EL EGÓDROMO LXXXIII

Por Luis Mac Gregor Arroyo

hoyoblanco.com.mx

Fotografía de David Mark en pixabay.com

Lago de Amor: Dicen que el amor muerde. Esta bella joven va por ahí luciendo su Enterprise a donde quiera que va. A veces la vida, para una encantadora con historias, la lleva a caer en la mordida del amor, y en su romance da mordisqueos chiquitos. Lo cual muchos lo pueden vivir con gusto. Quien pensaría que debajo de ese voluptuoso cuerpo se esconde algo muy frágil. Eso sí cuando se disgusta cuidado. Uno puede acabar de retiro sólo con una ancianita y con problemas estomacales. En vez de ser rescatado de ese ser malvado. Parece que no; pero una mujer quien llega a realizar eso es una bala. Se hace pasar por espía. También es heroína con capa de Super Woman. Como sea: La de ojos negros hace suspirar. Es tan hábil que hasta conquista Octopus famosos. O deja en intriga a jóvenes soñadores que no saben cómo manejar la situación. El comensal la ve por todos lados “¡Está buenísima! Pero a de ser diferente en su ajetreo diario. Igual y es bastante tranquila, supongo”. Sintiéndose apocado el hombre moreno agregó a su razonamiento: “De cualquier manera. Por ella pondría mi alma en riesgo”. Ahí va la lagartita. No, es muy humana; aunque a veces tiene corazón.

Un comentario en “EL EGÓDROMO LXXXIII

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s