El boletín de prensa como herramienta de comunicación, rebasado y obsoleto

Héctor Tenorio

Buenavista, Tomatlán,Michoacán, 11 de junio del 2022

Esta premisa parece ser omitida por la clase política que insiste en mantener una comunicación social basada en el lucimiento personal y disociada de los intereses reales de la población.

En su visión, el político pretende con ello fijar una agenda apegada a sus intereses. Un claro reflejo de la forma que tienen los gobernantes de relacionarse con sus gobernados, a través de una política de comunicación de ficción. El primero hace como que informa y el segundo hace como que es informado.

Cuando este material llega a ser leído, provoca consumidores de la información desinformados, ya que muchas veces el boletín es propaganda.

Boletín-propaganda.

Desde la Primera Guerra Mundial, la propaganda ha tenido un papel crucial en la guerra. Los gobiernos lanzan campañas para ganar apoyo entre sus ciudadanos e influir en la opinión pública. En esencia, la propaganda se refiere a técnicas de manipulación de la opinión pública basadas en información incompleta o confusa, mentiras y engaños.

El Primer Ministro del Reino Unido, Winston Churchill,estableció su propia agencia de propaganda, el Comité de Información Pública (Comisión Creel). Entre los miembros de la Comisión estaban Walter Lippmann y Edward Bernays. Ambos demostraron el poder de la propaganda para ‘manufacturar consenso’ (Lippmann) y ‘construir consenso’ (Bernays).1

Este ‘nuevo arte en la práctica de la democracia’, explicaba Lippmann, podría usarse para mantener pasivos y obedientes a los ‘elementos ajenos ignorantes y entrometidos’ –el público en general–, mientras los autodesignados ‘hombres responsables’ atendían los asuntos importantes, libres del ‘pisoteo y el rugido de un rebaño enloquecido’.2

Entre los efectos contraproducentes que genera este tipo de material, uno es convertirse en una prueba fehaciente de una determinada posición y con el problema que esto implica, ya que con el paso del tiempo, los políticos cambian de posición y de dichos. En todo caso, debe mencionarse que el boletín funciona para hacer relaciones públicas, pero existen dos variantes que determinan su existencia: La primera es económica, donde previamente se han establecido convenios, chayotes, ayudas económicas entre el político y los comunicólogos; la segunda se relaciona a una distorsión y una falta de formación de los comunicólogos, quienes no advierten con alguna leyenda de que estamos frente a un boletín con estas características y que muchas de ellas son carentes de cualquier interés periodístico.

Para la comunicóloga Leticia López Pérez, no respetar la ética al momento de manejar la información denota la pretensión de manipular a la opinión pública en un determinado tema, haciéndole llegar información que impulsen sus emociones, en un claro intento de educar el comportamiento de la gente.

El boletín sufre de las mismas dolencias que el resto del ejercicio de este oficio, ya que la práctica de esta profesión carece de base teórica.3

Contexto-partido hegemónico.

El fenómeno de los boletines – propaganda suelen acentuarse bajo la lógica del partido hegemónico, donde se busca sustituir la información por propaganda de un dogma. Se aspira a imponer agenda informativa. Establecer como premisa la propaganda y desdén al debate de ideas o los problemas del gremio periodístico, como podrían ser la condiciones de seguridad para su labor.

Recordemos que, tras la caída del viejo régimen hegemónico, el cual imponía una censura ambiental -como la calificó Miguel Ángel Granados Chapa– que acataba la mayoría de los periodistas, locales y nacionales, se sabía hasta dónde llegar y muy rara vez era necesario llegar a medidas de coerción extremas como el asesinato o el encarcelamiento. A cambio, los periodistas tenían cierta seguridad y certidumbre.

Con el derrumbe del Estado autoritario, los periodistas quedaron sin protección, porque se emanciparon algunos poderes que antes estaban supeditados al régimen, principalmente los gobernadores y el crimen organizado. Desde la caída del viejo régimen, esos dos poderes han sido las principales amenazas al periodismo.

La violencia contra los periodistas se agravó a partir del 2006, preponderantemente en lo local, porque es ahí donde aquellos actores tienen mayor incidencia y, al mismo tiempo, donde el Estado es más débil.4

Los operadores de comunicación de un partido hegemónico suelen tener dos características: en el primer caso, pueden ser profesionales de la información, pero en su lógica prevalece el interés partidista por encima del ejercicio profesional. Su eficiencia la sustentan en los convenios o en su capacidad de relacionarse con los colegas y no en el contenido del mensaje.

En el segundo grupo de operadores están los burócratas ligados a sus intereses partidistas, ajenos a los medios de comunicación, por lo que su accionar se ve limitado por la falta de convenios y de relaciones públicas. La falta de experiencia y de recursos hace que se dediquen a impulsar la imagen del político en sus redes sociales y muchas veces de manera marginal, por lo que su presencia carece de sentido. Más bien esos recursos que se generan, deberían enfocarse en programas sociales para los sectores más desprotegidos de la sociedad.

Boletín informativo.

Para que un boletín de prensa llegue a tener un interés genuino entre los lectores, lo primero es darle sentido periodístico. Es decir, que atienda al interés de la colectividad, es decir de la sociedad.

Para el comunicólogo Juan Ignacio Salazar, no se trata de poner en primera línea lo que el funcionario quiera destacar, sino lo que el ciudadano espera escuchar. Explica que no se trata de ver qué tanto le beneficiaría políticamente el manejo de la información al político, sino que se trata del impacto que tendrá esa información en la calidad de vida diaria del ciudadano. Por tanto, el material periodístico debe tener una vinculación con la realidad.

Aclara que las ideas del funcionario son importantes, pero deben dejarse en un segundo plano. Al ciudadano le gustaría ver lo que ocupa, lo que hace, lo que piensa, lo que sueña alguien igual que él.

El impacto mediático se logra cuando las audiencias se sienten vinculadas en el proceso de comunicación y esto sucede cuando la información tiene que ver con ellos. La información que se maneje tendrá que basarse en hechos y no en dichos; que cuente con credibilidad; que la estructura y narrativa sea atractiva, la acción ante del sujeto, debe aspirar a ser una nota con información objetivo, que genere polémica y respuesta de aludido o aludidos.

Las imágenes, fotos, videos funcionan de manera complementaria en la historia que se narra. Aunque también puede contar una historia visual. El posicionamiento de la imagen institucional va en ese sentido, pero también tiene por objetivo darle continuidad a los proyectos de toda naturaleza y ahí se encuadra la reelección y/o impulso a nuevos actores.

Sobre todo el que emite el boletín, debe tomar en cuenta el contexto que prevalece en el momento de su aparición; con esto nos referimos a la correlación de fuerzas que predomina en el momento que aparece entre la clase política y los medios de comunicación.

  1. C. J. Polychroniou. Entrevista «Se intensifica la guerra de propaganda: Chomsky», en el periódico La Jornada, 9 de junio del 2022, https://www.jornada.com.mx/notas/2022/06/01/chomsky/se-intensifica-la-guerra-de-propaganda-chomsky/
  2. C. J. Polychroniou. Entrevista «Se intensifica la guerra de propaganda: Chomsky», en el periódico La Jornada, 9 de junio del 2022, https://www.jornada.com.mx/notas/2022/06/01/chomsky/se-intensifica-la-guerra-de-propaganda-chomsky/

3 Echevarría Llombart, Begoña; «Por qué hablar hoy de géneros periodísticos», Comunicación y Estudios Universitarios, núm. 8, 1998, pp. 9-14

4. Majluf Pablo. Artículo de opinión «Amenazas al periodismo local», en la revista etcétera, 25 de mayo del 2022, https://www.etcetera.com.mx/opinion/amenazas-al-periodismo-local/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s