Los líderes de la CNTE. Modernos Ludditas del siglo xxi / Raúl Jiménez Lescas

Escritor y colaborador de UP.

No puedo dejar de decirlo, ni de escribirlo. Ya tengo muchos enemigos y adversarios, más, qué más dá.

No puedo dejar de pasar la negativa de algunos líderes de la CNTE (especialmente mis paisanos de Oaxaca, de Chiapas, Guerrero, la Sección ix de CDMX y una de las dos CNTE’s de Michoacán), de oponerse a las clases por TV, Internet, Radio y otros medios electrónicos.

Son ludditas del siglo xxi.

Creo que tengo todo el derecho y el valor moral para decirles sus verdades: yo estuve en la fundación de la CNTE en Oaxaca, ya que mis maestros del ITRO me invitaron (1978-79). Era ya muy rebelde e inquieto así que asistí a apoyarlos. Luego estuve en la CNTE del entonces DDF, en la Normal Superior, luego tomada por la policía. Y, desde la Universidad Obrera, apoyamos todos los plantones de la CNTE a unas cuadras de nuestra institución, ahí en San Idelfonso. Cuando los docentes de la Sección XVIII de Michoacán marchaban a la CDMX, los apoyamos con todo. Así que cuando algunos líderes de la CNTE estaban en preescolar, yo ya estaba apoyando a la CNTE.

En mis cursos de Historia del Movimiento Obrero, siempre me detengo una hora o más a analizar la gesta heróica de los ludditas ingleses de principios del siglo xix. Eran artesanos arruinados por la primera revolución industrial. Estaban encabronados (no existe esa palabra en inglés). Y, se rebelaron contra las máquinas de vapor y las modernas fábricas en Manchester y otros polos industriales de la isla británica. Los comandó el general Ludd, de ahí el apodo de ludditas. Él creía que el enemigo era la máquina de vapor que destrozaba los pequeños talleres artesanales, tenía razón… Pero no era la máquina de vapor el enemigo, sino el capitalismo que se potenciaba en Britania. Ya hacia 1770, siglo xviii, los historiadores destacan el Take Off despegue de la industria británica.

Ludd encabezó una rebelión contra las máquinas de vapor y las quemó públicamente, con todo y fábricas. Además, por las noches, les robaba a los ricos para darle a los pobres. Nada que ver con Robin HoodLudd sí existió. Por cierto, los soviéticos negaron su existencia, porque el Politburó lo ordenó. Y, claro sus seguidores en México, siempre negaron la gesta del general Ludd. Un grupo de rock inglés escribió una muy buena canción a Ludd y en contra del mito de Robin Hood, que no existió. Fue una leyenda.

La prueba de la existencia de los ludditas del siglo xix está en el testimonio de su ahorcamiento público. No sobrevivieron, pero sí la primera revolución industrial. Yo creo que eran simpáticos, agradables y que tenían razón de su enojo, pues habían quebrado como artesanos ante el avance de las máquinas de vapor.

Así terminó el Ludismoahorcados, pero fue un importante antecedente de lo que años después sería el Tradeunionismo o sindicalismo inglés con la Carta del Pueblo (Charter of the People). Por cierto, al parecer el sindicalismo surgió en un pub o cantina inglesa, según un grabado de 1830. No lo creo, porque los obreros ingleses son abstemios (risas).

Los líderes de la CNTE son modernos ludditas del siglo xix que se oponen a la 4a Revolución científico-técnica, rechazan que el alumnado vea clases por TV, tenga Google Classroom u otros Ambientes Virtuales de Aprendizaje (AVA). De hecho, muchos rechazan esas alternativas, porque ni correo electrónico tienen (me consta y no digo nombres).

Su teórico es Luís Hernández N., que no está frente al grupo. Se vale. No es él un pedagogo ni nada por el estilo, pero está de moda y, la moda, dicen mis amigas, siempre es importante. Les creo. Además, escribe en La Jornada, que por cierto ya no es lo que antes era, pero es obligada lectura. Incluso los soporíferos de Hernández N.

No llaman a quemar las TVs, ni los celulares, ni las computadoras, pero usan todos esos medios para expresarse. En eso difieren del general Ludd, que era consecuente: mi enemigo es la máquina de vapor, por ende, la quemo. ¿Gamaliel de Michoacán va a tirar su celular de varios miles de pesos? Quiero verlo. Es más: pago por verlo.

Yo sí soy luddita del siglo xix, tengo un celular de 300 pesos, pero todo lo paso a mi tablet, porque a mí el celular no me sirve, es del siglo xx. Yo emigré del siglo xx al xxi.

De hecho, hay muchos docentes que se la pasan en el celular mandando tareas a los padres de familia. Otros viendo por TV o Cable, los aburridos partidos de futbol, donde casi siempre pierde su equipo, algunos de los cuales tienen más de 20 años sin ganar una copa y siguen poniéndose la camiseta. Como el Monarcas, que ya lo vendieron.

Por eso les apodo: “Ludditas del siglo xix”. Se oponen a la 4ta. Revolución Científico-técnica por pose, porque NO tienen un proyecto alternativo.

Hace 15 años llegué a Morelia invitado por la CNTE y el SUEUM. Yo los admiraba, porque no los conocía. Ahora que conozco a la CNTE, creo que no han podido crear en 15 años un modelo educativo alternativo, porque su famoso proyecto es un fracaso, de hecho, enseñan en sus clases que el sistema solar se termina en Plutón, que no es un planeta, sino un planeta enano. Y el sistema solar sigue varios años luz.

¿Esa es la alternativa de la CNTE a los textos de la SEP?

Una alumna me dijo“No tenemos alternativa para enseñar inglés, pero me dijeron que usara la gramática española” (Sicazo, diría el Monsi).

No tienen proyecto alternativo, por eso hicieron el “papelón” de oponerse al inicio del ciclo escolar 2020-2021 y muy pocos le hicieron caso. Afortunadamente. Hay docentes cuerdos no delirantes como mis líderes de OaxacaChiapasCDMX y, una de las tantas CNTE’s de Michoacán.

Según los datos oficiales 9 de cada 10 alumnados regresaron e ingresaron al ciclo escolar. Suponiendo que es exagerado, bajemos a 8 de cada 10, incluso 7 de cada 10. La CNTE hizo, una vez más, el “papelón”. Nadie o casi nadie les hizo caso, ni siquiera los docentes de las diferentes CNTE’s de Michoacán.

Ya hice mi propia encuesta y de mis conocidas y conocidos, casi todas y todos iniciaron el ciclo escolar, o sea, no le hicieron caso a sus “líderes”. Para su ideólogo de La Jornada, es fácil escribir: no a la TV-escuela, no al Classroom, no a todo, porque no tiene ninguna responsabilidad como docente, como padre de familia, ni como alumno. Su esfuerzo está en teclear y publicar en el “feis”. Es su chamba y para eso, supongo, le pagan.

Con todo respeto para mis líderes ludditas modernos, ahí no está el debate ni el centro del problema, sino en cómo transformar la TV-escuela, el Classroom y demás AVA’s en espacios de Educación Popular LibertariaPaulo Freire no nos dijo nada, porque no vivió una pandemia como la de 2020. Ni la imaginó. Nadie, creo, quizá Orwel, el inglés en su obra 1984.

Para entender a Freire no basta memorizar y escupir… Hay que pensar críticamente, partiendo de la realidad para teorizarla y volver a la realidad para transformarla.

La realidad mundial es que no se puede volver a clases presenciales…

Ludditas modernos, ¿qué hacemos además de decir NO a todo?

No los veo quemando TVs, celulares, internet, Google Classroom, ni nada… ¿son inconsecuentes o solo una pose para sacarle más dinero al gobierno? (eso me dicen, nada me consta).

La CNTE ha perdido su protagonismo nacional; su presencia en el magisterio y los padres y madres de familia; los alumnos y alumnos… Afortunadamente, no les hacen caso e iniciaron el ciclo escolar 2020-2021.

Lo mismo ocurrió en Oaxaca cuando la CNTE rechazó el “horario de verano”, nada más absurdo. Por eso yo estoy en el Movimiento Pedagógico Militante pro 4ª Transformación en la Educación de México, porque la SEP va en sentido contrario a una Transformación de la Vieja Escuela Mexicana. También los líderes de la CNTE, ni qué decir del SNTE.

Decir “NO”, no sirve en pedagogía, se necesita decir esto no me gusta, pero propongo una Nueva Escuela Mexicana, pero para ello, necesitamos un nuevo docente, que “desaprenda” para volver a aprender. Ese es el ejercicio: desaprender para aprender. ¿Lo hará Gamaliel y el doctor Lev? Ojalá, le ruego a Dios que los ilumine, pero como Dios no existe, entonces no sé quién los va a iluminar.

Yo aprendí, en la primaria, secundaria, preparatoria y universidad, que el sistema solar termina en Plutón, pero ahora, gracias a la 4ª Revolución Científico-técnica, sé que mis maestras de la CNTE 7 estaban muy, pero muy equivocadas… su universo es del tamaño del cerebro de mis líderes ludditas de la CNTE.

Atáquenme sin piedad. Ya lo dije y lo reitero: ludditas del siglo xix, pero inconsecuentes porque usan TVcelularfeis y, algunos, andan en buenas camionetas a diferencia de los docentes de la Escuela Rural Mexicana de 1920’s, que andaban en burro o a “pata”.

Se quedaban en su comunidad a jugar con su alumnado, comían con los familiares, organizaban la cosecha, luchaban por la tierra y, cientos murieron, defendiendo la “Educación Popular” de principios del siglo xx. No eran ludditas, eran verdaderos docentes, entregados, y su teórico sí estaba frente a grupo. Lo siento Luís Hernández, tenía que darte un putazo. Me caes muy mal, por tus poses “modernistas” que tanto daño hacen a la CNTE.

Decía mi abuelita: “es un mal ejemplo”. Y, además, gana buena lana por decir tonterías que no tienen ningún sustento pedagógico. Yo tengo más de 30 años frente a grupo… ¿qué me puedes enseñar don Luís? Te escucho, enséñame algo de tu experiencia frente a grupo. ¿Quizá tus alumnos son del siglo xx?, los míos le pidieron a los Santos Reyes un celular.

Estoy abierto, mis jefes son Edgar Morin, Juan Pérez Medina, Raúl Mejía, Mirna Sojo, Carlos Lanz (desaparecido), entre una larga lista.

¿Cuáles son los tuyos del siglo xix?

Porque ya sé que tu ídolo es mi general Ludd del siglo xix. Yo emigré del siglo xx al xxi y no pienso arrodillarme ante ti, luddita inconsecuente. Por eso honro a mi general Ludd, era consecuente. Por eso deshonro a los ludditas del siglo xix, por inconsecuentes y mediocres, pero sobre todo, por mediocres.

40 años de la CNTE y no tienen un proyecto alternativo… Estoy abierto a conocerlo, eso le dije a mis paisanos de Oaxaca hace 15 años, quiero leerlo, pero, sobre todo, como lo aplican en el aula.

Una cosa es el papel, otra cosa es el aula, donde hay seres humanos, no líderes ludditas de la CNTE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s