El fuego amigo de Morena

Mario Ensástiga Santiago

Conforme los tiempos electorales se van acercando para la trascendental y estratégica contienda del 2021, que definirá el futuro de la 4T y del país de los próximos años de la pospandemia del COVID-19, los ánimos y clima político se van caldeando entre los aspirantes a un cargo de elección popular; los partidos políticos en busca de alianzas y coaliciones electorales de sobrevivencia política ante la indiferencia y apatía ciudadana en términos generales con todo lo que tiene que ver con la clase política, partidos, candidaturas, elecciones, diputados y gobiernos.

Por ahora, las principales dinámicas de confrontación y disputa del poder público se ubican principalmente al interior de los partidos; este artículo se centra en algunas reflexiones y comentarios sobre el proceso general que está viviendo Morena en Michoacán.

Como se sabe, las precampañas de manera formal, es decir, el periodo para que cada partido político defina sus propuestas para la elección de los 1,188 cargos a elegir el 6 de junio de 2021, es del 23 de diciembre de 2020 al 31 de enero de 2021, para la Gubernatura y para las Diputaciones Federales, y del 2 al 31 de enero de 2021, para las Diputaciones locales y Ayuntamientos. 

Es muy socorrido el argumento de que la contienda más dura para Morena es la interna, porque la constitucional todo indica que está anticipadamente ganada; sin embargo, conforme van pasando las semanas y meses, los problemas internos no cesan, los más conocidos a nivel nacional han sido y son el proceso para definir la Presidencia y Secretaria General, el reciente revés electoral en las elecciones locales de Coahuila e Hidalgo, y los constantes obstáculos y conflictos con las diversas fuerzas sociales, económicas y políticas opositoras a la 4T, van desgastando las expectativas electorales de Morena rumbo al 2021. 

Ciertamente, la pandemia del COVID-19 complica por igual a todos los partidos los escenarios electorales, que pondrán en juego las capacidades políticas de sus estructuras territoriales, estrategias de comunicación y alianzas con la ciudadanía y las diversas fuerzas políticas, económicas, y las mejores propuestas programáticas legislativas y de gobierno.

El proceso electoral en Michoacán inició hace rato, formalmente el pasado 7 de septiembre; particularmente en Morena las hostilidades han empezado a aparecer a través de lo que se conoce como campañas negras o negativas, como es al interior de sus huestes, se trata del “fuego amigo” morenista; las campañas negras son aquellas acciones que se realizan en las campañas electorales con el objetivo de vencer a los otros contendientes políticos; son prácticas comunes y frecuentes de los partidos y sus candidatos que van en busca de un espacio de elección popular a pesar de las restricciones que la ley establece al respecto. 

Las estrategias de las campañas negras se centran en el ataque, la denostación, resaltan supuestos errores, deficiencias o incluso defectos a través de insultos y comentarios negativos con el objetivo de disminuir su presencia ante las masas populares, y por lo general van dirigidas a las candidaturas que tienen mayores posibilidades de ganar; pienso que por las complicadas situaciones que actualmente pasa Morena y la 4T, quienes caminan centralmente por atizar el fuego amigo, en mi opinión, debieran tener una actitud más inteligente, propositiva y unitaria, y construir candidaturas verdaderamente alternativas, democráticas y progresistas.

No debiera predominar solo el objetivo de ganar las elecciones, sino además y sobre todo, construir poder ciudadano; es decir, contar con la participación y el respaldo de la ciudadanía crítica formada políticamente y comprometida no solo con votar, sino también con un proyecto político de gobierno, legislativo o partidario, y para ello es necesario incorporar lo que en pocas ocasiones sucede: objetivos educativos éticos y pedagógicos; pero en fin, la ausencia de estos asuntos es parte de nuestra subcultura política. 

En razón de lo anterior, las campañas electorales, en este caso precampañas de Morena en Michoacán, son más que nada campañas publicitarias, declaraciones y afirmaciones para impactar la percepción ciudadana a favor de unos y disminución de otros; no hay nada más importante que las encuestas y las redes sociales sobre todo en estos tiempos; a la par se pactan alianzas las más de las veces pragmáticas, es decir, al margen de los principios  y valores éticos, ideológicos y políticos de la 4T y de “no mentir, no robar y no traicionar”, de igual forma sacrificando sin darse cuenta la unidad política en tiempos de la pandemia neoliberal contra la 4T y las voluntades de millones de ciudadanos y ciudadanas que sin ser de Morena siguen apoyando a AMLO y la 4T y están hartos de tanta bronca interna de Morena.

La unidad de acción política de Morena en la diversidad es fundamental para enfrentar exitosamente el próximo proceso electoral de 2021; no sobra decir que  la 4T está en riesgo y si desde Michoacán no se trabaja en asumir una posición de altura de miras para crear los mejores escenarios y atmosferas políticas de la disputa y contienda ideológica y política por un cargo de elección popular, eso sí que sería una acción y actitud de alta traición a los más de 660 muertos del PRD en años pasados, de los cientos y miles de mexicanos y mexicanas que han perdido lamentable la vida política ante la pandémica del COVID-19.

El neoliberalismo avanzó en la destrucción de los derechos de los trabajadores

Juan Pérez Medina

30 de octubre del 2020

El consejero estatal de Morena, Juan Pérez Medina, señaló que es respaldado por los trabajadores, los líderes sociales y sindicales en su legítima aspiración de ser el abanderado a la gobernatura del partido guinda el próximo año.

El morenista aclaró que ha trabajado hombro con hombro con las organizaciones sociales desde hace 30 años, “hemos interactuado en la lucha social, política y sindical, sobre todo ahí, porque es donde nos hemos desempeñado. Hemos mantenido los esfuerzos por mantener viva la esperanza y lograr el cambio social que el país necesita y reclama”.

Recordó, “que está en lucha social desde que se formó la coordinadora nacional sindicalista y después la coordinadora sindical primero de mayo, ahí nos volvimos a encontrar con muchos de nuestros compañeros. También estuvimos presente en el nacimiento de la CNPA, que en su momento aglutinó a muchos estados de la república que iban del norte al sur. Ahí estuvieron representados amplios sectores del campo y de la ciudad. Posteriormente vinieron distintas organizaciones que se conformaron alrededor de la lucha campesina que apoyaron al movimiento democrático de los maestros”.

Precisó que él fue de los iniciadores de la lucha magisterial en la entidad: “el primer objetivo fue el mejoramiento de la vida de los maestros y la democratización de la vida del magisterio”, acotó.

Expresó que la lucha de los sindicatos se mantiene porque es necesaria, “el neoliberalismo avanzó en la destrucción de los derechos de los trabajadores, contratos a prueba, contratos en blanco, sindicatos patronales, el outsourcing, es decir la subcontratación, criminalizaron a los sindicatos independientes. Se atacó a sindicalismo independiente en el país; celebro que los sindicatos independientes nos apoyen en esta lucha”.

Destacó que el sindicalismo de las mujeres ha apuntalado la lucha de todos los sindicatos y puso como ejemplo a Federica Resendi representante de la Federación Sindical Mundial para México en el capítulo de las mujeres; “ella peleará la candidatura de Morena a la gubernatura en San Luís Potosí e irá en contra del neoliberal de Esteban Moctezuma que pretende usar el nombre de Morena”.

EL JUEGO DE LOS ESPEJOS

ELEDUBINA BECERRIL RODRÍGUEZ

(Cuento novohispano)

-Niña Merceditas, ya están descargando las cosas que traen para su papá- le dijo como en un susurro, la sumisa Petrita.

Francisca Antonia de las Mercedes de María Auxiliadora del Carmen y Castillo de Queiroz y Fuentes, o la “Niña Merceditas”, hija única de uno de los encomenderos de la Corona, entornó los ojos y abandonó la concha de mar nacarada que era su juguete favorito, para mover los pesados pliegues de la cortina de su ventana. Observó los movimientos de los criados de su padre y como es que bajaban las enormes cajas que contenían roperos, mesas, vitrinas, sillas, camas, traídas desde el otro lado del mundo.

– Dicen que me tiene un regalo especial mi padre –

Petrita agachó más la cabeza, mirando el piso recubierto de mármol veteado, tenía la misma edad que la niña Merceditas de 13 años, pero una vida tan diferente, que cuando estaba cerca de ella le hacía sentir privilegiada.

– ¡Mercedes! – gritó el encomendero- en este viaje del Galeón de Manila, ha llegado el mejor regalo que pueda existir, helo aquí

Y al decir eso, le presentó una caja enorme, que tres ayudantes se encargaron de romper los sellos en su presencia.

Quitando un falso recubrimiento de madera, que escondía la estructura cúbica de plata brillando frente a las miradas fascinadas de Mercedes y Petrita.

Durante varias horas los ayudantes armados con herramientas desconocidas, estuvieron manipulando las placas platinadas y colocando uno a uno, la serie de espejos sobre las mismas.

Mercedes, aburrida, al mirar que no parecían terminar nunca, recostó su cabeza en la cama de caoba y ébano traída desde Namibia, su almohadón de terciopelo, los edredones de seda la cubrieron gracias a Petrita, esta última soltó un grito de sorpresa cuando miró el regalo terminado.

Sigilosamente salió junto con los ayudantes, mientras el encomendero acostaba a su hija, dejándola completamente sola.

Era casi el mediodía, cuando Mercedes abrió los ojos, se dirigió hacia sus pesadas cortinas y las abrió un poco, entonces con la primera luminosidad que entró se dio cuenta, al voltear a ver la estructura en el interior de su habitación.

El enorme espejo de cuerpo entero en el centro, con dos espejos de menor tamaño simétricamente puestos a los lados y uno más, separado de todos ellos, con una nota que decía:

“PONLO FRENTE A LOS DEMÁS ESPEJOS “.

Muda de emoción, con el corazón palpitante, se postró delante del espejo, mirándose completa y después fragmentada, en los otros ocho espejos, en un diseño nunca antes visto.

Entonces atendiendo al mensaje escrito tomó el espejo suelto y lo puso frente al espejo central, logrando mirarse repetidamente hacia el infinito, en una serie de espejos repetidos que se empequeñecían donde ella repasaba sus rasgos y podía mirarse sin fin.

– ¡Niña Mercedes, niña Mercedes! -, escuchó en un susurro la voz de Petrita y los golpeteos en su puerta, con desgano soltó suavemente el espejo para dirigirse a abrir con vehemente molestia.

– Perdone usted, niña Mercedes, le traigo el desayuno, pero ya es tarde. ¿Le apetece algo más? – susurró tímidamente.

– No, gracias, así está bien – contestó Mercedes, ligeramente distraída y avanzando de nueva cuenta hacia la cama.

Petrita pasó justo frente a los espejos con un sobresalto, solo los observó de reojo.

Estaba a punto de salir, cuando Mercedes la jaló del brazo y la obligó a ponerse de frente, le dio el espejo suelto y la acomodó para volver a mirar el juego infinito de los espejos.

Mercedes sonreía, mientras Petrita asustada miraba como se iban empequeñeciendo los espejos, dentro del que ella tenía en las manos.

Para terminar la tensión, ambas soltaron una sonora carcajada.

Durante varios días, Mercedes, solicitó a su padre, el encomendero que dejara a su servicio personal a Petrita, y permanecían encerradas explorando las múltiples posibilidades del reflejo, como un caleidoscopio. También armaban dibujos o juegos de palabras, en diversas posiciones, para después mirarlos en la perspectiva del espejo.

Petrita llevaba animales o plantas, para poder igualmente mirarlos al revés y al derecho, hasta el día que llevó a un gato, el cual al mirarse erizándose dio un maullido grotesco, se le soltó de las manos y corrió desesperadamente hacia abajo de la cama atrapando a su objetivo:

– Una rata – gritaron ambas y se abrazaron llorando.

El encomendero trajo algunos ayudantes para fumigar y realizar limpieza exhaustiva en la habitación de Mercedes, revisaron cajones, muebles, ropa y todos los objetos hasta que encontraron un nido debajo de la pesada cortina, tan pesada que no se podía mover.

– La peste – susurraron los ayudantes y cuchichearon algunas palabras, el encomendero los mandó callar.

Petrita se veía cada vez más sumisa y cabizbaja, Mercedes le hablaba y ella distraída no hacía caso. Poco a poco pasaban menos horas juntas; en el siguiente cargamento de la Nao de China o Galeón de Manila, le trajeron muñecas de porcelana, vestidos de seda, zapatillas de piel de cervatillo, cajas musicales, adornos de perlas, pero para ella, nada, superaba el juego de los espejos.

Se levantaba para mirarse en él, como si de ello dependiera su vida.

Pasaron los días, entre la servidumbre, se escuchaban rumores y habladurías, una palabra desconocida para ella, cuando la mencionaban y la veían cerca, guardaban silencio.

Mercedes tenía la duda, pero pronto comenzó a notar la ausencia de Petrita, cuando preguntaba por ella, sentía el peso de la indiferencia, o simplemente no había respuesta.

Un día, paseando por los jardines, creyó ver a una niña y un niño tomados de la mano, con grandes heridas que chorreaban sangre, aterrada corrió a la casa y se miró al espejo, entonces se vio a si misma con enormes pústulas en el rostro y el cuerpo. Volvió a gritar, hasta que llegó su padre a tranquilizarla.

El ambiente se enrarecía, era el 31 de octubre de 1737, la víspera de la naciente celebración del Día de Muertos en el México Novohispano y había desabasto de ataúdes, porque la gente moría a causa del terrible mal, llamado “matlazahuatl”, tabardillo, tabardete o tifus.

El virrey y arzobispo de la Nueva España, Don Juan Antonio Vizarron y Eguiarreta, desplegó un comunicado para evitar en lo posible la mayor de las bajas en la población, dando todo tipo de recomendaciones a los encomenderos y poniendo énfasis en la revisión de todo cargamento proveniente de allende el mar, que llegaba en la Nao de China.

El mayor de los males, llamado “Gran Matlazahuatl”, se acercaba vorazmente al centro de la Nueva España, haciendo estragos y matando a las dos terceras partes de la población, en una epidemia estruendosa y terriblemente visible.

El encomendero tomó todas las precauciones con Mercedes, está un día asomándose en su balcón observó cómo se acercaba una procesión rumbo a la Basílica de Guadalupe, y entre la multitud iba Petrita rezando porque la peste hizo que se murieran sus dos hermanitos.

Mercedes siguió jugando muchos días con los espejos, hasta que las pústulas de verdad hicieron su aparición en su cuerpo, después de una fiebre intensa murió a causa de una hemorragia combinada con un cuadro severo de hepatitis, a los 14 años.

El encomendero, se deshizo de todas sus propiedades en la Nueva España y retornó a la península Ibérica.

El juego de los espejos se desmontó y se distribuyó para distintas familias, nunca más volvió a exhibirse como estuvo al principio.

53 años sin el Che. T1. E10.

Los 680 días, una hora con 30 minutos y 59 segundos del Che en México

El adiós del Che a su México lindo y querido

Por: Raúl Jiménez Lescas

El aire de libertad es en realidad,

el aire del clandestinaje,

pero no importa,

da un matiz de película de misterio muy interesante.

Che Guevara

El Che volvió la vista atrás como recomendó el poeta Machado y vio la senda que nunca volvería a pisar. De reojo miró la playa de Tuxpan, Veracruz y se trepó, con otros 81 hombres, a la cáscara de nuez de Fidel que flotaría por las enfadadas aguas del Golfo de México. Era la madrugada del 24 para amanecer el 25 de noviembre del 56. Ernesto Guevara había llegado 679 días antes a México, por la frontera sur, la de Chiapas y Guatemala. El día 680 de su diario dejaría tierra firma jarocha, para navegar por aguas mexicanas del Golfo con destino a la isla caribeña de Cuba. Bordeando el río y luego la boca del puerto y con bandera mexicana, los hombres van apilados casi uno sobre otro, arracimados como uvas, mientras Collado mantenía firme el timón, asistido por Pichirilo y Chaumont.

Al temible policía Fernando Gutiérrez Barrios, el Che le había prometido irse de México en 10 días, cumplió, aunque con un poco de retraso, mientras se escondía en un “cuarto de azotea” de la colonia Narvarte de la ciudad de México, esperando la señal de Fidel Castro de zarpar en la expedición cubana del M26.

La temporada de huracanes en el Océano Atlántico y Golfo de México se había extendido hasta noviembre; el mar estaba muy bravo. El yate llamado Granma no estaba diseñado para semejante Azaña y, menos para cargar a 82 hombres, armas, víveres y Diesel, además de los medicamentos que llevaba el “comandante médico” de la expedición: un tal Che Guevara. Tiempo después Fidel recordó que el yate se estaba hundiendo por el peso y, que parecía “una cáscara de nuez bailando en el Golfo de México”.

La historia del yate Granma ha sido ya contada en detalle por el cuate, Antonio del Conde Pontones, empresario mexico-estadunidense que adquirió la embarcación para la expedición de los revolucionarios cubanos. Era su propiedad, adquirida a la familia Erikson (que vivían en la ciudad de México). El nombre de Granma viene de la palabra inglesa Granmother (abuela) y fue adquirido el cuate por varios miles de dólares.

El Che llegó a la playa y al ver el Granma, se cuenta en los cafés de la Habana, no quería subirse; calculaba, quizá, que esa cáscara de nuez se hundiría. Cuentan los que han oído la anécdota, contada por el círculo cercano de los Castro, que el Che se subió a esa cascarita en el Golfo, porque Fidel Castro le dijo que tenía un barco más adelante para navegar hasta Cuba… El Granma sólo sería el pequeño yate para llegar a un barco de mayor envergadura. Así que el Che se trepó, sin inhalador contra el asma, y se embarcó a su sueño libertario. Sí Fidel le dijo eso al Che, ya no importa, es una buena anécdota para escucharla y reír con un buen mojito cubano, un puro y música de Compay Segundo: Al cuarto de Tula, le cogió candela. Se quedó dormida y no apagó la vela…

¿Candela libertaria?

No lo creo. A su madre, el Che le escribió y, le escribió muy convencido:

Te escribo desde un punto cualquiera de México donde estoy esperando se solucionen las cosas [su detención]. El aire de libertad es en realidad, el aire del clandestinaje, pero no importa, da un matiz de película de misterio muy interesante.

Así que parafraseando a Compay Segundo podemos decir:

En la playa de Tuxpan se ha armado la corredera

En la playa de Tuxpan se ha armado la corredera

Allá fueron los guerrilleros del M26 con sus campanas, sus sirenas

Allí fueron los guerrilleros del M26 con Fidel y el Che

¡Ay, mamá! ¿Qué pasó? ¡Ay, mamá! ¿Qué pasó?

Al cuarto de Batista le cogió candela, se quedó dormido y no apagó la vela.

Al cuarto de Batista le cogió candela, se quedó dormido y no apagó la vela.

¿Se acordó el Che al despedirse de México que había estado 680 días, comiendo tacos, se había casado en el pueblito de Tepozotlán, tenía una hija mexicana llamada Hildita querida, trepó dos veces al volcán Popocatépetl, experimentador de alergias, redactor de textos científicos, asignado catedrático de la UNAM y estudiante de ruso, trabajador del Sector Salud, alumno oyente de don Jesús Silva Herzog, trotamundos, fotógrafo en Chapultepec, explorador de las zonas mayas, conspirador con los exiliados cubanos, que había conocido a Fidel y Raúl Castro Ruz, que soñaba con irse a la China pero llegó a Cuba y, además exiliado con visa vencida? Y, también el único preso político que el temible Fernando Gutiérrez Barrios de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) dejó ir por presión política.

Eso ya no importaba. El Che se trepó al Granma y no volvió nunca más a México. Se fue, pero, la verdad es que se quedó para siempre.

El 21 de noviembre del 56, Fidel Castro tomó la decisión de acelerar la movilización al puertito de Santiago de la Peña, Tuxpan, Veracruz. No había tiempo que perder. El Che dejó su refugio del cuarto de azotea de los Bauer en la colonia Narvarte de la ciudad de México y se trepó a un autobús hasta Veracruz y, de ahí a Tuxpan, más al norte hacia Tamaulipas. El recuerdo del Che es elocuente de aquellos días:

La orden de partida nos llegó de golpe, y todos tuvimos que salir de México tal como estábamos, en grupos de a dos o tres. Teníamos un traidor entre nosotros, y Fidel había ordenado que no bien llegara la orden había que salir con lo que se tuviera a mano, para evitar que el traidor diera aviso a la policía (Taibo. 1996).

Cuenta Paco Ignacio: “El Che deja la cama deshecha, el mate tirado y los libros abiertos. Días más tarde, cuando sus amigos se inquietan y abren el cuarto violentando el candado, descubren los restos de sus lecturas, finales en México: ‘El Estado y la Revolución’ de Lenin; ‘El Capital’ de Marx; la obra de Germán Arciniegas [periodista colombiano]; un manual de cirugía de campaña, y ¿Cómo opera el capital yanki en Centroamérica’ [de Alfonso Bauer Paiz]?”.

El 24 de noviembre, era un sabadito lluvioso y, el 25 día dominguero, quizá para que nadie se diera cuanta que los expedicionarios del Granma zarparían a navegar por un océano de incertidumbre, a través de islas de certezas, como diría Edgar Morin. Los hombres llegaron, unos de la capital de la República Mexicana, otros de Ciudad Victoria, Veracruz, Xalapa y del rancho de Abasolo, donde se practicaron los últimos entrenamientos con Fidel. El grupo al mando de Héctor Aldama, atrincherado en Poza Rica, no recibió la orden de movilización, otros más se quedaron con las ganas de embarcarse: los “gordos” tampoco cabían por su peso; Pedro Miret; el amigo del Che, el Patojo; el Cuate (Antonio del Conde Pontones); Venegas que lloró amargamente y el Bayo, demasiado joven para morir, demasiado viajo para la expedición. Ese día la navegación estaba prohibida a causa del mal tiempo en el Golfo. La lluvia no cesaba, ni los vientos.

Muchos años después, el cuate narró el impacto que le causó la orden de Fidel de que se quedara en México, donde sería más útil que treparse al yate que había adquirido:

Fue tal el impacto que recibí que perdí el habla, no sé cómo salí de la habitación y pude llegar al automóvil, por supuesto que el silencio era absoluto nadie hablaba, ni habló y solo hasta que me senté dentro del coche me di cuenta de lo que esa orden significaba para mí. ¿Qué iba a hacer después que el Granma se fuera? Con seguridad la policía me iba a caer encima sin remedio (Del Conde. 2002).

Contó Taibo:

“Cubierto con una larga capa, Fidel supervisa durante las primeras horas las operaciones de carga. A las 1:30 de la madrugada del 24 al 25 [de noviembre] los dos motores del Granma se ponen en movimiento. El barco abandona el improvisado espigón con las luces apagadas […] Sánchez Amaya, uno de los expedicionarios, recuerda: ‘En aquel pedazo de tabla no se podía dar un paso’.”.

La última noche mexicana del Che.

Después de 679 noches y días en México, el Che pasaría su última noche, la 680 bajo la persistente lluvia y el viento que no dejaba de soplar. Era el médico de la expedición. Olvidó el mate y el inhalador contra el asma; olvidó los libros de Lenin y Marx, pero no los “maroles” (antihistamínicos) para los 82 expedicionarios que, seguramente, se marearían en el pedazo de madera.

La comitiva los despidió con el clásico saludo mexicano de decir Adiós, con llanto en los ojos que se confundieron con la lluvia. ¿Cuáles eran las lágrimas de despedida y cuáles las gotas del cielo?

Me gusta el relato de Paco Ignacio Taibo II:

“… el Granma va bailando sobre las olas, sometido a las inclemencias del norte que azota el Golfo, y México se queda atrás, en una memoria que en el paso del tiempo, para el protagonista central de esta historia y compañeros resultará benévola, en la que se recordarán las ayudas, sonrisas, y no las mordidas y los policías que torturaban; las largas caminatas por [la avenida] Insurgentes y los tacos [frente al Hospital General], y no el frío y la soledad. Quedará en la memoria la solidaridad de Cárdenas y la belleza de las pirámides mayas, incluso el recuerdo de la vieja María [a la que el Che asistió ante su agonía] y no los patios de altas paredes de la cárcel de Miguel Schultz [donde el Che estuvo preso muchos días].”.

Atrás quedará el México del mar y no del río Suchiate. Donde se casó y se estrenó como padre de familia. El lugar donde conoció a los hermanos Castro y, donde afinó la puntería para una utopía posible…

Sí hubo comitiva de despedida, sin mariachis, claro está: Melba Hernández, Piedad y Antonio, el Cuate miraron con ojos llorosos como el Granma se fue llenando poco a poco.

Tiempo después, Faustino Pérez recordó: “El silencio de la media noche sólo era violado por el mortificante y persistente ladrido de los perros alarmados de la vecindad” (Taibo. 1996).

Después de 680 días y una hora con 30 minutos y 59 segundos el Che le dijo adiós a su México lindo y querido, que después de todo, no lo trató tan mal.

Fuentes:

Aleida March. Evocación. Mi vida al lado del Che. Cuba. Fondo Editorial Casa de las Américas. 2007.

Antonio Machado. Cantares. Poema. Poetas andaluces.

Antonio del Conde Pontones. Memorias del dueño del yate Granma. México. Porrúa. 2002.

Compay Segundo. El cuarto de Tula. Buena Vista Social Club. Cuba.

Carlos Puebla. Hasta siempre, comandante (guajira). Cuba. 1965 (hay al menos 200 versiones de la guajira).

Cronología. En: Nahuel Moreno. Che Guevara. Héroe y mártir de la revolución. México. Uníos. 1997 (Colecc. Personajes del Socialismo).

Ernesto Guevara de la Serna. Investigaciones cutáneas con antígenos alimentarios semidigeridos. Alergia. 1955;2(4):157-167.

___, Mensaje a la Tricontinental. Crear dos, tres… muchos Viet-Nam, es la consigna. Cuadernos de Ruedo ibérico. París, abril-mayo 1967, número 12

pp. 94-101.

___, Notas de viaje. Tomado de su archivo personal. La Habana: Sodepaz, D.L. 1992. Citado por: Blanca Rosa Garcés, Lian Roque y Ana María Molina Gómez. Universidad de Ciencias Médicas, Cienfuegos, Cuba.

Hilda, Gadea. Mi vida con el Che. Txalaparta. 2017.

___, Che Guevara. Años decisivos. México. Aguilar. 1978.

Jon Lee Anderson. Che Guevara, una vida revolucionaria. Barcelona. Anagrama. 2010 (Colecc. Compactos).

José Natividad Rosales. ¿Qué hizo el Che en México? Famosos documentos desconocidos a 5 años de su muerte. México. Editorial Posada. 1973.

Jorge Denti. La huella del Dr. Ernesto Guevara. Documental (124 mins). TVAL/Imcine. 2012.

Lucila Velásquez. Memoria de mis días con Ruiz Pineda y Betancourt, el Che y Fidel. Caracas. Grijalbo. 2008 (Prólogo: Juan Carlos Zapata)

Paco Ignacio Taibo II. Ernesto Guevara, también conocido como el Che. México. Planeta. 1996. Capítulo 7. Estaciones de paso.

Pierre Kalfon. Che: una leyenda del Siglo XX. Buenos Aires. Edhasa. 2010.

Electrónicas

Adrián Albiac. La CIA contra Guatemala: cuando Ernesto se convirtió en el Che Guevara. Orden Mundial. En: https://elordenmundial.com/la-cia-contra-guatemala/

Cecilia Ballesteros. La familia mexicana del Che nunca creyó en el mito. Los años de formación de Ernesto Guevara en México: de la bohemia al compromiso. El País. 8 de octubre de 2017. En: https://elpais.com/internacional/2017/10/09/actualidad/1507500623_205862.html

Falleció la poeta venezolana Lucila Velásquez. Noticias. Letralia. Tierra de letras. Año XIV. 5 de octubre de 2009. En: https://letralia.com/219/0928velasquez.htm

Lucila Velásquez. Preguntas antártidas. Ailatin. Poesía. Un poema de Lucila Velásquez. 12 de junio de 2017. En: https://lailatan.wordpress.com/2017/06/12/un-poema-de-lucila-velasquez/Ricardo Soca. Guatemala. La palabra del día. Etimología. Origen de las palabras. En: https://www.elcastellano.org/envios/2020-10-09-000000

Víctor Pérez-Galdós Ortiz. Cronología de la vida de Ernesto Che Guevara en Cuba

(1962 a 1997). Radio Rebelde. Plaza de la Revolución. Ciudad Habana. Cuba. En: http://www.radiorebelde.cu/che/cronologia/che_cronologia_4.htm

Gabriela es Gabriel

A Roser

Por Leticia López

Sentade en la terraza de un restaurante, con un gorro magenta tejido de lana, mastica mirando a la calle con edificios y pocos árboles; el atardecer iluminando a un muchacho de rastas haciendo suertes con las clavas para luego pedir monedas.

Gabriela mastica aprisa, pensando que ella no es muy diferente al joven del semáforo. Mira, mastica, todo el cabello está guardado en ese enorme gorro magenta, que, a decir verdad, se parece al gorro del chico de rastas. Gorro de colores.

Los labios de Gabriel están engrasados por el taco que se come. Algunas palabras de su padre, que de traje y limpieza de lociones le habla de la corrección que debería guardar a los 17 años.

Gabo voltea y lo mira. Termina su bocado, muerde otra vez, se chupa los dedos, luego una servilleta exigida por su padre. Gabo de cama hace unos momentos, Gabo que crece fuera de todas las cosas en un cuerpo deforme que al mirarse es como una broma cruel que le da ojos de chica, busto, caderas; cuyo padre anhela convertirla en una dama de perfumes y paradigmas. Gabo mira a su padre sin escuchar. Aún tiene cachetes de pequeña, y sus ojos se niegan al delineador y rímel, ojos de niña, escondidos con una visera del gorro magenta tejido.

Gabo se sabe niño, y por más que su vestimenta le grita a su padre que no es lo que él cree, el señor de traje y corbata, no puede admitir que su nena es un varón.

El adolescente mira sin ver nada. Ya se cansó de explicar, y la fatiga está saliendo por las pestañas. No hay nada que su papá no pueda hacer, pero atrapado entre ideas, se inutiliza dolorosamente hacia la voz de Gabriela, Gabriel, Gabo. El nombre de varón con el que su padre le nombrara, le permitiría saberse reconocido, mirado, encontrado. ¿O es que todo ha sido una mentira? ¿Acaso él está mal y en realidad no debe sentirse varón, y admitir que es una niña, ponerse aretes y pintarse los labios? Pero cuando hace eso, se marea, le repugna, se siente en un abismo de náusea, porque se traiciona a sí mismo, porque dentro de todo su mundo, no puede concebir que los demás sean tan libres en sus cuerpos y a él le haya tocado vivir dentro de alguien que no reconoce ante el espejo, y que le insistan en que eso que se ve, es él. Él siendo ella, y, aun así, grita dentro de su cabeza “¡Aquí estoy!” sin que nadie pueda escucharle.

Él vive dentro de Gabriela y cada día mira un rostro que no es. Pechos que no son, período menstrual que no tenía que llegar. Él quiere morir para nacer de nuevo con el cuerpo correcto, y a medida que el taco se termina, un trago de cerveza molesta a su papá por tomar la botella de esa forma, porque es machorra.

-No papá, no soy chica. ¿Por qué no puedes ayudarme a corregir las cosas?

Su padre le acerca la tarjeta de un psiquiatra. No mira. No se entera. Gabo es gritos y manotazos en la mesa. Había sido una salida de raro momento con su padre. Nunca habían comido juntos. El padre culpa la ausencia de la madre.

– ¡Ve tú al psiquiatra! Necesitas que alguien te diga que los chicos como yo sí existimos y no es nada malo, sólo necesitamos ayuda para terminar de ser lo que somos. Mírate atrapado en tu traje y tu corbata, en tus relojes caros y tu celular y tus negocios, y a todos los que les das órdenes, pero no puedes hablar conmigo para entenderme.

-Pero yo sólo quiero ayudarte hija. Quiero saber si alguien te ha lastimado tanto que no quieres ser esta hermosa niña que eres, si alguien te ha hecho tanto daño, dime quién es, yo estoy aquí para defenderte. Dime por qué no quieres aceptar que eres una chica, una señorita. ¿Extrañas a tu mamá? ¿Quieres que me case de nuevo, así tienes a una mujer mayor que tu de confianza para hablar de tus cosas? Seguramente que hicimos mal en ponerte en esa escuela tan especial donde todos eran como hippies, y se abrazaban tanto. Seguramente que ahí agarraste estas mañas, pero si vas con el psiquiatra te vas a ir curando. Confía en mí. Y, y, y si eres lesbiana, te acepto hija, de verdad.

– ¡No soy tu hija, soy tu hijo! Y nadie me ha dañado, no tanto como tú tratando de convertirme. No quiero hablar de cosas de chicas con tu novia. No es ese el problema. Y no, no soy lesbiana ¡Soy un hombre! Mírame como hijo papá, mírame, mírame, MIRAME. Cada cosa que me dices es violenta, me agredes porque NO ME ACEPTAS.

Gabo está solo. Mira su celular, chateando con un amigo del grupo trans al que pertenece, y es una de las pocas personas que le sostienen ahora, que le da alternativas para poder lidiar con quien provocó su existencia, y le sugiere que deje ya la conversación antes de que lo sigan presionando. Es un adolescente que no encuentra camino para surgir, se levanta de la mesa, se lleva la cerveza, se va sin su padre. El señor levanta la voz, pero no puede retenerle.

Sus pisadas ahogadas, y otro trago de cerveza acallan la ansiedad que volvería siempre ahí, cuando el mundo le niega su masculinidad. En qué momento el camino hacia este mundo fue un accidente para llegar con este cuerpo desconocido, y no en la perfección desde la que los demás no pueden mirarle.

Camina solo, saca su celular y le llama a su amigo.

-No debí comer con mi papá. ¡Es tan necio! Y quiere que hable con su novia de cosas de chicas ¿Por qué no se entera?… sí, sé que es otra generación, y que es mi papá. Pero podría… no sé, extender el seguro para que me operen, o mandarme a otro lado, o hablar con un médico amigo suyo para que nos hagan un descuento, y me pueda sentir como soy…- Empieza a llorar, la desesperación aventaja a la esperanza.

– Sí, lo sé… estaré ahí… sí, sé que estamos haciendo fondos para todos, y que iremos teniendo nuestra oportunidad… sí, creo que mejor empiezo a trabajar para tener mi propio dinero y hacerme la operación yo… sí, estoy con las inyecciones… ya un poco de pelo, pero no mucho, igual me hace sentir mejor eso… gracias… sí, nos vemos. –

Gabo corta la llamada, respira. Seca sus lágrimas con el dorso de su mano. Quiere vivir, pero no lo dejan existir. El sonido del what’s en su celular le recuerda que al menos, alguien en algún lugar, percibe su hombría, la desea, la espera, y sabe que nació en el estuche equivocado. Laura ama a Gabo que espera nacer de su propio cuerpo.

Un bote de basura recibe la botella vacía de cerveza. Hoy se va a pasar la noche con su novia. Es difícil cada minuto, pero por una noche, podrá ser libremente, el varón que sabe que es.

Invitación a la Asamblea Regional del FIOCSSEM

Toño Madriz rechaza tajantemente actitudes anacrónicas y de confrontación de Silvano Aureoles Conejo

Redacción

El diputado local, Antonio de Jesús Madriz Estrada, criticó acremente al gobernador Silvano Aureoles Conejo por su intentona de retirarse del pacto federal, motivo que aprovechó para comparar: “que el funcionario peor evaluado en reiteradas ocasiones por algunas encuestadoras llama a Andrés Manuel López Obrador a que corrija su política, aun cuando es el presidente de México mejor evaluado en los últimos siete sexenios”.

Aprovechó para sumarse a la posición que este día manifestaron las y los legisladores de Morena, luego del “anacrónico y faraónico evento que el gobernador realizó”, al cual el mandatario denominó: Cierre de Filas por Michoacán, “el cual lo sigue colocando en la añoranza de un pasado al que los mexicanos decidieron de forma aplastante dejar atrás en el proceso electoral del 2018”, dijo el legislador michoacano.

Antonio Madriz enfatizó que con este tipo de acciones Silvano Aureoles busca la confrontación con uno de los mejores presidentes del mundo, por lo que reconoció que no es con este tipo de actitudes como habrán de atenderse las necesidades de Michoacán, “porque México ya cambió, el pueblo es sabio, el pueblo manda, el pueblo es quien rige lo que debe hacer y la postura del mandatario estatal no corresponde necesariamente a lo que quieren la mayoría de los michoacanos”, expresó.

El legislador por Morena enfatizó que el señalamiento de los gobernadores de la llamada Alianza Federalista, donde está incluido el de Michoacán, de retirarse del pacto federal: “es una maniobra a todas luces electoral, antes de que sea algo con un sustento financiero o con un respaldo de la población”, porque indicó que “ningún estado de la república tiene la capacidad económica para sostener el aparato público con sus recursos propios, eso lo sabe incluso el gobernador de Michoacán, cuya administración, por ejemplo, dejó de recaudar impuestos en 2018 por el orden de un 20.6 por ciento menos de lo que tenía estimado y un 15.4 por ciento menos en el rubro de derechos. Es fácil estirar la mano, pero no es responsable dejar de hacer lo propio para hacerse llegar de recursos”.

Madriz Estrada dijo que es con el diálogo y el debate como deben resolverse las controversias que afectan a Michoacán, pues reprobó que Silvano Aureoles haya exhibido “de manera errónea” a los diputados federales de Michoacán, a quienes el ejecutivo estatal, ha llamado traicioneros por el hecho de que desde que asumieron el cargo han estado a la defensa de los intereses de los mexicanos con la desaparición de los fideicomisos, la suspensión del aeropuerto de Texcoco y el ajuste de los presupuestos de acuerdo a la crisis económica actual.

Finalmente, Antonio Madriz subrayó que la reducción de los recursos federales a Michoacán, obedece a la caída que también sufrirá la recaudación tributaria como producto de la crisis económica. “Sin embargo, esta reducción estará por debajo del promedio de las otras entidades. Estados como Nayarit o Quintana Roo tendrán caídas en sus participaciones federales cercanas al 10 por ciento, el promedio de la caída de las 32 entidades será del 6.4 por ciento, mientras que la de Michoacán será de apenas 4.7 por ciento”, apuntó.

Se aproxima más violencia en Morelia y alrededores

Redacción

Grupos armados vinculados al crimen organizado hicieron circular en las redes sociales un video donde adelantan que pelearán por Morelia y otros municipios que actualmente están bajo el control del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que encabeza Nemesio Oseguera, El Mencho.

EL DISCURSO DE MAXIMILIANO REYES ZÚÑIGA

Atilio Alberto Peralta Merino

albertoperalta1963@gmail.com

El equinoccio otoñal dejaba sentir la menor luminosidad que les es propia en nuestras vidas, la ciudad de Culiacán se veía presa de un escenario de conflagración guerrera, y pocas semanas después, mientras deambulaba por la Plaza Rosales, precisamente, llegaría la noticia de que un episodio equivalente se habría suscitado en Santa Cruz de la Sierra desembocando en tal ocasión el derrocamiento del gobierno legalmente establecido por los hombres en dichas latitudes.

México nunca ha sido parte integrante del Comando Sur del Army, no obstante, no deja de llamar la atención que quién estuvo tiempo atrás al frente de tal encomienda, el general John Kelly en aquellos momentos y hasta fechas recientes se desempeña como presidente del consejo nacional de seguridad en la Casa Blanca. “El vago azar o las precisas leyes que rigen este juego: el universo”, habría dicho en diversa ocasión Jorge Luis Borges; permitirían jugar a no dudarse con la imagen y las sombras de las percepciones ; “podría suceder en México lo mismo que había pasado en Bolivia”, divisa que circularía como rumor en muy diversos comederos, hasta llegar a ser relacionados, al menos en el plano del imaginario social con declaraciones un tanto insólitas que correrían a cargo de un ex subsecretario de la defensa nacional en retiro.

El ensueño platónico de “cacerolistas” sin decisión, integrado por “príncipes sin reinos”, “estadistas sin despachos”, “guerreros sin batallas” cobró un eco triunfalista que anunciaba un derrocamiento inminente que a fin de cuentas, contaría en su momento con perspectivas de realización efectiva, de haber sido alguna vez acompañado por  acción política sustentada ideológica y programáticamente, en vez de lo cual las fuerzas políticas fueron sustituidas por gritos histéricos de gerentes mediocres y de una resolución emitida por una legislatura, asimismo conformada por absolutas nulidades políticas.

Hoy queda en el desahogo frustrado de sectores medios carentes por completo de toda educación política, que en afiches dirigidos a la plena estupidez señalan las grandes ventajas que existían en el despilfarro clientelar que les beneficiaba cuando el precio internacional del petróleo llegó a estar a 150 dólares por barril.

Ante el nuevo escenario que se abre en el continente tras el resultado de la jornada comicial ventilada en el Alto Perú, la antigua Organización de Estados Americanos constituida mediante la Carta de Bogotá del 30 de abril de 1948, queda en entredicho y herida de muerte, tras una larga historia de menoscabo en su legitimidad, que arranca desde el momento mismo de su constitución a escasas semanas de que, precisamente en Bogotá , se suscitara la que ha sido catalogada por los historiadores como la primera rebelión popular urbana de la región, suscitada a raíz del asesinato el 9 de abril del abogado penalista y activista político Jorge Eliecer Gaytán.

La legislatura estatal de Aguascalientes, que, en contra de toda disposición constitucional y del Derecho de Gentes emitió un decreto privativo en contra de un ciudadano extranjero al que el gobierno de la República había otorgado la condición de asilado político, queda asimismo herida de muerte en su legitimidad política. El reciente discurso de Maximiliano Reyes Zúñiga pronunciado ante la Asamblea de la Organización de Estados Americanos cuestionando la actuación facciosa de su actual secretario general Luis Almagro, lo perfila a no dudarse como una figura relevante en la conducción de la política exterior del país y en la diplomacia de todo continente.

En consecuencia de lo anterior, resulta del todo conducente esperar sus buenos oficios en torno a los procedimientos de juicio político que al efecto se habrá de seguir, en relación a la expedición del Decreto 269 que fuera formulado por parte de la legislatura que declaró persona “non grata” al entonces asilado en México Juan Evo Morales Ayma, al margen de toda atribución constitucional y en contravención de los compromisos internacionales suscritos por el Estado mexicano. 

CÁRDENAS ANTE ESTADOS UNIDOS

Antonio TENORIO ADAME     

En la próxima semana los ciudadanos estadounidenses irán a las urnas a elegir su próximo presidente. Es una decisión entre la “idiocracia” de Trump y la democracia de Biden.

Los resultados marcarán cambios y/o resistencias políticas en el mundo, con especial atención en México debido a su condición geopolítica de colindancia fronteriza hasta condicionar nuestras instituciones políticas fundamentales,

La relación de México con Estados Unidos es de orden especial pero muy difícil. Sólo en escasas ocasiones el vínculo binacional mostró tendencias al equilibrio y a la cooperación.

Noticias en redes sobre el candidato demócrata a la presidencia de los EE.UU.

Como ocurrió en el régimen de Benito Juárez y después con Lázaro Cárdenas, mientras que durante el periodo de Venustiano Carranza los intentos de abusos de poder del vecino fueron frenados.

Hoy la 4T enfrenta una relación vulnerada con la detención del General Cienfuegos involucrado en presunta complicidad criminal, a la par que los representantes denuncian la política de energéticos preferente a Pemex, actitud oficial que afecta el Tratado de Libre comercio del TMEC.

Pese a los desafectos se insiste en ofrecer una relación obsequiosa en función de esperar un cambio generoso o de interés político generado desde dentro del gobierno de Washington. Lo que quizás suceda si el presidente Trump sufre una derrota en las urnas.

Durante los doscientos años de nuestra vida independiente la relación diplomática ha sido difícil, con el atenuante de los periodos de gobierno de Benito Juárez, y de Lázaro Cárdenas, gobiernos que operaron en contrapartida con las administraciones de Abraham Lincoln y Franklin Delano Roosevelt, durante periodos que estuvieron bajo el aciago de la amenaza compartida de la guerra de orden civil y la segunda de carácter mundial.

El gobierno liberal encabezado por Benito Juárez se vio afectado por la Guerra de Reforma 1858-1861, así como la invasión extranjera del Segundo Imperio 1861-1867, confrontaba la hegemonía del control religioso del Vaticano en el nombramiento. Posteriormente la pretensión de Napoleón II por imponer un Imperio.

 Esta lucha por el restablecimiento de la República estuvo sincronizada históricamente con la Guerra civil entre el Gobierno de Lincoln contra los confederados quienes buscaban la división territorial de Estados Unidos con el derecho a la posesión de esclavos. La victoria forjada dio lugar a la reafirmación del fin del colonialismo europeo sobre América y a la vez al inicio del término de la esclavitud con las libertades civiles en la Unión Americana.

Cabe admitir que el gobierno de Venustiano Carranza también fue una administración puesta a prueba por el desasosiego de Woodrow Wilson, (1913-1921), quien no cesó de presionar con intervenciones directas para tratar de doblegar la naciente soberanía de la Constitución recién aprobada en Querétaro en 1917, lo que tuvo como respuesta una valiente y legítima diplomacia en la Doctrina Carranza, así se supo aprovechar los errores y la situación frágil geopolítica del coloso del norte al quedar atrapado por la Primera Guerra Mundial,  el gobierno emanado de la Revolución mexicana impidió que los asuntos de México se decidieran a la sombra de la Casa Blanca. Quizás el famoso “Telegrama Zimmerman”, reforzaría en EEUU los sostenes de importancia de México como un vecino mesurado sin ambiciones expansionistas.

Uno de los aspectos sobresalientes del régimen de Cárdenas 1934-1940 fue sin duda, su política exterior, enmarcada en la multilateralidad diplomática, así como en la política de” no intervención y autodeterminación”, con el añadido de una sociedad abierta a los perseguidos políticos. Tanto el reparto agrario como la Expropiación petrolera, además de su efecto en la justicia en la equidad de la riqueza y la propiedad dieron lugar a un ajuste histórico de adecuar la propiedad originaria de la nación con las formas sociales de producción presentes entonces. Ahí se define la clave de una revolución capaz de reconvertir el lastre del pasado colonial en una sociedad dinámica abierta a su transformación recurrente. No obstante, las desviaciones sufridas con posterioridad.

Telegrama Zimmermann / Fuente http://www.archives.gov

El trato excepcional que Cárdenas tuvo para aprovechar la opción histórica del país vecino, debe entenderse en la situación del riesgo límite de la seguridad nacional de los Estados Unidos: su seguridad nacional.

Una lectura a la que tuvo acceso al comprender que Franklin Delano Roosevelt rescataba a un país en la depresión de 1929, a la vez que se insertaba en el conflicto bélico mundial contra el faci-nazismo, así como también con la circunstancia de conocer el problema de la guerra civil mexicana al haber participado en la invasión a Veracruz en 1914 La historia no deja de dar sorpresas, con la emersión de almas gemelas forjadas en la adversidad: Cárdenas – Roosevelt.

El nuevo escenario de la diplomacia mexicana fue modificado con el trato preferencial bilateral, los acuerdos bilaterales, el intercambio se volvió más específico, pero no mejor comprendido a la vez que se perdió fortaleza en la negociación, al grado que en la actualidad instituciones y organismos estadounidenses son capaces de tomar decisiones que corresponden a la soberanía mexicanas,

El panorama se ensombrece más aún cuando el gobernante de la Casa Blanca retornó a los viejos estilos de la supremacía blanca para tratar de rescatar la pérdida de competitividad de la economía americana, utilizando estereotipos del racismo y la discriminación con el fin de insultar, degradar y atentar al decoro del respeto a la dignidad de las personas y las naciones.

Y ese es el riesgo de la reelección de Trump con un gobierno de “los idiotas”: la “idiocracia”

Por eso es necesario resurja la inteligencia diplomática mexicana

¿No cree usted?