EL EGÓDROMO PARTE CXXXIII

Por Luis Mac Gregor Arroyo

Dominik Reiter en Pexels-Pixabay
hoyoblanco.com.mx

El Mejor: Con la idea de mejorar el nivel de vida de los habitantes del país. Este caudillo creyente en Cristo, o al menos así se cree. Pertenecía a un partido azul. Subió al primer puesto con las pilas bien puestas: Acabar de desmembrar la empresa petrolera nacional a los mejores postores, y combatir al narcotráfico de frente sin el menor pragmatismo. No le era razonable permitir el cultivo de mariguana de manera legal. Seis años después, sus connacionales no deseaban saber nada de su partido, y desde entonces esa agrupación se ha ido a pique. Con menos de una tercera parte de las entidades federativas gobernadas por sus ex correligionarios; ahora –como poseedor de la «verdad universal»–, considera que va a arreglar el país. Aunque sus delfines no pintan. Ese hombre soñó con llegar al paraíso antes de tiempo. Tal vez se le pasó que antes a uno se le juzga. Si alguna vez pensó que había alguna opción: seguir a Dios le puede salvar la vida. El comensal sacó su medalla de la virgen y la expuso al verlo pasar como si quisiera llenarlo con un poco de luz. Tal vez, en el último tramo de su vida, logre comprender porque pensar en la soberanía nacional era lo primero.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s