EL EGÓDROMO PARTE LVII

Fotografía de truthseeker en pixabay.com 

Luis Mac Gregor Arroyo

hoyoblanco.com.mx

Los Audaces: Unidos con la finalidad de rescatar a un ser poderoso en aprietos. Estas mentes superpoderosas, conocedoras de las más diversas vertientes del conocimiento, y con una capacidad de autodefensa de miedo. Hicieron temblar a chicos y grandes. Uno de ellos hablaba de las bondades y dones de Jesús; pero en su página en internet sólo se muestran imágenes tristes y solemnes del catolicismo. Otro era maestro de las artes oscuras vietnamitas y de todo lo que se arrimara en su camino, bajo la consigna de: “¿Qué importa que te manipulen si eres feliz?”. El inconveniente es que no era feliz. Otro era experto en robótica y redes. Así como de la manufactura de muebles y la ebanistería ¡Ese sí se la rifó! Trató de informar a la víctima lo más que pudo sobre su situación. El comensal vio a este último: “Hay amigos grandes donde uno menos lo piensa”. Finalmente no importa si uno llegó a ser o es tan grande como para ser cargado en un buque, la libertad es lo que cuenta. Ser creyente o no de Dios era un factor no vital para algunos de estos audaces. Quienes a veces creyendo decían menos y otros sin saberlo decían más. Así las cosas el camino de Dios, como se sabe, es un misterio abierto.

Un comentario en “EL EGÓDROMO PARTE LVII

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s