EL EGÓDROMO PARTE LVII

Fotografía de truthseeker en pixabay.com 

Luis Mac Gregor Arroyo

hoyoblanco.com.mx

Los Audaces: Unidos con la finalidad de rescatar a un ser poderoso en aprietos. Estas mentes superpoderosas, conocedoras de las más diversas vertientes del conocimiento, y con una capacidad de autodefensa de miedo. Hicieron temblar a chicos y grandes. Uno de ellos hablaba de las bondades y dones de Jesús; pero en su página en internet sólo se muestran imágenes tristes y solemnes del catolicismo. Otro era maestro de las artes oscuras vietnamitas y de todo lo que se arrimara en su camino, bajo la consigna de: “¿Qué importa que te manipulen si eres feliz?”. El inconveniente es que no era feliz. Otro era experto en robótica y redes. Así como de la manufactura de muebles y la ebanistería ¡Ese sí se la rifó! Trató de informar a la víctima lo más que pudo sobre su situación. El comensal vio a este último: “Hay amigos grandes donde uno menos lo piensa”. Finalmente no importa si uno llegó a ser o es tan grande como para ser cargado en un buque, la libertad es lo que cuenta. Ser creyente o no de Dios era un factor no vital para algunos de estos audaces. Quienes a veces creyendo decían menos y otros sin saberlo decían más. Así las cosas el camino de Dios, como se sabe, es un misterio abierto.

Un comentario en “EL EGÓDROMO PARTE LVII

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s