colores y van diluyéndose según la distancia, por ejemplo, hay esas montañas para dar sensación de lejanía, ahí se ven azules, si estuviéramos un poco más lejos tendría hacerse grisáceas, casi perdiendo el tono”.

Manifiesta que la sobre exposición de plano también funciona para dar profundidad de campo, “eso es técnica, vamos acomodando los elementos traslapados para dar esa sensación. Pero este es un paisaje, cuando estamos en el rostro es prácticamente lo mismo, según, si está en tres cuartos o de frente, manejamos planos que forman la nariz, la boca etc”.
Expresa que con el tiempo aprendió a tener más soltura al enfrentar el lienzo, “ya no hay temor de ninguna especie, hay mucha seguridad. Cualquier cosa que pienso, que sueño o visualizo lo llevo al lienzo, claro con mi interpretación”. Reconoce que al pintar un sueño no sale con tanta precisión, aunque los rasgos fundamentales logra visualizarlos. “Los ves con la mente. Luego nos ponemos a trabajar sobre un lienzo en blanco que vamos manchando. Se llama manchar, porque es una mancha, es algo muy diluido y nos da la posibilidad de borrar y hacer correcciones. Es el paso preliminar en donde vamos ubicando los elementos que van integrando la composición, que es algo así como diseñar el plano arquitectónico de una obra”.

Sin embargo, él tiene la claridad de lo que plasmará en el lienzo al momento de mancharlo. “Cuando voy plasmado las imágenes hago correcciones, que esto está más grande que esto debe estar más chico, que esto hay que correrlo más a la derecha o la izquierda, que esto sale sobrado y se debe eliminar. Hasta que uno dice uno, este va a quedar”.

Habla de que ha hecho pequeños murales. “Los aguacateros me invitaron para que les hiciera un gran mural en Tancítaro, en su sede general. Decidí hacer mi debut y llamé a alguien que me ayudara. Pero con tan mala suerte que cuando me iba a subir al andamio sufrí un ataque respiratorio y estuve muy grave en el hospital de Buenavista, estuve a punto de la muerte. Dos meses encamado y resulta que mi ayudante terminó el mural, ahorita me hablan de murales y no quiero escuchar. La palabra quedó estigmatizada”, finalizó.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s